Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Audi Q7 3.0 TDI

Primer contacto: Audi Q7 3.0 TDI

Un trabajo limpio

22.05.2009

El nuevo Q7 celebró su presentación a finales de abril de 2009 y en julio sus compradores recibirán los primeros ejemplares. Entre las novedades que incorpora este modelo está el limpio motor 3.0 TDI Clean Diesel quattro, que nos ha entusiasmado.

Tras tres años de fabricación y modificado sólo exteriormente, el Q7 resulta más dinámico que antes. El nuevo portón trasero de este Audi de cinco metros de longitud tiene un contorno mucho más marcado, con unos faros LED de serie que recuerdan a su hermano pequeño, el Q5.

Los LED también se han incorporado a la parte delantera. Junto a la luz de xenón, las habituales luces de marcha diurna se han sustituido por diodos luminosos y los intermitentes, ubicados como hasta ahora sobre los faros antiniebla, funcionan ahora con tecnología LED.

Ligero

La enorme parrilla del radiador y la nueva y marcada protección de los bajos, así como las demás novedades, le confieren a este Audi un aspecto más ágil y menos pesado.

Galería: Primer contacto Audi Q7 3.0 TDILa nueva estética también encaja mejor con el carácter del Q7, ya que este Audi nunca fue torpe. Más que las mejoras en materia de potencia, el objetivo principal de los ingenieros ha sido la optimización del consumo. Por ello, los seis motores de inyección directa V6 y V8 funcionan ahora con un sistema de recuperación que transforma la energía de frenado en electricidad y alimenta con ella la batería.

Potencial de eficiencia

Galería: Primer contacto Audi Q7 3.0 TDIEn ambos motores de gasolina, que siguen teniendo la misma potencia (280 CV en el 3.6 TFI y 350 CV para el 4.2 FSI), el consumo baja 0,6 litros en cada uno, pasando a ser de 12,1 litros y 12,7 litros respectivamente para cada 100 kilómetros. El mayor paso lo da el diésel medio: pese a un aumento de 14 CV que lo sitúa en los 340 CV, el 4.2 TDI se conforma ahora con sólo 9,9 litros en lugar de los 11,1 anteriores y aumenta así su ventaja frente al modelo superior V12 TDI de 500 CV, que sigue consumiendo 11,3 litros.

En el superventas 3.0 TDI no parece, a primera vista, que se haya introducido cambio alguno, puesto que el motor diésel de 240 CV sigue consumiendo 9,1 litros. Sin embargo, Audi ha escogido al motor más débil de la gama para introducir una nueva versión limpia, el 3.0 Clean Diesel quattro.

Un trabajo limpio

Galería: Primer contacto Audi Q7 3.0 TDIEl motor de seis cilindros concebido para el mercado estadounidense tiene, al igual que su hermano «normal», una potencia de 240 CV, pero dispone además de un catalizador DeNox con AdBlue, una solución acuosa de urea que transforma la mayor parte del monóxido de nitrógeno (NOx) en nitrógeno inofensivo y agua y convierte así a este motor en el diésel más limpio del mundo. El conductor no tiene que ocuparse de nada, ya que los concesionarios de Audi se encargarán de añadir este aditivo en las revisiones.  

La segunda ventaja del Clean Diesel es  que no sólo es más limpio que el 3.0 TDI normal, sino que además consume 0,2 litros menos, con lo que el consumo total se sitúa en 8,9 litros. Así, este motor cumple ya la norma de emisiones Euro 6 prevista para 2014 así como los estrictos niveles permitidos en los 50 estados de EEUU.

Sin concesiones

Quien crea que esta imagen limpia resta diversión al volante, se equivoca. El motor diésel de 550 Nm alcanza su potencia máxima a 2.000 revoluciones, propulsando al Q7 de 0 a 100 en ocho segundos y medio sin retraso alguno de la respuesta del turbo.

El motor reacciona espontáneamente a las órdenes del acelerador y el automático de seis velocidades cambia a una marcha menor, en caso de que falte potencia, a la velocidad del rayo y sin brusquedad. La única leve diferencia con el 3.0 TDI «no limpio» es que la velocidad máxima es de 234 km/h, 5 km/h menor.

Silencioso

Galería: Primer contacto Audi Q7 3.0 TDIPor otro lado, el diésel limpio resulta tan silencioso como el motor de seis cilindros convencional, realizando su labor de forma civilizada bajo el alto capó, sin subir la voz ni siquiera al acelerar a fondo.

En realidad, aún hay otra diferencia: el precio. Mientras que el 3.0 TDI está disponible por 56.650€, el Clean Diesel es 2.000€ más caro. El precio del modificado 4.2 TDI empieza en los 84.000€, mientras que el precio de los motores de gasolina es de 56.850€ para el V6 y de 79.330€ para el V8. El modelo superior V12 TDI es casi el doble de caro, con un precio de147.920€.

Conclusión

Al Audi Q7 le han sentado bien los retoques exteriores, que le confieren un aspecto más ligero. Su nueva estética encaja mejor con sus cualidades internas, ya que para ser un vehículo de semejante tamaño y peso, el Q7 resulta sorprendentemente dinámico, incluso dotado del motor más débil, el 3.0 TDI. Lástima que el Clean Diesel suponga un suplemento de precio de 2.000€, la protección del medio ambiente debería venir de serie.

Galería: Primer contacto Audi Q7 3.0 TDI

Traducción: María Dolores Lozano

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.