Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Audi A5 Sportback

Primer contacto: Audi A5 Sportback

Lo práctico debe ser bello

26.08.2009

La elegancia y las emociones son dos argumentos de peso que se oponen al de la utilidad a la hora de comprar un coche. No es este el caso de Audi: la marca de Ingolstadt sacará al mercado a partir del otoño de 2009 su A5 Sportback, un elegante coupé cuatro plazas con cuatro puertas laterales, un gran portón trasero y un espacioso maletero que viene además acompañado de una serie de opciones que incluyen funciones de alta tecnología y otros alicientes que aumentarán la eficiencia, el placer y el lujo. Nuestra primera impresión con el A5 Sportback fue todo un placer de conducir este versátil vehículo.

Coupés de cuatro puertas existen ya unos cuantos: el Mercedes CLS, el VW Passat CC o el Jaguar XF, y todos ellos brillan con la elegancia de un coupé a pesar de sus cuatro puertas. Pero el A5 Sportback va un paso más allá al integrar junto a las características de una berlina y un coupé las virtudes de un familiar. Según Audi, esto supone el nacimiento de un nuevo segmento; según otros colegas menos entusiastas, se trata de una berlina con una trasera especialmente aerodinámica y estilizada.

Galería: Primer contacto Audi A5 SportbackSea como fuere, bajo su gran portón trasero, hábilmente disimulado, se esconde un maletero largo y plano que ya de por sí cuenta con una capacidad de 480 litros y que puede extenderse hasta los 1000 litros abatiendo los asientos traseros, en los que también pueden viajar cómodamente dos adultos, aunque debido a la fuerte inclinación de la zona posterior del techo, no hay mucho sitio para la cabeza, que digamos. Al menos aquellos que midan más de 1,80 metros deberán conformarse con el contacto obligado de su cabeza con el techo. Por contra, los altos tendrán espacio de sobra para sus rodillas.

Parecido, pero distinto

Galería: Primer contacto Audi A5 SportbackEsta libertad para las piernas es resultado, entre otras cosas, de la gran distancia entre los ejes, que en sus hermanos Coupé y Cabriolet es inferior y, por consiguiente, también lo es el espacio en el habitáculo trasero. La carrocería del Sportback sólo es idéntica a la de ambos dos puertas hasta el montante A. Pero también por detrás se reconocen rasgos distintivos de la familia A5 y un estrecho parentesco con el A4, en la línea de diseño lateral y otros detalles.

Un rasgo distintivo del A5 Sportback es la ausencia de marco en las puertas laterales, con lo que el cristal de las ventanillas "al aire" le da un aspecto más elegante. También es impresionante lo herméticamente bien que cierran las puertas: ¡FLOPP! Da la sensación de que se podrían abrir y cerrar eternamente sin que se desencajaran las bisagras o las ventanillas. Ya sólo esta experiencia de calidad táctil y sonora hace del contacto con el A5 Sportback algo especial.

Galería: Primer contacto Audi A5 SportbackTambién en el interior podemos disfrutar de una gran calidad: tapicería de cuero, climatizador de tres zonas, volante deportivo de cuero, control de velocidad y de distancia de separación, supernavegador, equipo de sonido premium... Con todo el equipamiento especial, el precio de compra alcanza holgadamente las cinco cifras.

Sorprendentemente veloz

51.900 euros es el precio básico de la que será, por ahora, la máxima motorización, 3.2 FSI con 265 cv, e incluye ya grandes prestaciones de serie: tracción total Quattro y caja de cambios automática de siete relaciones S-Tronic. Su motor de seis cilindros proporciona con esta tecnología de tracción potencia suficiente en cualquier situación sin que el sonido llegue a resultar molesto. La aceleración de 0 a 100 se completa en 6,6 segundos, y la velocidad máxima es de 250 km/h. Audi promete un consumo de poco más de 9 litros.

Galería: Primer contacto Audi A5 SportbackExiste la posibilidad de dotar a las versiones Sportback, además de la tracción Quattro, de una suspensión adaptativa, sistema de selección de modos de conducción Drive Select y un diferencial trasero deportivo. Este último proporciona una distribución ininterrumpida de fuerza motriz al eje trasero y, con ello, mayor placer de conducción. Al acelerar en las curvas, aumenta la tracción que llega a la rueda exterior, facilitando así la ejecución del viraje.

Otra apetecible opción de la lista de Audi es la dirección dinámica, que proporciona una respuesta más directa de la dirección al tomar las curvas y mayor estabilidad en la marcha a altas velocidades. Tuvimos la ocasión de comprobar la sorprendente capacidad del A5 Sportback para deslizarse tan hábil como placenteramente por las estrechas y curvilíneas carreteras que recorren las suaves colinas del maravilloso paisaje de la Toscana. Pero además de las exigencias dinámicas, el A5 Sportback también cumple con unas altas expectativas de confort.

Potencia diésel fascinante

Galería: Primer contacto Audi A5 SportbackTodavía más impresionados nos dejó el A5 Sportback 3.0 TDI, con su superior eficiencia. El motor de seis cilindros y 3,0 litros, con sus 240 cv y 500 Nm, es capaz de reducir el tiempo de aceleración a 6 segundos, a pesar de su menor rendimiento y sus 100 kg más de peso, y con un consumo que no llegaría a los siete litros. Este grupo motor de seis cilindros es suave en la marcha y su sonido apenas es más apreciable que el de cualquier otro diésel. Tampoco el hecho de que las revoluciones alcanzadas no sean muy altas estropea las ambiciones deportivas, ya que el cambio automático DSG se encarga de cambiar las marchas rápidamente y sin interrupción de propulsión, proporcionando siempre y sin dilación la suficiente potencia requerida en cada momento.

Si queremos ahorrar un poco, tanto en dinero como en combustible, podemos adquirir el 2.0 TDI con 170 cv. Su aceleración en 8,7 segundos y velocidad máxima de 228 km/h son más que suficientes, y su consumo de cinco litros, muy acorde con los tiempos que corren. Eso sí, en comparación con sus hermanos de tres litros, este prudente motor pierde algo de fascinación. Aparte de eso, el A5 Sportback es un coche de recreo al que, con el motor diésel de cuatro cilindros, le falta algo de suavidad en la marcha.

Una alternativa

Galería: Primer contacto Audi A5 SportbackEn resumidas cuentas, el cliente tiene una amplia variedad de motores para elegir, dos de gasolina y otros tres diésel, más otros tres motores que deberían aparecer para 2010. El A5 Sportback 2.0 TDI de 170 cv por 37.800 euros no es lo que se dice barato, aunque resulta curiosa la comparación con el A5 Coupé, que cuesta 1000 euros más con idéntico propulsor. Así, el Sportback ofrece mayor espacio y funcionalidad por menos dinero. Comparado con la berlina A4, el Sportback cuesta unos 2500 euros más, pero se pagan con gusto si a cambio obtenemos un maletero más amplio y mayor elegancia. En cualquier caso, la aparición del Sportback es un grato acontecimiento.

Conclusión

¿Por qué elegir siempre entre berlina o coche familiar? El A5 Sportback es una especie de híbrido que integra la funcionalidad de un utilitario y la elegante estética de un coupé. Además podemos completar nuestro coche, a base de dinero, con detalles de lujo y alta tecnología. Si además añadimos un potente motor y las pertinentes mejoras dinámicas, obtendremos un coche sorprendentemente ágil. Y con el motor 3.0 TDI, de alta presión, los consumos pueden incluso reducirse a un nivel muy aceptable.

Galería: Primer contacto Audi A5 Sportback

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.