Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto KIA ProCeed

Primer contacto: KIA ProCeed

Nuevos aires de familia

21.01.2019

Tras conocerlo en persona hace algo más de medio año, por fin nos hemos podido poner al volante del nuevo KIA ProCeed, la versión familiar con tintes deportivos de la nueva generación del Ceed. Ya está a la venta desde 23.720 €.

Poco antes del verano, KIA nos citó en Barcelona para conocer la segunda de las carrocerías que conformarán la gama de la nueva generación del Ceed. Bautizado como ProCeed, la firma coreana transformó por completo esta nomenclatura pasando de un tres puertas a un familiar. No obstante, el nexo en común entre ambos reside en ese espíritu deportivo otorgado por un diseño cupé.

Galería: Primer contacto KIA ProCeed

Pues bien, ahora nos hemos vuelto a trasladar a la Ciudad Condal para conducirlo y, de paso, disfrutar igualmente de la que será la versión más prestacional de la familia Ceed, el Ceed GT.

Diseño cautivador

Como ya ocurrió en estático y con el puerto de Barcelona a sus espaldas, el diseño de este ProCeed nos ha vuelto a dejar boquiabiertos. A destacar, principalmente, la pronunciada caída del techo que ofrece en su parte final con la que este KIA entra de lleno en el segmento de los Shooting Brake.

Galería: Primer contacto KIA ProCeed

Una categoría creada y monopolizada por Mercedes-Benz, ya que sus CLS y CLA son los únicos que la conforman, y a la que ahora llega KIA con un modelo mucho más accesible económicamente que los alemanes. Porque los 23.720 € de los que parte, con descuentos, suponen 16.805 € de ahorro frente al CLA Shooting Brake.

Pero cuestiones monetarias al margen, KIA no pretende competir directamente contra el CLA de Mercedes-Benz, sino democratizar un segmento poco explotado por el reto de fabricantes generalistas. La firma coreana es, por tanto, la primera en ofrecer un modelo de estas características.

Galería: Primer contacto KIA ProCeed

Con 4,60 metros de largo, su principal foco de atención es la mencionada zaga. Atractiva y sugerente, su línea recuerda bastante a la del Porsche Panamera Sport Turismo, más aún si nuestros ojos desembocan en una firma lumínica que conecta los grupos ópticos traseros mediante una tira LED.

Muy capaz

Pese a su diseño, el ProCeed hace gala de un interior muy capaz. Los 594 litros de maletero se sitúan justo entre medias de los 528 litros del Ceed 5 puertas (del que estamos ya preparando la prueba en profundidad) y los 625 litros del Ceed Tourer (cuya comercialización arrancará en un par de meses); mientras que la zona posterior es perfectamente útil para adultos de 1,85 metros.  

Galería: Primer contacto KIA ProCeed

Un servidor, con su 1,79 metros de altura, todavía gozaba de cuatro dedos para tocar el techo, mientras que en lo referente al hueco para las rodillas y con el asiento delantero colocado en mi posición, el espacio sobrante superaba el palmo y medio. Los únicos puntos débiles: la anchura, por un lado, poco apta para tres ocupantes, y por otro, los pocos huecos portabojetos repartidos en dicha zona.

Delante, poco más que añadir que lo ya visto en la nueva generación del Ceed. Al tratarse de los acabados más altos, GT Line y GT, el diseño del salpicadero y los asientos está enfocado hacia un estilo más deportivo. Prueba de ello son el volante achatado, las butacas con mayor agarre, los pedales de aluminio, los pespuntes en contraste o las pantallas exclusivas del cuadro de instrumentos.

Entramos en acción

Pero dado que estamos en la presentación dinámica del ProCeed, lo que toca es conducirlo. Para ello, KIA puso a nuestra disposición tres de los cuatro motores que conforman la gama. Así, a excepción del 1.0 T-GDI de 120 CV que llegará un poquito más adelante, pudimos probar tanto el 1.4 T-GDI de 140 CV como el diésel 1.6 CRDi de 136 CV y, claro está, la joya de la corona, el 1.6 T-GDI de 204 CV correspondiente a la variante GT.

Galería: Primer contacto KIA ProCeed

La primera parte de la ruta discurrió con el gasolina de 140 CV. Un bloque que, justamente habíamos dejado unas horas antes en la central de KIA en Madrid tras estar probándolo en el cinco puertas (del que ya os hemos comentado que tendréis la prueba en pocos días). Asociado al cambio manual de seis relaciones, destaca por su elasticidad, su empuje desde un régimen bajo de vueltas y su escasa sonoridad.

En autopista va más que sobrado, mientras que en tramo de carretera secundaria resulta más que suficiente para pasar un buen rato entre curvas. En este contexto también hay que ensalzar la excelente puesta a punto del vehículo, con una dirección precisa, una transmisión (en este caso la automática DCT de siete relaciones) rápida y con poco lag, y una suspensión firme que sujeta con solvencia la carrocería pero no llega a incomodar en circulación cotidiana.

