Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Presentación BMW Serie 8 Cabrio

Presentación: BMW Serie 8 Cabrio

Disfrute sin límites

07.11.2018

Tras presentar el nuevo Serie 8 Coupé, BMW nos desvela el Serie 8 Cabrio, un vehículo que mantiene la esencia de la nueva gama y que sube un nivel en distinción al equipar el siempre llamativo techo de lona. Llegará en marzo con dos motorizaciones.

Tras sorprendernos con la nueva generación del Serie 8, BMW da un paso más y, como ya nos había anunciado, presenta la que será su carrocería descapotable. Una variante para la que todavía habrá que esperar unos meses, pues no está previsto que aterrice en el mercado hasta marzo de 2019.

Galería: Presentación BMW Serie 8 Cabrio

El BMW Serie 8 Cabrio guarda la misma guarda la misma esencia que la variante cupé, es decir, que derrocha deportividad a raudales. Mide lo mismo, 4,85 metros de largo, 1,90 de ancho y 1,34 metros de alto, mientras que la batalla llega hasta los 2,82 metros. También son idénticos en detalles exteriores, con unos riñones delanteros anchos y hexagonales, faros elegantes, las ya famosas Air Curtains laterales o llantas hasta de 22 pulgadas, por ejemplo.

Con techo de lona

No obstante, hay un rasgo que, obviamente, les diferencia: el techo. En efecto, haciendo gala de su condición de descapotable, el Serie 8 Cabrio sustituye el techo duro de la versión cupé por uno de lona. Sí, BMW parece haber recuperado la esencia de los descapotables históricos y, como ya se vio en el nuevo Z4, ha preferido optar por techos de lona en lugar de practicables.

Galería: Presentación BMW Serie 8 Cabrio

Una solución que quizá reste algo de confort cuando se circula pero que tanto a nivel estético como de filosofía, conseguirá enamorar a los más incondicionales de este tipo de vehículos. En el caso del Serie 8 Cabrio que aquí nos ocupa, se ha trabajado exhaustivamente en elaborar una capota con un elevado aislamiento acústico cuando el conductor decida llevarla colocada.

Disponible en dos colores, negra o con un efecto perlado denominado Anthracite Silve, tiene un mecanismo eléctrico que la abre y la cierra en tan solo 15 segundos, pudiendo realizar dicha acción hasta los 50 km/h. Una vez plegada, queda recogida y escondida bajo una tapa que ofrece un revestimiento similar al del salpicadero, reduciendo previsiblemente la capacidad del maletero, pues la marca solo ha facilitado la cifra cuando el techo está puesto: 350 litros (el cupé cubica 420 litros).

Galería: Presentación BMW Serie 8 Cabrio

Para mejorar el confort de los ocupantes cuando llevan el techo quitado, este Serie 8 Cabrio incorpora un deflector de viento que elimina las turbulencias y se coloca manualmente anulando las dos plazas traseras, mientras que de manera opcional se puede equipar un agradabilísimo sistema de calefacción a la altura del cuello, útil en temporadas como el otoño o la primavera, cuando el solo todavía no ‘aprieta’ pero permite rodar sin el techo.

Dos motores

Una vez llegue al mercado el Serie 8 Cabrio, recordemos que el mes previsto es el de marzo, BMW tendrá preparadas dos motorizaciones. Una de gasolina y otras diésel. La primera será la más prestacional de la gama (hasta la llegada del esperadísimo M8). Firmada igualmente por el departamento M Motorsport de la firma, bautizándola como M850i xDrive, se impulsa mediante un V8 de 4.4 litros, biturbo que ofrece nada menos que 530 CV y un par máximo de 750 Nm. En combinación con una caja de cambios automática Steptronic de ocho relaciones y con la tracción total xDrive, las prestaciones no pueden ser más sorprendentes: 0 a 100 km/h en 3,9 segundos y 20 km/h de velocidad autolimitada.

Galería: Presentación BMW Serie 8 Cabrio

Por su parte, la opción diésel, bautizada como 840d xDrive, opta por el también conocido bloque de seis cilindros en línea y 3.0 litros, biturbo (mediante la tecnología TwinPower Turbo), generando 320 CV y de 680 Nm de par, disponibles desde únicamente las 1.750 rpm. Se combina con la misma caja de cambios automática Steptronic de 8 relaciones así como con la tracción total, necesitando 5,2 segundos para pasar de 0 a 100 km/h. Esta versión 840d xDrive ofrece una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,2 segundos.

Aunque aún no conocemos sus precios, como es de suponer, el Serie 8 Cabrio será ligeramente superior al de la carrocería cupé, por lo que en caso de que estés pensando en hacerte con uno, has de saber que BMW pide por el diésel 112.600 € y por el M850i xDrive, 140.400 €.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.