Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Presentación Maserati Levante

Presentación: Maserati Levante

La espera mereció la pena

04.04.2016

Nada menos que 13 años han pasado desde que Maserati presentara en el Salón de Detroit de 2003 el Kubang, un prototipo que adelantaba lo que podría ser el futuro SUV de la marca del tridente. Un todocamino que por fin es una realidad, aunque con el nombre de Levante y que entrará en los libros de historia del automovilismo al convertirse en el primer vehículo campero que desarrolla el fabricante italiano.

Está llamado a convertirse en el quebradero de cabeza de los actuales Audi Q7, Porsche Cayenne, Volvo XC90 o Range Rover Sport, entre otros. Para ello, como el viento mediterráneo al que toma prestado su nombre y que es capaz de pasar de brisa a galerna en pocos minutos, el Levante ofrece un sinfín de argumentos que le harán situarse a la par de los competidores ya comentados. Según Maserati, su chasis “ha sido diseñado para combinar altas prestaciones por carretera, dinámica de conducción incluso en superficies de baja adherencia y excelentes prestaciones y confort off road”, todo ello ‘enfrascado’ sobre una carrocería de 5 metros de largo que presenta un diseño claramente italiano.

Rompiendo el viento

Lo primero que destaca de su silueta es lo que no se ve a simple vista. Y es que uno de los elementos que más se han trabajado ha sido el de la aerodinámica. Así, el SUV italiano cuenta con un Cx de 0,31, una cifra razonable para un vehículo de su tamaño (el Volvo XC90 tiene 0,29) que es capaz de variar dependiendo de la conducción. Efectivamente, el Levante monta una parrilla activa cuyas láminas se abren o cierran en función de las necesidades así como una suspensión neumática que variará la altura libre al suelo logrando que, con la carrocería en el nivel más bajo, pase menos aire y mejore así la penetración aerodinámica.

Galería: Presentación Maserati Levante

Para seguir mejorando sus cualidades frente al viento, el todocamino presenta un diseño muy afilado, con un frontal alargado y voluminoso o una zona lateral donde, además de eliminar el marco de las ventanas, no faltan las tomas de aire en la aleta delantera que tanto identifican a los deportivos y berlinas de la marca. La zaga, por su parte, mantiene ese diseño afilado del frontal con una luneta trasera que nos indica el carácter coupé de este todocamino.

Detalles de calidad

El habitáculo, por otro lado, ofrece una perfecta conjunción entre espacio y calidad. En sus dos filas de asientos, se sentarán cinco pasajeros con total comodidad, destacando el amplio espacio del que gozarán los traseros gracias a los 3 metros de distancia entre ejes que posee. Un poco más atrás, en el maletero, el hueco resultante asciende hasta los 580 litros, un volumen razonable que, si bien es ligeramente inferior al de sus principales rivales (el Q7 cubica 890 litros). En la zona delantera, tanto piloto como acompañante estarán rodeados de un salpicadero bien cuidado y de calidad, con materiales nobles como el cuero, la madera o la fibra de carbono. La consola central estará presidida por una enorme pantalla táctil de 8,4”.

Galería: Presentación Maserati Levante

Un deportivo elevado

En lo que a motorizaciones se refiere, el Levante estará disponible con tres opciones, una diésel y dos de gasolina, es decir, que será uno de los Maserati más prácticos de cuantos hay en la gama italiana. Los que opten por el motor de gasóleo irán propulsados por un V6 de 3.0 litros que entrega 275 CV, mientras que los que prefieran decantarse por uno de los dos de gasolina, también se llevarán un V6 de 3.0 litros, aunque en este caso podrán elegir entre dos niveles de potencia: 350 y 430 CV. Todos ellos cuentan con inyección directa, están sobrealimentados por turbos en paralelo y se asocian a un cambio automático de 8 velocidades y origen ZF. Caja de cambios que transmite a la fuerza a las cuatro ruedas gracias al sistema de tracción inteligente Q4.

Este sistema, que funciona mediante un embrague multidisco, es capaz de enviar en milésimas de segundo hasta el 50% del par a cada eje para asegurar la tracción en terrenos complicados. Del mismo modo, se combina con un sistema de control vectorial de par y un diferencial central mecánico de deslizamiento limitado para ayudar a mantener el control en todo momento. Para mejorar sus cualidades dinámicas, el Levante cuenta con un selector de modos de conducción que dispone de cuatro programas con los que el conductor podrá regular la respuesta del motor, la actuación del control de estabilidad, la altura al suelo de la carrocería.

Galería: Presentación Maserati Levante

Por último, entre el equipamiento del que hará gala el nuevo SUV italiano, se encuentran elementos como las llantas de 18 a 21 pulgadas, luces Full LED adaptativas con función matricial (de serie lleva bi-xenón), equipo de sonido Premium Harman  Kardon o Bowers & Wilkins, sensores de calidad del aire, asientos eléctricos delanteros, calefactados y ventilados, o varios asistentes de seguridad activa como un control de descenso de pendientes, el control de velocidad de crucero adaptativo, avisador de colisión frontal… Todo ello por un precio que partirá de los 82.275 euros para el motor diésel y de los 105.360 para el gasolina más potente.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.