sin imágenes
AutoScout24
AutoScout24 Revista

Fecha de publicación del artículo 01.04.2008

ww2.autoscout24.es?article=70455

Reportaje: BMW X5 Hamann

¿Cuanto queda del X5?

El término "flash" puede tener múltiples acepciones en su traducción al castellano. A saber, esta palabra puede ser entendida como destello, como ráfaga o como un simple artilugio merecedor de fotógrafos. Pero también tiene un significado aparentemente oculto: en algunos argots, este término puede ser entendido como “macarra, hortera”.

Como esto es una mera cuestión de interpretación, nosotros nos quedamos con la primera: el X5 Hamann Flash es un destello en un segmento olvidado, el de los crossover.

Una corpulenta figura

Hamann se ha atrevido a meter mano en el X5 y ha puesto de tiros largos al más exitoso de los SUV que han existido. El X5 ha recibido cambios hasta en el último resorte de su cuerpo. Ningún rincón se ha dejado como estaba. ¿Condicionará esto su impecable conducción?.

Cada unidad de potencia cuenta, por mínima que sea. ¿Y cómo se consigue sacar energía de un motor ya potente de por sí?. Hamann ha reprogramado el MOTRONIC de serie en el X5 (la centralita electrónica que calcula la mezcla de aire/gasolina adecuada) para adaptarlo a su nueva figura y musculatura. Cada uno de los cuatro motores adaptables al Hamann Flash (3.0si, 3.0d, 3.0sd y 4.8i) han crecido en potencia y par motor.

Por fuera tiene cambios de los pies a la cabeza. Del frontal a la zaga. Un frontal delantero mucho más ancho, faldones que recorren toda la batalla de la carrocería y un discreto alerón en el techo.  ¿Y en el interior? Hamann personaliza todos y cada uno de sus modelos a gusto del cliente. ¿Qué queremos una Play Station instalada y un sistema DVD con sonido envolvente? Aquí lo tiene, señor. Todo lo demás viene de serie: alfombrillas con el logo de Hamann, pedales en aluminio, detalles en la consola central…

Milímetros de precisión

Hamann ha conseguido reducir el centro de gravedad de este X5 con un reajuste del programa de suspensiones y así ganar estabilidad en el eje trasero. Para aquellos modelos capaces de regular el nivel de la suspensión, Hamann ha hecho descender la amortiguación 4 cm en la parte delantera. Para aquellos los demás, ha reducido 4 cm en la delantera y 3 cm en la trasera.

Elegir las ruedas adecuadas puede llevar un largo periodo de indecisión a todo aquel que quiera comprarse un Hamann Flash. Las combinaciones posibles son imponentes, ya que tenemos cuatro series diferentes (Anniversary I y II, PG3 y Edition Race) en una infinidad de medidas que llegan hasta las 23” (sin palabras) y hasta un perfil 25. Por tanto, elijan bien y tengan cuidado por donde hacen circular a estos números. Si les sirve para ganar tranquilidad, sepan que los frenos van en consonancia con el neumático. La parte delantera utiliza unos discos de aluminio de 405x34 milímetros y la trasera 345x28 (seis y cuatro pistones respectivamente).