Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Presentación Audi A8

Presentación: Audi A8

Su coche, majestad

12.07.2017

Audi presenta la cuarta generación del A8. Un modelo que además de confort, eficiencia y lujo será uno de los más inteligentes del mercado. Llegará en otoño… y te podrás tomar un café mientras estás sentado al volante… ¿quieres saber por qué?

Tras las renovaciones de los BMW Serie 7, Mercedes-Benz Clase S o Porsche Panamera, le tocaba el turno a uno de los grandes iconos del segmento de las berlinas de representación: el Audi A8. Un vehículo que, tras ir mostrando información con cuentagotas, por fin se ha desvelado por completo en un acto celebrado en Barcelona conocido como el Audi Summit.

Como es tradición en la firma alemana, la cuarta generación del A8 no supone una revolución a nivel estético, aunque de un primer vistazo sí se vislumbra una evolución de la conocida parrilla Singleframe de la marca, ahora más más baja y ancha, así como una nueva firma luminosa. En este sentido, los faros delanteros también incorporan un avance en lo que a la tecnología LED matricial se refiere ya que los nuevos HD Matrix LED están compuestos por 32 diodos activos con una mayor capacidad de iluminación. De manera opcional se podrá equipar la tecnología láser (lo delatan los detalles en azul). Mientras que en su parte trasera los grupos ópticos nos solo estarán unidos mediante una tira LED roja (similar a la de los Porsche) sino que emplearán la tecnología OLED para iluminarlos. El conjunto externo se completa con llantas de aleación de 17 a 21 pulgadas y una paleta de colores formada por 12 tonalidades sin contar, claro está, todo el catálogo Audi Exclusive.

Galería: Presentación Audi A8

Elementos que serán comunes en las dos carrocerías disponibles, corta y larga, habiendo ambas aumentado ligeramente su cota de longitud. Sí, con 3,7 centímetros de adicionales, los nuevos A8 y A8L cifran nada menos que 5,17 y 5,30 metros de largo. Una ganancia que tiene su razón de ser en el empleo de una nueva plataforma, la cual, también ha permitido reducir ligeramente su peso gracias al empleo de materiales livianos como el carbono, el aluminio, el magnesio y el acero.

Adiós al MMI

De puertas para dentro, la principal novedad reside en la supresión del mando giratorio MMI. En efecto, la marca de los cuatro aros dice adiós a uno de sus elementos más representativos. De esta forma, la pantalla central (desde la que se controlan casi todas las funciones del vehículo) pasa a ser completamente táctil, aumentando al mismo tiempo su tamaño hasta las 10,1 pulgadas. Y puestos a entrar en la era ‘touch response’ qué mejor que hacerlo con una segunda superficie táctil, algo más pequeña (de 8,6 pulgadas) desde la que se podrá manejar el sistema de climatización. Por último, el A8 incorpora otra pantalla más: el Audi virtual cockpit que convierte el cuadro de instrumentos en un monitor de 12,3 pulgadas de alta resolución y totalmente configurable.

Galería: Presentación Audi A8

Déjate llevar

El espacio interior será amplísimo, tal y como demuestra una distancia entre ejes de 3 y 3,13 metros dependiendo de la carrocería escogida. De esta forma, los pasajeros traseros gozarán de todo el espacio que puedan imaginar, sin obviar claro está el alto grado de confort del que hará gala el nuevo A8. En este sentido, la voz cantante la llevará el A8 L, donde no solo se podrá contar con dos asientos individuales, eléctricos, calefactables, ventilados y con función masaje, sino que además ofrecerá la posibilidad de desplazar el del copiloto hacia delante para poder estirar por completo las piernas. Sí, esta función ya la ofrece el actual A8 L, pero la novedad reside en que el propio apoya pies estará calefactado y tendrá masaje. Este elemento formará parte de un total en el que se incluyen, además, el sistema de entretenimiento trasero (con dos pantallas de 10,1 pulgadas extraíbles).

Galería: Presentación Audi A8

Asistencia eléctrica

Pero también habrá lugar para que el conductor disfrute… y no solo por la tecnología mencionada, sino porque bajo el capó habrá disponible una amplia variedad mecánica. En concreto, se contabilizarán seis, aunque desde el inicio de su comercialización, prevista para octubre el A8 solo estará disponible con dos motores, un gasolina de 340 CV y un diésel de 286 CV, ambos con un bloque V6 de 3.0 litros. Una de las grandes novedades de ambos es que los dos se complementarán con una batería de ión litio de 48 voltios situada en el maletero que alimenta el sistema eléctrico y les podrá impulsar ‘a vela’ entre 55 y 160 km/h durante un máximo de 40 segundos sin gastar nada de carburante (implica un ahorro de 0,7 l/100 km en condiciones reales).

Más adelante, llegará los bloques 4.0 V8, generando 460 CV en el TFSI y 435 CV en el TDI, el espectacular 6.0 W12 TFSI biturbo de 585 CV y una variante híbrida enchufable denominada e-tron que estará disponible únicamente para el A8L, entregará 449 CV y podrá además recargarse de forma inalámbrica. Todos ellos se combinarán con una caja de cambios automática Tiptronic de 8 relaciones y con la tracción integral quattro.

A nivel dinámico, todos los A8 montarán suspensión neumática con cuatro alturas, mientras que opcionalmente estará disponible un diferencial trasero activo o el sistema de ruedas traseras direccionables. Y como culmen, la berlina equipará, por primera vez un sistema de amortiguación inteligente Audi AI Active Suspension que es capaz de leer el estado del asfalto y anticipar su respuesta para ofrecer el mayor grado de comodidad (tecnología similar a la que estrenó el Mercedes-Benz Clase S en 2013) gracias a los cuatro motores eléctricos (uno por rueda) alimentados por la batería de 48 V, reduciendo el balanceo y pudiendo elevar la carrocería del coche 8 centímetros en medio segundo

Tecnología por doquier

Desde su llegada al mercado, prevista para el mes de octubre, el A8 se convertirá en el coche más seguro y avanzado del mundo. No en vano, la cuarta generación de la berlina de representación podrá equipar hasta 41 asistentes o sistemas de ayuda a la conducción que funcionarán gracias a 12 sensores repartidos por todo el vehículo, cuatro cámaras 360º, una en el parabrisas, cuatro radares de largo alcance en las esquinas y otro en la parte delantera así como un escáner láser (la primera vez que se emplea) y una cámara infrarroja. La mayoría de ellos está enfocado hacia la conducción autónoma, una meta que lleva persiguiendo tiempo y que está más cerca con este A8. De hecho, según la marca, el asistente de atascos ha sido el primer elemento en alcanzar el nivel 3 de conducción autónoma logrando rodar hasta 60 km/h y en vías en las que exista una barrera física en los dos sentidos de circulación sin necesidad de tener que llevar las manos en el volante.

Galería: Presentación Audi A8

Y por si eso no fuera suficiente, esta nueva generación del A8 podrá arrancarse y aparcarlo tanto a distancia como dentro del mismo a través del Audi Connected Key, una aplicación móvil que llegará en 2018 solo para Android de momento, y que nos permitirá maniobrar con total seguridad.

Audi A8 en AutoScout24.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.