Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Alfa Giulia 2.0 280 cv Veloce

Primer contacto: Alfa Giulia 2.0 280 cv Veloce

Más adrenalina

17.02.2017

Ya lleva en el mercado casi un año y la acogida no ha podido ser mejor. El Giulia (o “la Giulia”, según el grado de admiración) ha recibido alabanzas tanto por parte de la prensa especializada como por parte de los clientes. Hasta la fecha, este sedán de tracción trasera (recordemos que es una especie literalmente en vías de extinción), se comercializaba bajo una versión de acceso con motores 2.2 diésel de 136 cv y 150 cv y otra llamada Super, la cual monta motores diésel de 150 y 180 cv junto a un sensacional gasolina 2.0 de 200 cv. Ver todos los Alfa Giulia de ocasión en AutoScout24.

Ahora, Alfa Romeo redondea la gama incluyendo un escalón intermedio entre las versiones Super y Quadrifoglio – esta última la edición más radical con un motor 2.9 V6 de 510 cv - y que luce el nombre de Veloce, una denominación que a todos nos resultará familiar y que se remonta a 1956 con el primer Giulietta. Sin duda todo un estandarte de deportividad que Alfa Romeo ha podido aprovechar.

Galería: Primer contacto Alfa Giulia 2.0 280 cv Veloce

En principio, poner este apellido al Giulia supone para el cliente un desembolso de aproximadamente 10.000 euros extras, tanto en el motor diésel 2.2 de 210 cv (precio desde 51.150 euros) como en el gasolina 2.0 de 280 cv (desde 54.000 euros). Puede parecer mucho dinero a priori, pero no solo estamos pagando el incremento de potencia (son 30 cv más en el diésel y 80 más en el gasolina), sino un conjunto de equipamientos añadidos y especificaciones técnicas, como la caja automática ZF de 8 velocidades o la tracción Q4 (que por defecto pone todo el par atrás pero puede llegar a 50-50 en caso de máxima necesidad de agarre).

Galería: Primer contacto Alfa Giulia 2.0 280 cv Veloce

Viendo ambas versiones Veloce en detalle, las prestaciones sorprenden tanto por consumo como por agilidad. El gasolina de 280 cv está muy cerca de firmar un cero a cien en cinco segundos (5,2 exactamente) y su consumo homologado es de 6,4 litros. Es una cifra considerablemente buena y que demuestra que se puede conseguir una eficiencia alta conduciendo con moderación. Si quieres, corres y gastas, pero si no, puedes incluso hacer buenos registros de consumo.

Galería: Primer contacto Alfa Giulia 2.0 280 cv Veloce

En lo que respecta al diésel, lo que mejor le define es su consumo (por debajo de cinco litros) pero principalmente su altísimo par. Nada menos que 470 Nm disponibles desde 2.250 vueltas  que le catapultan a la hora de recuperar para realizar adelantamientos. En ninguno de los dos casos es apreciable la penalización por llevar una tracción integral, ya que este equipamiento solo añade 60 kg extras al conjunto.

Giulia Veloce 2.0 Gasolina 280 cv

0-100 km/h en 5,2 segundos

6,4 litros / 100 km

400 Nm a 2.250 rpm

En este punto, es importante mencionar que una de las mejores cualidades del Giulia es su excelente relación peso potencia (2,99 kilos por cada caballo de potencia)

Diez mil euros, pero mucho equipamiento a cambio

Volviendo al tema del incremento de precio con respecto al acabado Super, 10.000 euros pueden ser mucho o poco a ojos del comprador, pero poner por escrito todos los equipamientos añadidos hace que lo percibamos como una inversión más que como un coste.

Galería: Primer contacto Alfa Giulia 2.0 280 cv Veloce

Entre la larga lista de equipamiento incluido, destacan el volante deportivo calefactado, llantas de 18 pulgadas, display TFT de siete pulgadas en lugar de 3,5, cámara de visión trasera y sensores de parking delante y detrás, packs de iluminación y de confort, pinzas de freno pintadas en negro y asientos de cuero eléctricos y calefactados. Todo esto además de un kit estético muy atractivo y nada excesivo que incluye paragolpes específico y un difusor.

