Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Presentación Bugatti Chiron

Presentación: Bugatti Chiron

Nuevo rey de reyes

18.04.2016

Ya es una realidad. El nuevo superdeportivo de Bugatti, el Chiron empezará a surcar las carreteras del mundo a partir del otoño. Solo se fabricarán 500 unidades, cada una con un precio inicial de 2,4 millones de euros. Además de tecnología, diseño y radicalidad, este Chiron destaca por los 1.500 CV que es capaz de generar el mismo motor 8.0 W16 del Veyron al que se le han introducido una serie de mejoras.

Al igual que la tierra media de El Señor de los Anillos estaba desvalida y vacía sin la proclamación del rey de los hombres, Aragorn, el sector del automóvil parecía encontrarse huérfano tras la cesión de la producción del Bugatti Veyron. Por fortuna, el periodo de transición ha sido breve y la marca francesa ya ha presentado oficialmente el que pasará a convertirse, por derecho propio, en el nuevo rey de reyes: el Chiron.

Una nomenclatura que rinde homenaje a uno de los míticos pilotos de la marca, Louis Alexandre Chiron, quien consiguió despuntar en la década de los 20 y los 30, y que ya ha sido grabada en los libros de historia del automovilismo. Para lograrlo, los ingenieros franceses no solo han puesto todo su esfuerzo sino que han ‘echado el resto’ para su desarrollo.

Galería: Presentación Bugatti Chiron

Supervelocidad… con superllave

El nuevo superdeportivo de Bugatti está fabricado casi en su totalidad en fibra de carbono, incluyendo una carrocería que presenta unas dimensiones de 4,54 metros de largo, 2,04 metros de ancho y 1,21 metros de alto, por lo que es ligeramente más grande que su predecesor. En ella, una de las piezas claves ha sido el desarrollo de su alerón posterior, el cual, es único en el mundo al conseguir variar el coeficiente aerodinámico del vehículo, Cx, en función de su grado de inclinación. Con el escondido, el vehículo obtiene un Cx de 0,38 mientras que en sus posiciones más elevadas, e inclinadas, este aumenta hasta los 0,40 e incluso hasta los 0,59 si queremos que se convierta en un freno aerodinámico que apoye al equipo de frenos. Sin embargo, su primera posición de desplegado es la que más incide en sus capacidad de aceleración y velocidad. Con un Cx de 0,35, con ella activada, el Chiron logra alcanzar el pico de velocidad máxima anunciada: 420 km/h

Galería: Presentación Bugatti Chiron

Ahora bien, al igual que ocurría en el Veyron, esta cifra sólo se conseguirá si activamos el modo de conducción Top Speed, para el cual se ofrece una llave adicional e independiente que se necesita para reducir al máximo la resistencia aerodinámica. Y es que en condiciones normales, el Chiron ‘unicamente’ alcanzará los 380 km/h de velocidad máxima.

Que viene la caballería

Para ello, este nuevo rey de la velocidad emplea el ya conocido motor de 8 litros con 16 cilindros en forma de W que ahora recibe serias modificaciones (hay un 25% de piezas nuevas), así como la llegada de cuatro turbocompresores de mayor tamaño, y de dos fases (por debajo de 3.800 rpm solo funcionan dos), o una centralita más evolucionada, De esta forma, el Chiron consigue dejar casi en anecdóticos los 1.200 CV que ya lograban las versiones Super Sport o Vitesse del Veryon al conseguir nada menos que 1.500 CV a 6.700 rpm y un par máximo de 1.600 Nmm disponibles entre las 2.000 y las 6.000 rpm. Con semejantes credenciales, no solo se logran esos 420 km/h de velocidad punta, sino que además se consiguen otras prestaciones que te quitarán el hipo: 2,5 segundos para realizar el 0 a 100 km/h, 6,5 segundos para el 0-200 km/h y 13,6 para el 0-300 km/h.

Galería: Presentación Bugatti Chiron

Ahora bien, si eres de los pocos afortunados que es capaz de desembolsar nada menos que 2,4 millones (de inicio y sin contar extras) que cuesta cada una de las 500 unidades que se fabricarán (siempre de manera artesanal), y te preocupa el cómo se parará dicha bestia del asfalto, no temas porque el Chiron no solo viene asociado a la tracción integral sino que también monta un equipo de frenos carbocerámicos compuesto por discos de 420 milímetros de diámetro y pinzas de aluminio forjado son de ocho pistones de titanio para las ruedas delanteras, y de 400 milímetros de diámetro, con pinzas de seis pistones, para las traseras. Todo ello, escondido bajo unos enormes ‘zapatos’ desarrollados específicamente por Michelin en medida 285/30 R20, delante, y 355/25R21, detrás.

Cinco modos de conducción

Para conseguir sacar el máximo a este titán, Bugatti ha introducido un selector de modos de conducción con hasta cinco programas distintos que pueden gestionarse a través de un manettino situado a la izquierda del volante: Lift, EB Auto, Highway, Handling y Top Speed, con los que se podrá variar el ajuste de la dirección, los amortiguadores, los controles de estabilidad y tracción e incluso el sistema de tracción total. Como hemos comentado con anterioridad, el Top Speed es con el que se logrará el registro de velocidad punta aunque el Handling también está configurado para ofrecer una experiencia de conducción inolvidable… aunque esta vez en circuito. Con el Lift, la altura libre al suelo aumenta y está pensada para circular por la ciudad.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.