Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto BMW M4 Cabrio

Primer contacto: BMW M4 Cabrio

En el ojo del huracán

11.09.2014

Aquello de que “en el ojo del huracán siempre reina la calma” es un símil bastante utilizado para describir aquellos coches deportivos que son accesibles a cualquier perfil de conductor. En el caso del M4 Cabrio, el único requisito para conducirlo es pagar los casi cien mil euros que cuesta, independientemente del nivel de conducción. El resto es coser y cantar…

Galería: Primer contacto BMW M4 CabrioLo primero que hay que decir es que el nuevo modelo de la familia deportiva M cuesta 10.000 euros más que el coupé, es decir, el modelo de dos puertas con techo fijo. Es una diferencia demasiado abultada pero que se justifica desde el primer momento si la climatología acompaña y podemos disfrutar del sol y una buena temperatura a bordo de un “M” que cumple todas nuestras expectativas. Con la transmisión manual de seis marchas, este Cabrio de 431 cv consigue acelerar en 4,6 segundos, sólo dos décimas más del tiempo que necesita invertir el modelo con cambio DKG. Entre las 1850 y las 5500 vueltas es el rango en el que se desata todo el vendaval de par motor que puede generarse en el cigüeñal, en concreto 550 Nm. El régimen de corte de inyección está en 7300 vueltas.

Al mismo tiempo pudimos comprobar la excepcional eficiencia de la tecnología BMW TwinPower Turbo, la cual se manifiesta principalmente en los consumos. Este descapotable con transmisión manual firma un consumo en ciclo UE de 9,1 litros cada cien km, mientras que la variante con cambio automático puede mejorarlo casi medio litro, bajando la cifra hasta los 8,7 litros. Ninguna de las dos versiones cuenta, eso sí, con unas emisiones de CO2 inferiores a los 200 gramos de CO2 por kilómetro.

Galería: Primer contacto BMW M4 CabrioDe todas formas, la capacidad para contener el gasto de combustible queda anulada por completo en el momento que queremos sacar a relucir todas las capacidades de este coche, el cual saca por cierto un sonido embriagador de sus cuatro escapes. Sus seis cilindros en línea muestran un carácter suave, con matices sutiles y más progresivos que radicales. En este sentido parece como si se hubiera querido orquestar el empuje del motor con el viento en la piel de los pasajeros. Cuanta más suavidad, mayor disfrute. Incluso a velocidades superiores a 200 km/h el interior se mantiene en una relativa calma gracias al deflector de viento.

Función de alzado del techo en el maletero

Galería: Primer contacto BMW M4 CabrioA pesar de todo, si lo que queremos es circular disfrutando al cien por cien del sistema de audio o hablando sin alzar la voz más de la cuenta, siempre podemos cerrar el techo. Para ello sólo hay que pulsar un botón y la estructura plegable de tres piezas de vidrio y metal conseguirá en sólo 20 segundos sincronizar todas sus piezas para cubrir por completo el habitáculo. El proceso puede hacerse también en marcha hasta una velocidad máxima de 18 km/h, suficiente para salir de la urbanización o para cubrir el recorrido que hacemos dentro del garaje hasta la calle.

El techo una vez plegado descansa dentro del maletero, reduciendo su volumen desde los 370 hasta los 220 litros. Lo poco que queda, sin embargo, puede utilizarse con comodidad ya que el acceso a este espacio es cómodo y cuenta con un sistema que puede levantar el techo unos centímetros para facilitarnos las labores de carga. Sin duda todo un detalle de lujo.

Clase, genio y precisión

Galería: Primer contacto BMW M4 CabrioEn términos de rigidez torsional, no es de extrañar que BMW no haya escatimado lo más mínimo para que el chasis sea lo más estable posible. El M4 Cabrio pesa 1,8 toneladas, mide 4,67 metros de longitud y tiene un ancho y alto de 1,87 y 1,39 metros (con el techo cerrado). Así, el nuevo modelo resulta 200 kg más pesado que el coupé pero es 60 kg más ligero que su predecesor. Esto se ha podido conseguir gracias a que los paneles laterales delanteros y el capó están construidos en aluminio ligero mezclado con CFRP, lo que conocemos más comúnmente como fibra de carbono reforzada con plástico.

BMW, por tanto, ha conseguido unas características de rigidez y pesos acorde con su política de dinamismo en la familia M. Esto quiere decir que toda la deportividad de un modelo con 431 cv y 550 Nm de par puede ser llevada con mucha clase, con mucho genio y también con mucha precisión. Las tres cosas pueden darse por separado pero también pueden conjugarse, lo cual requiere de muchas manos y también mucha cabeza. Para ello BMW pone a disposición de sus clientes muchos cursos de perfeccionamiento de la técnica de conducción en un modelo M. En Munich, por ejemplo, es de sobra conocido el Driving Academy de Maisach, en un antiguo aeropuerto militar.

Detalles hasta en el emblema

Galería: Primer contacto BMW M4 CabrioLa división M de BMW no sólo tiene capacidad para conseguir prestaciones, sino también para ofrecer un nivel de personalización altísimo en sus modelos. El M4 Cabrio cuenta con tapicería de cuero, que está disponible en cuatro colores y va adornada con el emblema M iluminado en los reposacabezas. Además de este detalle, en el habitáculo y en el exterior están todas las señas de identidad de la familia M: instrumentación circular con gráficos e blanco, volante de cuero deportivo, llantas con diseño de radios dobles, molduras cromadas y remates con contrastes de color en las costuras de los materiales del interior.

La lista de equipamiento opcional es tan larga que no podríamos resumirla en un artículo. Sin embargo, podemos destacar por encima de todos los extras los frenos cerámicos y el chasis adaptativo, algunos sistemas de asistencia al conductor y otros detalles como la calefacción auxiliar dedicada al cuello del conductor y del acompañante. Para los dos asientos traseros este servicio no está disponible, aunque lo cierto es que la mayoría de los clientes del M4 utilizan las plazas traseras como un maletero adicional.

Resumen

El nuevo M4 Cabrio es tan caro como espectacular y sigue cumpliendo con la tradición de BMW a la hora de fabricar descapotables. El viento, lejos de ser un obstáculo, se ha convertido en una razón más de disfrute incluso en condiciones adversas como el frío, ya que en esta generación puede evitarse con sistemas de calefacción auxiliar para conductor y acompañante. Lujo, dinámica y elegancia se dan cita en un coche espectacular con una inconfundible identidad “M”.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.