Comportamiento excelente

Durante la presentación que Alfa preparó en la localidad de Pastrana (Guadalajara), pudimos probar las virtudes de la versión de gasolina de 280 cv. Sin duda, estamos ante un coche que técnicamente es casi perfecto, nos ha gustado por el sonido, por el equilibrio de su chasis, por la precisión de la dirección y también por la gestión del cambio automático, que recordemos, es un ZF de ocho marchas controlado por unas levas fijas de aluminio (enormes, por cierto) tras el volante. No hace falta explicar mucho sobre esta transmisión, se trata de un convertidor de par que ya ha sido alabado por prensa y pilotos, y que ha sido calificada varias veces como una de las mejores cajas automáticas del mercado, si no la mejor.

Galería: Primer contacto Alfa Giulia 2.0 280 cv Veloce

Luego hay otros detalles que por sí solos te conquistan, como por ejemplo el botón de arranque integrado en el propio volante. En general, es de esos coches que hacen bueno a su conductor enlazando curvas, porque cualquier pequeño error al trazar puede corregirse rápidamente y sin tener esa sensación de estar a punto de perder el control del coche. Esto se debe a la intervención “inteligente” del sistema de tracción Q4, que por defecto deja todo atrás hasta que empieza a haber necesidad en curva. El reparto, como decíamos arriba, puede ser del 50-50 entre ejes si la situación lo requiere. El nivel de dinamismo es por tanto increíble, pero puede llegar a limitar para los que buscan sobrevirajes o cierto drift.

Galería: Primer contacto Alfa Giulia 2.0 280 cv Veloce

Aunque tenga 280 cv, no ofrece un comportamiento radical en ningún momento, aunque sí acelera con mucha contundencia si se le demanda. Es un coche en el que se ha buscado una buena dinámica de conducción más que sensaciones, y se nota. Con el modo Dynamic activo del selector DNA, el reglaje de la suspensión Alfalink es muy firme y permite apoyar del todo sin tener esa sensación odiosa de ir perdiendo la horizontal. Tampoco resulta incómoda al superar irregularidades del asfalto (aquí también ayuda que los asientos son muy buenos, tanto por sujeción como por la calidad del acolchado).

Galería: Primer contacto Alfa Giulia 2.0 280 cv Veloce

Durante esta presentación también pudimos conducir la versión 2.0 Turbo de 200 cv, una opción que a nuestro juicio es perfecta, ya que está por debajo de los 40.000 euros y dinámicamente es algo más divertida porque la tracción es completa al eje trasero. Aunque el acabado con este motor es Super, y no Veloce, se puede disfrutar igualmente de las cualidades del cambio automático y de los tres modos de conducción con un consumo de combustible bastante más contenido (5,9 litros). En los kilómetros que pudimos recorrer con él, donde no fuimos a buscar consumos precisamente, la media de gasto fue algo inferior a 10 litros, mientras que en el Veloce el promedio fue de casi 12 y eso que hicimos más kilómetros por autovía.

Todas las miradas puestas en el Stelvio

Alfa Romeo nos contó durante esta presentación que las cualidades del futuro Stelvio han acabado con la posibilidad de que exista una versión familiar del Giulia. Según los responsables de la marca, resultaba mucho menos arriesgado a nivel de costes apostar por ofrecer dos modelos diferenciados (un sedán y un SUV) antes que ofrecer una segunda carrocería del Giulia como tercera opción.

Galería: Primer contacto Alfa Giulia 2.0 280 cv Veloce

El Stelvio es la apuesta más grande de Alfa Romeo para este 2017, año en el que comienza una nueva etapa para ellos con hasta 6 novedades trazadas en la hoja de ruta que les llevará hasta 2020. En este cuaderno de trabajo hay dibujados ya bocetos de otros dos SUV completamente nuevos, un hatchback, una berlina familiar y dos modelos deportivos.  

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.