Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Presentación Audi Q8

Presentación: Audi Q8

Un lujo de SUV

06.06.2018

La gama Q de Audi ya cuenta con su integrante más lujoso y deportivo. El Q8 llega con la intención de abrir una nueva puerta a los todocaminos de alto standing. Llegará al mercado antes del verano con un único motor diésel de 286 CV.

Tras muchas elucubraciones, teorías y fotos espía, por fin Audi nos ha desvelado cómo es su nuevo todocamino de lujo: el Q8. Un vehículo que se sitúa justo por encima del actual Q7, del que toma su estructura y la deportiviza ligeramente. Por medidas, tiene toda la pinta de impresionar pues frece una longitud de 4,98 metros, una anchura de 1,99 metros y una altura de 1,70 metros.

Galería: Presentación Audi Q8

Dimensiones que entremezcla con un diseño, cuanto menos, espectacular, el cual, se encarga de adelantarnos cómo serán los trazos que veremos en las futuras generaciones de los modelos Q. Aquí, los dibujantes germanos han querido jugar con el concepto de anchura (aunque su cota ya nos dice mucho), proponiendo varios elementos que se encargan de enfatizarla, como unos pasos de rueda prominentes o unas llantas que pueden llegar a ser de 22 pulgadas.

No obstante, lo que verdaderamente refleja esa anchura es tanto el frontal como la zaga. Delante, aparece la parrilla singleframe evoluciona, pasando no solo a ser octogonal, sino a incluir lamas verticales en lugar de horizontales y al estar recubierta por un marco mate que aumenta la sensación de grandiosidad. La zaga, por su parte, tampoco se queda atrás y este Q8 hereda uno de los elementos visuales más destacados de los nuevos Audi. Como ocurre en los actuales A8 y A7 Sportback, los grupos ópticos posteriores se unen a través de una tira de LED que, en las versiones más equipadas, suma una llamativa firma lumínica al abrir y cerrar el vehículo.

Galería: Presentación Audi Q8

Ahora bien, el centro de todas las miradas va a parar al pilar C. Es el signo distintivo de este Q8, pues ofrece una inclinación mayor que en el Q7. El objetivo, concederle ese perfil deportivo con el que ha sido creado. Una silueta perfectamente integrada en el conjunto, la cual, se desmarca de la ofrecida por los que pueden considerarse rivales directos como el BMW X6 o el Mercedes-Benz GLE Coupé.

Digitalizado

En el habitáculo, el nuevo SUV alemán mantiene la línea impuesta por las nuevas generaciones de las berlinas. Quizá por ello pueda incluso resultar menos sorprendente de lo que esperamos. Se mantiene el concepto de anchura, con un puesto de conducción amplio y, sobre todo, tecnológico.

Galería: Presentación Audi Q8

En la parte superior aparece la pantalla táctil con función capacitiva, de 10,1 pulgadas, destinada a manejar todas las funciones del vehículo. Un monitor que encuentra en el Audi virtual cockptit de 12,3 pulgadas el socio ideal y que, cuando está apagada, se integra perfectamente con el panel en negro brillante. Bajo ella aparece la segunda pantalla, también táctil y con función capacitiva, de 8,6 pulgadas, destinada al manejo de la climatización o a convertirse en una superficie de escritura muy intuitiva. Un ambiente totalmente techie que, como es obvio, se combina con la consabida calidad de materiales y el perfecto ajuste de los mismos, propio de los modelos de Ingolstadt.

Todo ello rematado con un habitáculo espacioso, pues los 3 metros de batalla que ofrece no solo repercuten en una amplitud mayúscula, principalmente para los ocupantes traseros, sino también en un maletero de gran capacidad. Inicialmente, el Audi Q8 cuenta con 605 litros que podrán ampliarse hasta los 1.755 litros cuando se abatan los respaldos. Y no solo eso, pues el Q8 hereda algunas de las prácticas soluciones vistas en el Q7, como son tres asientos anchísimos (que permiten albergar a tres ocupantes) o el desplazamiento longitudinal de los mismos (hasta 10 cm).

Un motor, de momento

Cuando aterrice en el mercado en el mes de julio, lo hará con un único motor. Se trata del diésel 3.0 V6 TDI de 286 CV con 600 Nm de par acoplado a la caja de cambios automática Tiptronic de 8 relaciones y a la afamada tracción total quattro. A principio de 2019 llegarán otros dos propulsores más, el diésel de acceso de 231 CV alimentado por el mismo bloque V6 de 3.0 litros y un gasolina 3.0 V6 TFSI de 340 CV que se situará en lo más alto de la gama.

Galería: Presentación Audi Q8

Todos irán asociados a la nueva tecnología micro híbrida (MHEV), compuesta por una batería auxiliar de 48 V con la que puede aumentar su eficiencia. Un sistema eléctrico adicional que, además, permite que funcionen otros elementos del vehículo, tales como el eje trasero direccional o la suspensión adaptativa.

Sí, porque este Q8 promete, pese a sus 4,98 metros y sus 2.145 kilos de peso, ser uno de los SUV más deportivos. A los elementos ya mencionados se unen la dirección eléctrica variable o el selector de modos Audi drive select con cuatro programas, entre los que también aparece un modo específico para circular fuera del asfalto y con el que la carrocería puede aumentar su altura hasta los 254 mm.

Galería: Presentación Audi Q8

Por último, al tratarse del nuevo buque insignia dentro de la gama SUV, Audi ha dotado al Q8 de prácticamente los mismos asistentes a la conducción que dan forma al A8. En total, 39 sistemas que le permitirán gozar de un nivel 3 de autonomía que estará vigente una vez se modifique la legislación.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.