Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Bentley Continental GT V8

Primer contacto: Bentley Continental GT V8

Lo prometido es deuda

22.02.2012

El Bentley Continental está disponible en las versiones coupé, cabrio y sedán, aunque hasta ahora todas ellas contaban con un único motor: un propulsor de doce cilindros tan exquisito como poco eficiente. En el Salón del Automóvil de Ginebra de 2008 Bentley prometió lanzar al mercado en 2012 un modelo que consumiera un 40% menos de combustible. Y, como no puede ser de otra forma, la filial británica de Volkswagen ha cumplido puntualmente su promesa.

Resulta poco probable que haya gente que se compre un coche de más de 150.000 euros y que luego se preocupe por la factura del combustible. Es lo de siempre. Sin embargo, por muy solvente que sea la clientela, incluso un fabricante de automóviles como Bentley debe prestar atención al tema de la reducción del consumo. Está claro que los británicos también deben cumplir los niveles máximos de emisiones de CO2 para intentar proteger el medio ambiente, pero sobre todo para cuidar su imagen. En Europa, ha llegado un punto en el que los vehículos con niveles altos de consumo están muy mal vistos. Incluso en mercados como los de EE. UU. y China –los más importantes para Bentley, donde el año pasado se vendieron casi 4.000 unidades, es decir algo más del 55% del total de ventas– la mentalidad ecológica está ganando adeptos.

La promesa de Bentley de reducir el consumo un 40% y aun así mantener una propulsión superior, tal y como se espera de la marca, resultó imposible de conseguir con el motor turboalimentado de doce cilindros procedente de VW y que solo se montó en la serie Continental. Está claro que en el segmento de lujo la reducción de cilindrada es también la fórmula mágica para lograr un aumento considerable de la eficiencia.

Colaboración con Audi

Galería: Primer contacto Bentley Continental GT V8Allá por 2008 Bentley decidió unirse a Audi en una suerte de «empresa conjunta» con el objetivo de desarrollar conjuntamente un motor de ocho cilindros. En el caso de Audi, este propulsor BiTurbo se monta en los modelos deportivos S6, S7 y S8, mientras que en la casa Bentley presta sus servicios en el GT coupé y en el GTC descapotable, aunque todavía no ha llegado a la berlina Flying Spur.

Entre sus ocho cilindros se distribuyen 4 litros de cilindrada y dos turbocompresores, uno por cada bancada de cilindros. El dúo de turbocompresores se encuentra situado entre las cámaras de combustión montadas en forma de V, de manera que el trayecto que ha de recorrer el aire –comprimido hasta 2,3 bares de presión– es muy corto, lo que trae consigo ventajas térmicas y una respuesta más rápida. Además, el V8 es el primer motor de inyección directa de Bentley y gracias a un consumo homologado de 10,5 litros (cabrio: 10,9 litros) se trata de la mecánica más eficiente jamás construida por la marca.

Gran potencial de ahorro

Galería: Primer contacto Bentley Continental GT V8Solo las medidas de reducción de cilindrada logran un 16% del ahorro de combustible en comparación con el W12 de seis litros. Otro 6% de ahorro corre exclusivamente a cargo del nuevo cambio automático de ocho velocidades de la marca ZF, mientras que una mejor gestión térmica, una reducción del peso, los neumáticos de baja resistencia a la rodadura y la recuperación disminuyen el consumo otro 13%. Sin embargo, todo esto suma una reducción del 35%.

Ese 5% restante es responsabilidad de la desconexión de cilindros, una medida que ya se ha probado con éxito en el V8 de 6,75 litros montado en el buque insignia de Bentley, el Mulsanne. Al rodar a baja velocidad y de forma tranquila y relajada por autopista, la logística del motor desconecta sin dilación los cilindros, dos, tres, cinco y ocho. Esto es posible gracias a los árboles de levas especiales que monta el Continental y que en modo cuatro cilindros dejan de abrir las válvulas de admisión de las cuatro cámaras de combustión para que éstas se dediquen exclusivamente a la compresión del aire.

