Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto BMW Serie 3

Primer contacto: BMW Serie 3

Maravilloso

11.04.2019

Ya nos hemos subido a la séptima generación del BMW Serie 3. El rey dinámico del segmento D Premium llega con un sinfín de argumentos innovadores a los que, de manera sorprendente, se une un comportamiento infinitamente superior al de su predecesor, más aún con el motor gasolina de 258 CV que da nombre a la versión 330i.

Hace unos meses ya os trajimos toda la información relacionada con el lanzamiento de la séptima generación del BMW Serie 3. Pues bien, ahora, esta séptima entrega ha caído durante un breve periodo de tiempo en nuestras manos para poder realizar este primer contacto que aquí te traemos.

Galería: Primer contacto BMW Serie 3

Citados en el Museo Lázaro Galiano donde la firma lo ha estado exponiendo para que cada viandante que quisiera pudiera conocer de primera mano toda la tecnología que aglutina, elegimos para nuestra prueba un 330i M Sport en un precioso color verde dorado perteneciente al departamento Individual, en el que cada cliente puede escoger, casi a su gusto cómo quiere que sea su BMW en materia de tonalidades, tapicerías, molduras, llantas, inserciones…

Elementos que analizaremos en una futura prueba en profundidad. Porque aquí, lo que nos interesa es saber si la séptima generación de la berlina media Premium mantiene intacto todo su dinamismo, lo mejora o, esperemos que no, lo empeore. No os preocupéis que hacemos spoiler y ya os comentamos que la última de las opciones está completamente descartada y lo único que ha conseguido BMW con este nuevo Serie 3 (conocido internamente como G20) es mejorar lo que parecía inmejorable.

Entorno tecnológico

Sin embargo, antes de entrar en materia, el inicio de la ruta la realizamos en el asiento del copiloto. Un tiempo valiosísimo que nos permite indagar y analizar un poco más cómo es el entorno de este BMW Serie 3. Tampoco encontramos sorpresas y lo cierto es que esta nueva entrega sigue evolucionando en lo que a calidad percibida se refiere hasta el punto de que es prácticamente un calco a la de su hermano mayor, el Serie 5.

Galería: Primer contacto BMW Serie 3

Ocurre algo similar con el confort. Si te bajaras de un Serie 5 y te metieras en nuestro Serie 3, apenas notarías diferencia, lo cual es muy positivo para nuestro protagonista y ¿no tan bueno para el Serie 5? En realidad no, porque el estatus de la gran berlina alemana se encuentra aún muchos puntos por encima de esta séptima generación, aunque tendrá que andarse con ojo.

Gracias al aumento de 4,1 cm en su distancia entre ejes, hasta los 2,85 metros, los posibles ocupantes de las plazas traseras también notarán una mejora sustancial en el espacio para las rodillas, los hombros e incluso la cabeza. Por su parte, la capacidad del maletero se mantiene en los 480 litros de su predecesor, pero la ventaja reside en que se ha aumentado el tamaño de la boca de carga, siendo más fácil la carga de objetos.

Galería: Primer contacto BMW Serie 3

Volviendo al puesto de conducción donde me encuentro y mientras mi compañero sigue ratoneando por Madrid a la espera de salir a la autovía, tengo tiempo para ‘jugar’ con todas las novedades que ofrece a nivel tecnológico. Este Serie 3 presenta la última evolución del sistema multimedia de la marca, plasmado sobre una pantalla hasta de 10,25 pulgadas (de serie viene con otra de 8,8). Mantiene las funciones del control gestual, aunque añade nuevos gestos para cambiar de emisora, subir el volumen… Resulta más sensible que antes y a poco que seas una persona efusiva y muevas mucho las manos mientras hablas, estarás cambiando de emisora constantemente.

Ahora bien, su principal novedad es el asistente personal que responde al comando vocal “Hola BMW” ofreciéndonos un amplio rango de posibilidades sin necesidad de desviar la mirada. Posibilidades como “ajusta el climatizador a 21º”, “tengo hambre, busca un restaurante”, “chequea el estado de los frenos” e incluso “estoy cansado, tengo sueño” ante lo cual el sistema elevará el volumen de la radio, cambiará la iluminación ambiental y activará el A/C al máximo con una temperatura baja. Todo ello, además, discriminando la voz del conductor de la del acompañante.

