Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Reportaje: Conductores

Reportaje: Conductores

Consejos para comprar tu primer coche

02.07.2015

¡Por fin lo has conseguido! Tras meses de duro esfuerzo, clases, cientos de test de autoescuela y un sinfín de clases prácticas, has aprobado el examen de conducir (esperemos que a la primera). Todo son alegrías, saltos, risas y la felicidad te envuelve pero aún te queda lo más importante para estar del todo contento: el coche. De momento has decidido adquirir uno nuevo y, dado que es una gran inversión, lo mejor será que no te dejes llevar por la emoción del momento y seas razonable a la hora de elegir un coche. Por eso déjate guiar por los expertos y, como sucede aquí, sigue las recomendaciones que te damos para que quedes satisfecho con tu primera compra.

Aunque creas haber liberado todo el estrés que tenías dentro una vez que el examinador de la DGT te ha comunicado que habías aprobado y que en poco menos de un mes recibirás tu nuevo carnet de conducir, lo cierto es que ahora te queda otro enorme trabajo por delante: comprar un coche. Estamos seguros de que has leído nuestro reportaje sobre los consejos para la compra de un coche usado pero dado que un V.O. no se encuentra entre tus opciones, aquí te proponemos una serie de consejos para que tur primer coche, nuevo, sea el mejor que tengas nunca.

Analiza tu día a día: Elige un coche que se adapte a tus necesidades. Analiza cómo es un día en tú vida, si puedes aparcar en tu entorno de trabajo y/o estudio, si es preferible que vayas en transporte público… y piensa a la larga, ya que debes tener en cuenta que la vida media de un vehículo es de 10 años. Dependiendo de tu edad, evalúa tus posibles necesidades futuras (niños, viajes, familia, amigos, novia/o…).  

Fíjate un presupuesto: En relación con el primer punto, este quizá sea uno de los más importantes. Bien es cierto que a todos nos gustaría tener aparcado el Ferrari LaFerrari o el McLaren P1, pero la realidad es que nuestros bolsillos no dan para tanto. Valora tu poder adquisitivo y tu posibilidad de endeudamiento a largo plazo. Se realista y no compres un vehículo por encima de tus posibilidades.

Estudia el mercado y no tengas prisa: Aunque te parezca increíble, comprar un coche a principio de año siempre es más caro que a finales. ¿La razón? Porque durante los últimos meses, cada concesionario quiere haber vendido el mayor número de unidades posibles. De ahí que en diciembre, aparezcan campañas extraordinarias de ‘fin de año’ o que los descuentos que te proporciona el propio vendedor son más elevados. El final del verano es también una época propicia para preguntar ya que durante los meses de mayo y junio, muchos compradores buscan adquirir un vehículo nuevo para estrenarlo en vacaciones. Ten paciencia y espera el mejor momento.

Visita más de un concesionario: Como te decimos, los concesionarios buscan vender el mayor número de unidades posibles. Por ello, juegan con las campañas para captar al cliente. De ahí que sea recomendable que visites varios para ver cuál es el que te ofrece las mejores condiciones.

Sé un poco escéptico: Complementando al anterior punto, ve un poco a la defensiva y no te creas todo lo que te dice el comercial. Como es obvio, su trabajo es vender y hará todo lo posible para lograrlo. De nuevo, ve con calma y analiza si te convence o no. Evita que te pueda la presión. Además, elige un momento del día en el que el concesionario no reciba mucha gente, un día de diario por la mañana, ya que te podrán atender con más calma y de manera más sosegada.

Pide una prueba de conducción: No cometas el error de dejarte llevar por las apariencias porque aunque lo primero que nos atraiga sea el diseño de un coche, lo realmente importante es conocer cómo se comporta y si estamos a gusto conduciéndolo. La impresión que te lleves a casa será la que al final te haga decidir de si el vehículo te convence o no.

Diesel o gasolina: Es la eterna pregunta… y con ella casi volvemos al primero de los consejos. Haz un cálculo aproximado de los kilómetros que realizarías para, a partir de ahí, valorar qué opción te compensa más. Por debajo de 20.000 kilómetros, elige un motor de gasolina. Los actuales consumen muy poco y responden a las mil maravillas. Además, deberás tener en cuenta todos los gastos que derivan de ellos, como la ITV, el mantenimiento… Así como los gastos derivados del coche (neumáticos, luces…).

Revisa bien el contrato: Si ya tienes tomada la decisión y has concretado todos los puntos, antes de cerrar el trato definitivamente, revisa bien el contrato. Asegúrate de que todo coincide con el presupuesto prefijado y que no hay más gastos complementarios. Pregunta todo lo que se te ocurra y no peques de sabiondo. Por último que te repitan las condiciones de la garantía, detalladamente, para que luego no haya problemas en el caso de que tengas algún percance.

Inspecciona el coche antes de salir: Una vez tengas el coche en la puerta del concesionario, revísalo bien a fondo. Busca arañazos, defectos, abollones, comprueba el estado de las ruedas, que tenga los triángulos y los chalecos de emergencia, la rueda de repuesto… y si has pagado por extras como alfombrillas u otros accesorios, comprueba que estén en la unidad.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.