Un cambio casi imperceptible

Galería: Primer contacto Bentley Continental GT V8El cambio entre la propulsión a cuatro y a ocho cilindros tiene lugar en una fracción de segundo y de forma completamente imperceptible para el conductor. Ni siquiera un indicador luminoso revela cuántos cilindros están siendo llenados en cada momento con combustible, tan solo el indicador del consumo momentáneo podría darnos alguna pista. El sistema tampoco se puede parar, «excepto con el pedal del acelerador» bromea el responsable de desarrollo de Bentley, Rolf Frech.

Resulta sorprendente que Bentley todavía no haya vencidos sus miedos y equipado sus modelos con un sistema automático de parada y arranque. Si bien los británicos afirman que no albergan ninguna reserva con respecto a este sistema, el problema residiría en la forma de combinar esta técnica con la actual electrónica de a bordo, algo que no resultaría nada sencillo. Al fin y al cabo, tanto el aire acondicionado como la calefacción de los asientos y la radio deben seguir funcionando con el motor apagado. En la actualidad, los ingenieros aún están reflexionando sobre cómo resolver este problema.

Promesa cumplida

Galería: Primer contacto Bentley Continental GT V8Está claro que Bentley ha hecho sus deberes en lo que respecta a la reducción del consumo en un 40%, pero ¿qué pasa con el «rendimiento adecuado» que anunciaron? Por suerte, Bentley también ha logrado convencernos en este aspecto. El nuevo 8 cilindros desarrolla 507 CV a 6.000 revoluciones y sus 660 Nm de par máximo están disponibles entre las 1.700 y las 5.000 vueltas. Estamos hablando de unas cifras que en nuestra primera toma de contacto lograron impresionarnos tanto como sobre el papel.

Su nuevo cambio automático de ocho velocidades pone en marcha las 2,3 toneladas del Bentley Continental sin apenas efecto turbo, ya sea de forma potente –alcanzando la marca de los 100 km/h en tan solo 4,8 segundos– o con tranquilidad y un desarrollo extraordinariamente armónico de la potencia. Cuando se habló por primera vez de que Bentley iba a montar un V8 en su modelo Continental, algunos hablaron de una velocidad punta de 290 km/h, pero en realidad alcanza los 303 km/h.

Tradición V8

Galería: Primer contacto Bentley Continental GT V8El hecho de que Bentley recurra al V8 para su Continental es algo que resulta compatible con la tradición de la marca. Este fabricante británico siempre ha apostado por los ocho cilindros, hasta tal punto que el W12 prestado por la casa VW puede considerarse incluso una excepción. Sin embargo, con tan solo cuatro litros de cilindrada el V8 desarrollado en colaboración con Audi es toda una novedad.

Desde 1959 se venía utilizando un propulsor de mucho mayor volumen montado en la fábrica que Bentley tiene en Crewe. Al principio, éste contaba con una cilindrada de 6,23 litros, aunque en 1970 aumentó hasta los 6,75 litros. Mejorado con un doble turbocompresor y con la tecnología de desconexión de cilindros, ésta mecánica impulsa el buque insignia de la casa, el Mulsanne, con unos excepcionales 512 CV.

No obstante, en la casa británica están abiertos a cualquier novedad. Si bien oficialmente por el momento no hay planes de desarrollar un diésel o un motor híbrido, ninguna de las dos variantes han sido excluidas por completo.

Un amplio registro de tonalidades

A baja velocidad y con una demanda de potencia moderada, el V8 burbujea alegremente. Si el conductor le exige una mayor aceleración, entonces el sonido se convierte en un potente bramido y a plena carga el Bentley pregona su potencia a los cuatro vientos a través de los dos tubos de escape en forma de ocho, en referencia al número de cilindros del motor. Su sistema de escape deportivo opcional subraya aún más este coro a varias voces.

