Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Presentación BMW Serie 4

Presentación: BMW Serie 4

Demasiado bonito para ser solo un 3

19.06.2013

BMW aún sigue teniendo margen de maniobra, pero poco a poco los de Múnich se quedan sin números. Y si tenemos en cuenta el Serie 8 –en la actualidad sin sucesor– y el ya anunciado Serie 2 queda claro que a la nomenclatura de las gamas de modelos de la casa alemana tan solo le queda el 0 y el 9. El motivo es que desde hoy el número 4 ya tiene dueño.

Hace tiempo que sabemos que a partir de ahora tanto el Coupé como el Cabrio de la Serie 3 pasarán a conformar la nueva Serie 4, aunque es la primera vez que BMW hace públicas fotografías del dos puertas cerrado. Y tampoco es que resulten muy sorprendentes, ya que –tal y como cabía esperar– el Serie 4 Coupé se asemeja mucho al Serie 4 Concept Coupé presentado en el Salón de Detroit.

Los que recuerden los Serie 3 Coupé anteriores se darán cuenta de que además de la nueva denominación la carrocería también ha recibido una cierta dosis de individualismo: el Serie 4 es algo más que un Serie 3 de dos puertas. Lo que ha quedado son los voladizos cortos, el capó alargado y la cédula de los ocupantes en una posición bastante retrasada. BMW realza la anchura del Coupé de forma más contundente que en los predecesores; por primera vez el paso de rueda trasero es el punto más ancho del coche.

Carácter deportivo

Galería: Presentación BMW Serie 4A diferencia de la imponente zaga, el frontal muestra un mayor parentesco con los modelos Berlina y Touring de la Serie 3. Lo que llama especialmente la atención son las entradas de aire modificadas y la parrilla en forma de riñón más marcada y ligeramente inclinada hacia adelante, acentuando así el carácter deportivo del Coupé. El dos puertas sigue incorporando ventanillas sin marco e incluso el montante B sigue estando presente.

BMW ha calcado prácticamente el puesto de conducción del Serie 3, aunque los aproximadores de los cinturones –encargados de facilitar el ajuste del cinturón a los ocupantes de la primera fila– son específicos del Coupé. Gracias a unos asientos de contornos acentuados y a unos reposacabezas fijos en lugar de un banco trasero casi parecen dos asientos individuales y además se puede abatir en tres partes. Como en todos los Coupé el acceso a la parte trasera no es fácil, aunque gracias a la función de apertura con el pie las maniobras de carga del maletero de 445 litros de capacidad sí resultarán de lo más sencillas.

Abundante equipamiento

Galería: Presentación BMW Serie 4Al igual que la Berlina y el Touring, el Coupé también cuenta, junto con una versión básica bastante espartana, con tres líneas de equipamiento de diferente carácter (Sport, Luxury, Modern) y, además, BMW pone a disposición de sus clientes un paquete deportivo M con elementos aerodinámicos adicionales y un chasis más rígido. En el caso del Coupé estos podrán elegir también entre una amplia lista de equipamientos opcionales, entre los que se incluyen numerosos sistemas de ayuda a la conducción y nuevos servicios en línea.

En el apartado de las motorizaciones no hay grandes novedades, aunque la oferta de propulsores del Coupé tampoco es demasiado amplia. El motor de acceso es el 420i de 184 CV, mientras que el 428i (también un cuatro cilindros de 2,0 litros) desarrolla 245 CV. De esta forma el Coupé alcanza los 100 km/h en 5,9 segundos y firma una velocidad máxima de 233 km/h. El único seis cilindros en línea que hay por el momento –el 425i– es medio segundo más rápido. Y a pesar de desarrollar una potencia de 306 CV su consumo medio parece ser de 7,4 litros a los 100 kilómetros.

Tres gasolina y tres diésel

Galería: Presentación BMW Serie 4Con el 420d, el 430d y el 435d BMW ofrece el mismo número de mecánicas diésel que gasolina, y con potencias de 184, 258 y 313 CV. Como alternativa al cambio manual de seis velocidades hay disponible –previo pago de un suplemento– una caja automática de ocho velocidades; la mayoría de los propulsores se pueden equipar también con la tracción integral xDrive. En el caso del diésel más potente con un par motor de 630 Nm la tracción a las cuatro ruedas viene incluso de serie.

Todos los modelos disponen de función automática de parada y arranque y del sistema Dynamic Driving Control con el modo eficiente Eco Pro que en combinación con el cambio automático permite incluso «conducir a vela»: entre los 50 y los 160 km/h se desacopla el tren de propulsión tan pronto como el conductor levanta el pie del acelerador y el BMW comienza a rodar sin momento de arrastre. También cuenta con un asistente que indica al conductor el momento exacto en el que levantar el pie del acelerador, por ejemplo antes de entrar en una curva, al aproximarnos al límite de velocidad o al entrar en una población.

Galería: Presentación BMW Serie 4Aumento de precio aceptable

BMW aún no ha revelado el momento en el que el Serie 4 estará disponible en los concesionarios, aunque en unas semanas tendremos la oportunidad de realizar la primera toma de contacto con el nuevo Coupé. Entonces también se sabrán los precios. La generación actual arranca en los 34.000 euros (320i Coupé), aunque en el caso del Serie 4 serán seguramente unos 37.000 euros. De esta forma el Coupé sería casi 3.500 euros más caro que la berlina.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.