Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Alfa Romeo Giulietta TCT

Primer contacto: Alfa Romeo Giulietta TCT

Mayor dinámica, menor consumo

16.02.2012

¿Ésta Alfa en crisis? Nada más lejos de la realidad. Los rumores sobre una posible adquisición por parte de VW han sido acallados definitivamente y el Giulietta parece haber encontrado el camino del éxito. Este compacto que está a punto de convertirse en todo un éxito de ventas no sólo convence en el plano estético, sino también por sus múltiples cualidades tecnológicas. Con el nuevo cambio de doble embrague TCT los italianos han introducido otro aliciente más a la ya de por sí atractiva oferta del Giulietta.

Es cierto que el tema del cambio de doble embrague no es algo nuevo y que dentro del segmento de los compactos Alfa es uno de los fabricantes más rezagados. Sin embargo, los italianos pueden presumir de haber desarrollado ellos mismos su caja de cambios y de haber introducido al mismo tiempo algunas innovaciones técnicas. La más importante es que la «Twin Clutch Transmission» es un sistema de funcionamiento en seco que gracias a la ausencia de una refrigeración por baño de aceite precisa menos energía y pesa menos. Esta caja de seis velocidades tan solo pesa 80 kilos y, por lo tanto, en comparación con un vehículo con cambio manual aumenta el peso total en apenas 15 kilos. Además, el TCT es de montaje compacto.

Sin embargo, aún más impresionante es la eficiencia que ofrece. De momento, el nuevo TCT se puede combinar con dos propulsores de 170 CV: el JTDM de 2,0 litros y el gasolina turbo de 1,4 litros. En comparación con la versión manual del 1.4 TB, el tiempo de aceleración del Alfa con TCT ha logrado reducirse en una décima hasta los 7,7 segundos, mientras su velocidad máxima continúa siendo de 218 km/h. Pero lo que nos ha sorprendido aún más es que esta reducción del tiempo de aceleración viene acompañada de una evidente disminución del consumo de un propulsor que ya de por sí era bastante eficiente. En lugar de los 5,8 litros habituales, la nueva variante de doble embrague en combinación con un sistema automático de parada y arranque algo lento logra firmar un consumo de 5,2 litros. De esta forma, el Giulietta consigue la mejor marca del segmento, y con diferencia.

Galería: Primer contacto Alfa Romeo Giulietta TCTEl diésel también es más eficiente

El modelo diésel 2.0 JTDM equipado también con TCT no parece que vaya a marcar récords en su categoría, pero acelera una décima de segundo más rápido (7,9 segundos), aunque en este caso la reducción en el consumo es de tan solo 0,2 litros, de forma que el consumo homologado asciende a 4,5 litros. Si bien no se trata de la mejor marca del segmento, sí es una cifra bastante baja.

Sin embargo, el Giulietta no solo logra impresionar sobre el papel, sino que a la hora de conducirlo se muestra ameno y confortable. Básicamente, el cambio ofrece la comodidad de una caja automática, ya que una vez situada la palanca en la posición D, la tecnología se encarga del resto. Y lo mejor de todo es que no hay ni rastro de una posible interrupción de la fuerza de tracción, los cambios de marcha cortos tienen lugar sin tirones y en realidad uno solo se da cuenta de ellos por los distintos niveles de revoluciones del motor.

Con posibilidad de cambio manual

Y aquí la principal ventaja del TCT de Alfa es que logra mantener las revoluciones del motor a un nivel que posibilita un potente par motor. Aunque no cuenta con el «Launch Control», tras una breve pausa el Giulietta con motor de gasolina avanza con determinación y acelera de forma bastante lineal. Independientemente de la situación en la que solicitemos la potencia, esta tecnología es capaz de ponerla a nuestra disposición en grandes cantidades.

Galería: Primer contacto Alfa Romeo Giulietta TCTSi bien esta caja es capaz de adaptar sus características de cambio a una conducción más deportiva, creemos que en la fase de aceleración a la salida de las curvas el régimen de revoluciones del gasolina bien podría ser más elevado. Y los que deseen ver la aguja del cuentarrevoluciones lo más cerca posible de la zona roja también puede reducir manualmente las marchas gracias a las levas situadas en el volante. Sin embargo, este tipo de cambio de marchas también podría ser un poco más rápido.

Gran par motor

La combinación de motor diésel y TCT ha sido la que más nos ha gustado, ya que en este caso el conductor dispone de un excelente par motor de 320 Nm a 1.500 revoluciones. En modo dinámico llegan a ser incluso 350 Nm a 1.750 vueltas. Gracias a esta enorme fuerza el diésel causa una impresión más potente, sobre todo a la hora de salir de las curvas pisando el acelerador. Además, ni siquiera llama la atención el hecho de que, en realidad, el rango de revoluciones del diésel sea más corto, ya que la caja cambia rápidamente a otra relación de transmisión y, además, sin interrupción de la fuerza.

Gracias a la excelente configuración de su chasis, el Giulietta combina a la perfección el confort con la diversión al volante. En su versión básica, la subestructura mima a los ocupantes con una amortiguación sorprendentemente cómoda que tiene visos de convertirse en un referente en su segmento. Y, sin embargo, en nuestras pruebas de conducción en circuito cerrado y a gran velocidad en curva el Giulietta también nos demostró de forma convincente lo que vale, sobre todo porque con el modo dinámico del sistema DNA de serie es posible intensificar un poco más los parámetros de conducción más importantes. Además, de forma alternativa Alfa también pone a nuestra disposición una configuración más deportiva, la cual recomendamos encarecidamente a los conductores más dinámicos y deportivos, dado que a pesar de ser un poco más rígida sigue ofreciendo un buen nivel de confort.

Galería: Primer contacto Alfa Romeo Giulietta TCTAsistentes inteligentes

A todo esto hay que añadir en el caso del Giulietta un sistema ESP bastante tolerante, pero con un funcionamiento seguro y sensible. Además, al salir acelerando de la curva también entra en escena el diferencial de bloqueo electrónico de serie Q2, el cual mantiene los cambios de dirección provocados por el exceso de par motor sobre el eje motriz a un novel sumamente bajo.

La variante de gasolina 1.4 TB TCT cuesta exactamente 26.840 euros y el diésel 28.900 euros. Así, el Giulietta sale, en general, un poco más económico que un Golf, ya que además en VW el cambio de doble embrague DSG tiene un sobreprecio más alto. En un Golf con motor de gasolina de 160 CV y cambio DSG habría que invertir al menos 27.600 euros, mientras que la versión diésel deportiva, el Golf GTD, supera los 30.000 euros.

Conclusión

Aunque los cambios de doble embrague ya no resultan tan novedosos, con su sistema de desarrollo propio Alfa ha logrado establecer marcas impresionantes. De esta forma, el 1.4 TB de 170 CV ha sido capaz de sorprendernos con unas buenas prestaciones y con el consumo más bajo del segmento. La versión diésel 2.0 JTDM también firma niveles de consumo bastante bajos con su doble embrague y, al mismo tiempo, es capaz de regalarnos momentos de máximo placer al volante.

Además de esta diversión y de unas cifras de consumo extraordinariamente bajas, el TCT ofrece las ventajas de un cambio automático sumadas al máximo nivel de confort posible gracias a la ausencia de interrupción de la fuerza de tracción. El ligero aumento en el precio final merece desde luego la pena.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.