Sin embargo, que se escuche los neumáticos chirriar es algo que seguramente no tenga que preocupar a sus propietarios en el día a día. Gracias a la tracción integral –el 60% del par motor es trasladado a las ruedas traseras y el resto a las delanteras– y a una dirección directa este británico no sabe lo que son los problemas de tracción ni los cambios de dirección provocados por el exceso de par motor sobre el eje motriz. En general, el V8 –aunque verdaderamente ágil para su peso– tiende a subvirar. No obstante, con un poco de experiencia al volante y un hábil cambio de cargas resulta fácil incitar a la trasera de este británico de buen asentamiento en carretera, aunque sin tener que temer en ningún momento una pérdida de control.

Estrecha relación

Galería: Primer contacto Bentley Continental GT V8Siempre que lo desee el conductor podrá ajustar la suspensión neumática entre sus dos niveles (confort y sport), si bien con sus llantas de al menos 20 pulgadas el Continental es capaz de mostrar todo su carácter deportivo incluso en modo confort. Y hablando de ajustes: el que haya tenido el placer de sentarse el volante de un VW Phaeton no tendrá ningún problema con el manejo del Continental. No solo debajo del capó guarda el Bentley una estrecha relación con el buque insignia de la casa alemana fabricado en Dresde, sino que en su interior los botones, los indicadores y las opciones de menú presentan multitud de similitudes.

Sin embargo, el habitáculo plagado de madera noble y exquisita piel del Continental de 4,81 metros de longitud resulta mucho más lujoso que el del VW Phaeton. Algunas características típicas de Bentley, como los reguladores extraíbles de las toberas de ventilación, tampoco pueden faltar, al igual que el práctico aproximador del cinturón. A diferencia del W12, que presenta una consola central continua que va de la zona delantera hasta la trasera, de serie el V8 apuesta por una consola corta. Sin embargo, la prolongación de esta pieza hasta la estrecha zaga de estilo coupé se puede conseguir de forma opcional. Además, el V8 es fácilmente reconocible a través de su techo, ya que en este caso está revestido de tejido y no de piel. En el plano estético, el V8 se distingue por su faldón delantero independiente y su parrilla, ambos con rejilla de color negro, y por la letra «B» de los anagramas del frontal y la parte trasera en color rojo.

Conclusión

La pregunta es: ¿conseguirá el V8 –en nuestros concesionarios en abril de 2012– que olvidemos al doce cilindros? La respuesta a esta pregunta es no. Con 507 CV, el Continental V8 presenta una merma de potencia de aproximadamente 70 CV en comparación con el W12 y, sin embargo, resulta evidente que el V8 es el motor más agresivo y deportivo. En el tiempo de aceleración ambos se diferencian en tan solo dos décimas de segundo, mientras que en velocidad máxima el W12 supera a su hermano en 15 km/h. Si bien esto es algo que se puede pasar por alto en la práctica, en el campo de golf seguro que sí marca diferencias.

A favor del V8 podemos decir –aunque a estos niveles no suele tener ninguna importancia– que su precio de 180.500 euros le hace ser un 10% más económico que el modelo superior, ya que el descapotable arranca en los 198.000 euros. Y, además, la factura de la gasolina también es bastante más baja. El V8 firma un consumo 6 litros inferior al de su hermano W12, lo que se traduce en un evidente ahorro económico y, además, también trae consigo una ventaja importante: su autonomía es de aproximadamente 857 kilómetros.

En cambio, el W12 sigue siendo la variante más elegante y de mayor prestigio, y no solo exteriormente gracias su parrilla cromada. Al fin y al cabo, el doce cilindros –que acelera un poco mejor aunque también resulta algo más ruidoso en su funcionamiento– aporta esa dosis adicional de soberanía y serenidad que suele resultar decisiva para la mayoría de los clientes.

Un Bentley sobre los tejados

En el marco de una espectacular campaña promocional, el 8 de febrero un Bentley Continental GT V8 aterrizó sobre el tejado de la sede central de AutoScout24 en Múnich. Un helicóptero especial elevó al V8 de más de 2 toneladas de peso hasta la azotea del 14º piso, donde finalmente fue presentado ante un pequeño y selecto grupo de invitados.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.