Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Presentación Porsche 718 Boxster y 718 Cayman

Presentación: Porsche 718 Boxster y 718 Cayman

Renacidos

04.02.2016

A partir del cambio de modelo para 2016, los Boxster y Cayman serán conocidos como 718 Boxster y 718 Cayman. Una designación que hace referencia a los innovadores deportivos de 1957 del fabricante alemán que obtuvieron grandes éxitos en competición. De esta forma, ambos deportivos no sólo mostrarán más similitudes, tanto visuales como técnicas, sino que ambos equiparán los nuevos y potentes motores bóxer de cuatro cilindros turboalimentados.

Año nuevo, nombre nuevo. Así, es como Porsche ha decidido que sus Boxster y Cayman comiencen este nuevo año, cambiándoles el nombre por el de 718. Ahora bien, este renacimiento va mucho más allá del simple hecho de variar su nomenclatura ya que la firma de Sttutgart aprovecha la coyuntura para volver a equipar los motores bóxer de cuatro cilindros.

Bloques que durante la historia han tenido una larga tradición no sólo en el propio fabricante, sino también a nivel mundial, gozado de increíbles éxitos. A finales de los años 50, el 718, sucesor del legendario Porsche 550 Spyder, representó el máximo nivel en la configuración de motores planos de cuatro cilindros, ya fuera compitiendo en las 12 Horas de Sebring en 1960 o en el Campeonato Europeo de Montaña que corrió entre 1958 y 1961.

De ahí que Porsche haya variado el código interno tanto del Boxter, que hasta ahora había estado determinado por los números 986, 987 y 981, como del Cayman, sólo has de añadir una C detrás de los anteriores y ya lo tendrás.

Galería: Presentación Porsche 718 Boxster y 718 Cayman

Era turbo

Ya no es noticia que Porsche se haya pasado por completo a los motores turbo. Tras la actualización de la gama 911, con los Carrera y Targa, ahora son nuestros protagonistas los que sustituyen sus bloques atmosféricos de seis cilindros y 2.7 litros por otros más eficientes y pequeños de cuatro cilindros, turbo y 2.0 litros.

Las versiones de acceso entregarán una potencia de 300 CV y un par máximo de 350 Nm, es decir, que ganarán 35 CV y 70 Nm, respectivamente, con las versiones actuales. Con estos datos, es previsible que mejoren sus prestaciones al tiempo que su consumo se reducirá considerablemente, se habla de aproximadamente un litro, gracias al empleo de tecnologías de ahorro como el sistema de parada y arranque del motor. De esta forma, el dato oficial podría rondar los 7,4 l/100 km.

En el caso de que prefieras adquirir las variantes ‘S’, bajo el capó tendrán un bloque que reduce su cilindrada hasta los 2.5 litros (antes 3.5) con turbocompresor de geometría variable, como sucede en los 911 Turbo y 911 Turbo S, con el que se generará una potencia de 360 CV y un par máximo de 400 Nm, o lo que es lo mismo, 45 CV y 40 Nm más que los actuales.

De serie todos se combinarán con una caja de cambios manual de 6 velocidades, aunque en opción se mantendrá la transmisión automática de doble embrague PDK de 7 relaciones.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.