Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Presentación BMW 750d xDrive

Presentación: BMW 750d xDrive

Cuando tres turbos no son suficientes

22.06.2016

A partir de julio, la Serie 7 de BMW contará con el motor diésel más potente del mercado. Se trata del mismo bloque de 3.0 litros y seis cilindros en línea que ya empleaba con anterioridad al que se le ha añadido un cuarto turbocompresor. De esta forma, se consigue un propulsor más potente, 400 CV, más ahorrador, 5,7 l/100 km, y sobre todo más contundente ya que de los 760 Nm de par máximo, 450 estarán disponibles a partir de las 1.000 rpm.

BMW pone toda ‘la carne en el asador’ para desarrollar el motor diésel más potente jamás fabricado. Sí, has leído bien, la firma bávara acaba de hacer uso de toda su tecnología para crear toda una obra de ingeniería mecánica. Se trata del bloque de seis cilindros en línea y 3.0 litros de cilindrada que recibe la útlima fase de la tecnología Twin-Turbo en la que se incluye un turbo multietapa con nada menos que cuatro turbocompresores.

En efecto, este renovado bloque añade un turbo más a su anterior configuración, contando así con una mayor cifra de par desde un régimen de revoluciones menor. En total, este propulsor generará 760 Nm de par máximo, que estarán disponibles desde las 2.000 rpm y serán constantes hasta las 3.000, aunque desde las 1.000 vueltas ya se podrá contar con un empuje de 450 Nm.

Galería: Presentación BMW 750d xDrive

Además, gracias al desarrollo del sistema de inyección directa common-rail, que alcanza una presión de 2.500 bares, se ha logrado mejorar en un 5% la potencia hasta alcanzar los 400 CV que anuncia. Todo ese potencial se gestionará a través de una caja de cambios automática Stpetronic, de ocho relaciones que ha sido preparada para sacar el máximo rendimiento al Serie 7.

Sí, porque el único modelo que, de momento, incorporará dicho bloque, será la berlina de representación de la marca. Concretamente, se le conocerá como 750d xDrive pues, además, montará el sistema de tracción integral del marca.  

Con todo ello, logrará una aceleración de 0 a 100 km/h de 4,6 segundos, tres décimas menor que el anterior de tres turbos, mientras que la velocidad máxima se mantiene limitada a 250 km/h. Por último, en lo que a consumo de carburante se refiere, BMW asegura que se ha logrado reducir el gasto en un 11% por lo que la cifra rondará nada menos que los 5,7 l/100 km, un dato sorprendente para un modelo de más de 5 metros de longitud.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.