sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 19.03.2019

ww2.autoscout24.es?article=645906

Presentación: Mazda CX-30

El punto medio

La gama SUV de Mazda aumentará con la llegada de este CX-30. Situado entre medias de los actuales CX-3 y CX-5 comparte numerosos detalles con el nuevo Mazda3. Llegará a finales de año y entre sus motores, estará el esperadísimo Skyactiv-X con encendido por compresión.

Hace unos días os hablamos de la posibilidad de que el nuevo SUV de Mazda se llamase CX-4. Sin embargo la firma asiática ha decidido apostar por el nombre de CX-30 para identificar al nuevo todocamino que se posicionará entre el CX-3 y el CX-5.

Este inédito modelo carece de la línea deportiva que mostraba el teaser del posible CX-4, por lo que todo hace indicar que este último se destinará a otros mercados (posiblemente el chino o el norteamericano). Por su diseño, parece una combinación entre el CX-5 y el recientemente renovado Mazda 3 (que pudimos probar hace unas semanas en Lisboa), sobre todo en la parte final del vehículo. Para enfatizar su carácter SUV, los diseñadores nipones no solo han recubierto el perímetro inferior del vehículo con los típicos plásticos negros, sino que estos son mucho más prominentes que en otros vehículos.

Con todo, este nuevo CX-30 tiene una longitud de 4,40 metros, seis centímetros por delante del Mazda 3, una anchura de 1,80 y una altura de 1,53 metros. El habitáculo mantendrá la amplitud del compacto y ofrecerá un maletero de 430 litros, algo justa si lo comparamos con los que serán sus principales rivales: Nissan Qashqai, SEAT Ateca, Skoda Karoq, Hyundai Tucson, Peugeot 3008…

Con Skyactiv-X

Bajo el capó, Mazda no ha especificado demasiados detalles relacionados con la gama, pero sí confirma que este CX-30 estará disponible con la gama actual de propulsores Skyactiv-G y Skyactiv-D, previsiblemente de 122 y 116 CV, respectivamente (los mismos del Mazda3) a los que se sumará más adelante el revolucionario propulsor Skyactiv-X con encendido por compresión.

La firma asiática combinará cajas de cambio manuales y automáticas, así como sistemas de tracción delantera o total iACTIV AWD. Además, el bloque de gasolina sumará un sistema de micro-hibridación con una batería de 24 Voltios que, en nuestro mercado, le permitirá gozar de la etiqueta ECO de la DGT con las bonificaciones que esta añade. Por último, Mazda confirma que los pedidos del CX-30 se abrirán a mediados de año para, a finales del mismo, ponerlo ya a la venta.