Galería: Primer contacto BMW Serie 3

Adicionalmente y como novedad en la gama, este BMW también cuenta con un cuadro de instrumentos digital, con un tamaño de 12,3 pulgadas y con tres posibilidades de configuración. Ofrece diferentes submenús para poder visualizar el mapa, las fuerzas G o los diferentes datos del recorrido.

Lo hace solito

Ya por último y para cerrar el capítulo tecnológico, este Serie 3 también suma un sinfín de elementos de seguridad con los que se equipara no solo al Serie 5, sino incluso al Serie 7 o X5. Además del Driving Assistant Professional que aglutina varios de estos sistemas para obtener un nivel 2 de conducción autónoma, la berlina media estrena el asistente de conducción marcha atrás.

Galería: Primer contacto BMW Serie 3

Con él, el conductor tendrá que dejar de preocuparse a la hora de realizar la maniobra de marcha atrás en un entorno extremadamente justo evitando así rozaduras en su carrocería. Lo hará porque el vehículo es capaz de memorizar los últimos 50 metros realizados para, en caso de tener que retroceder, hacerlo él de manera autónoma, reproduciendo los mismos movimientos que hicimos hacia adelante, sin necesidad de que nosotros intervengamos, a excepción quizá del freno. Eso sí, para que funcione, en la maniobra inicial no deberíamos de haber superado los 35 km/h.

Entramos en materia

Una vez el compañero finaliza su prueba de conducción, nos toca. Sentados frente al volante, la percepción cambia. Todos los mandos están orientados hacia nosotros, mientras que la postura de conducción es sorprendentemente baja. Nos familiarizamos con el nuevo túnel central en el que, alrededor de la palanca de cambios, se aglutinan muchos de los comandos destinados a la conducción, incluyendo el botón de arranque, que por primera vez se coloca ahí.

Galería: Primer contacto BMW Serie 3

Pulsamos y el motor se activa soltando un ligero bramido. De los cuatro motores disponibles, hemos escogido el 330i que no solo es el único representante gasolina, sino que es el más potente… hasta la llegada en unas semanas del excelente M340i asociada al acabado M Sport (con detalles estéticos específicos y una dinámica ligeramente modificada). Bajo el voluminoso capó se esconde un 2.0 litros de cuatro cilindros en línea que genera 258 CV de potencia y 400 Nm. El viaje de ida realizado por mi compañero nos ha llevado hasta el embalse de Valmayor, por lo que a un servidor le toca regresar a Madrid. Antes, sigo un poco en dirección El Escorial por la enorme recta de la M-510. Al no aproximarse nadie, hago uso de su capacidad de aceleración. Semáforo mental en verde y despego. En 5,8 segundos este 330i ya ha alcanzado los 100 km/h. La sensación no es trepidante (no nos pegamos al asiento) pero sí satisfactoria.

La caja de cambios automática Steptronic de 8 relaciones y el modo Sport me han permitido estirar al máximo las revoluciones… mientras que los frenos M en opción, han detenido los 1.545 kilos como si nada. Mi cabeza sabe que he de volver a la autovía pero mi corazón me pide carretera sinuosa así que antes de lanzarme a poner el control de velocidad adaptativo, trazamos unas pocas curvas. Las suficientes para darme cuenta de lo directa que resulta la dirección y lo exquisito que es la comentada transmisión.

Galería: Primer contacto BMW Serie 3

Pero por encima de ellas, destacaría de nuevo el chasis, respondiendo así a la pregunta formulada al principio. Sí, este Serie 3 G20 ha conseguido algo increíble, batirse a sí mismo. La berlina germana tiene una pisada excelente (algo que corroboramos incluso en autovía) y es sencillísimo ir rápido sin perder un ápice de tracción. El coche te permite jugar con la trasera en todo momento, sin llegar a descolocarla incluso cuando creías que sí iba a ser así (otro tema es desconectar los controles). El sonido no llega a ser bronco pero en modo Sport sí retumba lo justo al dejar el vértice atrás.

Al llegar inevitablemente a la autopista, activo modo Comfort o, si quiero ahorrar un poco más, Eco. La suspensión adaptativa (opcional) permite que afrontemos un viaje de vuelta cómodo, tranquilo y que nos permita comentar lo bien que se mueve este séptimo Serie 3 hasta que realizo un gesto y por el espectacular (pero carísimo) sistema de sonido Bowers & Wilkins empieza a sonar el dichoso Reggeton de la emisora… Algo malo debía de haber.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.