Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Presentación: Mercedes GLC F-Cell Concept

Presentación: Mercedes GLC F-Cell Concept

Llénalo de hidrógeno

11.07.2016

Mercedes está ultimando el desarrollo del que sería el primer vehículo con pila de hidrógeno enchufable. Gracias a la combinación de una pila de combustible y a una batería de ión litio capaz de conectarse a la toma de corriente doméstica, el GLC F-CELL podría recorrer cerca de 500 kilómetros sin emitir ni un solo gramo de CO2 a la atmósfera. Habrá que esperar hasta el Salón de París para verlo.

Además de la electrificación, una de las medidas de movilidad alternativas que ha conseguido triunfar en los últimos años ha sido el hidrógeno. Bien es cierto que, de momento, los fabricantes que se han aventurado a comercializar coches alimentados por hidrógeno se pueden contar con los dedos de una mano: Toyota con el Mirai, Honda con el FCX Clarity y posteriormente con el FCV o Hyundai con el ix35 FCEV.

Como habrás comprobado, la mayoría de ellas pertenecen al continente asiático. Por ello, Mercedes quiere entrar en escena convirtiéndose no solo en una pionera dentro de las marcas europeas, sino logrando además dar una vuelta de tuerca a esta tecnología. Así es como la alemana acaba de presentar el GLC F-CELL, o lo que es lo mismo, el primer coche de pila de combustible  de hidrógeno que, además, es enchufable.

Presentación Mercedes GLC F-Cell Concept

Apto para todo

Una terminología que, hasta ahora, únicamente habíamos escuchado en los híbridos, pero que Mercedes ha extrapolado a la pila de hidrógeno. Con ello, el GLC F-CELL, que aún se encuentra en pruebas, podría aprovechar lo mejor de dos mundos. Por un lado, la energía generada por la pila de combustible, la cual se alimenta de del hidrógeno almacenado en los dos tanques; y por otro, de la electricidad generada por una batería de iones de litio de 9 kWh que pueden recargarse al conectar el vehículo a una toma de corriente convencional.

Presentación Mercedes GLC F-Cell Concept

De esta forma, la autonomía final sería de casi 500 kilómetros, en donde los primeros 50 procederían de las comentadas baterías y el resto de los depósitos de hidrógeno. Y todo ello, sin olvidar que en todo ese proceso no se expulsaría ni un gramo de CO2 a la atmósfera. Con ello, el Mercedes GLC F-CELL se convierte en una alternativa muy a tener en cuenta, más aún cuando además, sus dos depósitos, aptos para 8 kilogramos de hidrógeno, se pueden llenar en menos de cinco minutos.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.