Galería: Primer contacto KIA ProCeed

Sensaciones que se mantienen con el 1.6 CRDi de 136 CV, sustituyendo la finura y la rumorosidad del bloque de gasolina (este suena más) por un consumo casi exiguo. Porque combinando tramos de carretera secundaria con otros de autovía, el diésel con cambio manual no superó los 5,6 l/100 km, es decir, un par de litros menos que el 1.4 T-GDi. Una demostración más de que el diésel se mantiene como la apuesta para aquellos que quieran un vehículo rutero y vayan a realizar un elevado número de kilómetros al año.

Experiencia GT en carretera…

Pero el plato fuerte de la presentación era el GT. Con sus 204 CV listos para galopar bajo el capó, primero tocó probarlo por las sinuosas curvas de la sierra de Montserrat. Entre sus macizos, el sonido petardeante de su escape retumbaba pero sin llegar a molestar, mientras que desde el puesto de conducción un servidor no podía borrar la sonrisa de su cara.

Galería: Primer contacto KIA ProCeed

Aunque toda la caballería hace acto de aparición a las 6.000 rpm, desde las 1.500 vueltas ya contamos con todo el par disponible. Los 265 Nm generados se estiran hasta las 4.500 rpm, permitiéndonos gozar de un excelente empuje en todo el rango medio de revoluciones. No es salvaje, pero sí resulta divertido de manejar porque basta pistar el acelerador para encontrar poderío.

Tal es así que casi podemos olvidarnos de la caja manual de seis relaciones, de excelente tacto y precisión cuando sí tenemos que echar mano de ella. Dinámicamente se le nota más aplomado, en parte gracias al trabajo efectuado en la suspensión, que además de reducir la altura libre al suelo en 10 mm, cuenta con muelles y amortiguadores más firmes (13% los delanteros y 44%, los traseros).

… y en circuito

Sin embargo, para sacarle todo el jugo al ProCeed GT, la marca nos brindó la oportunidad de rodar en el circuito de Castellolí. Ocho vueltas a fondo que sirvieron para confirmar que el perfecto ProCeed GT es aquel que asocia su motor 1.6 T-GDI al cambio manual de seis relaciones. No decimos que el automático de siete sea malo, pero si queremos realizar una conducción 100% deportiva, el elegido ha de ser el manual.

Galería: Primer contacto KIA ProCeed

Con él no obtuvimos ninguna sensación de vacío al acelerar, cosa que el DCT sí, sobre todo en las reducciones bruscas y la posterior aceleración a fondo. Cierto es que antes habíamos alabado la falta de retardo en el 1.4 T-GDI, pero en este GT sí fue más acusada. Por eso, a los mandos del manual, con nosotros mismos realizando las transiciones (gracias al exquisito tacto de la palanca), la diversión fue incluso mayor.

Donde no hay peros, como decíamos, es en el paso por curva. El coche se siente rápido y ágil, incluso pese al incremento de longitud respecto al Ceed. El voladizo trasero apenas es intrusivo, como ocurre con el control de estabilidad. Cierto es que si superamos el límite o somos más generosos con el pedal derecho, el coche tenderá a subvirar, pero en términos generales la estabilidad general es muy sobresaliente.

Ya a la venta

Dado su carácter pseudo exclusivo, KIA ha decidido que los ProCeed se vendan con los acabados más altos: GT Line y GT (exclusivo del motor de 204 CV). Un hecho que implica que todos aquellos que opten por ellos, se llevarán un vehículo muy bien equipado, con elementos de fábrica como los faros LED, el techo solar panorámico, pantalla central de 8 pulgadas con navegador y sincornización móvil mediante Apple CarPlay o Android Auto, climatizador bizona, cargador inalámbrico, sistema de mantenimiento de carril, detector de ángulo muerto, alerta por colisión frontal, cambio automático de luces de carretera…

Una amplísima dotación de serie por un precio de 23.720 € para el gasolina de 120 CV, 24.720 € para el de 140 CV y 25.710 € para el diésel. Por su parte, el ProCeed GT parte de un precio 28.670 € con cambio manual. Aquellos que quieran un GT Line con el equipamiento de un GT, podrán optar por el paquete Premium (salvo el 1.0 T-GDI) que por algo más de 2.000 € incluye asistente de frenada de emergencia  en ciudad con reconocimiento de peatones, tapicería en piel, volante calefactable, asientos delanteros regulables eléctricamente con ajuste lumbar y función de memoria para el del conductor, asientos delanteros y traseros calefactables y delanteros ventilados o el portón trasero eléctrico con función manos libres.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.