Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto BMW Serie 3

Primer contacto: BMW Serie 3

¿Sigue siendo el mejor?

22.11.2011

Nuestros automóviles deben ser más eficientes, pero los motores modernos funcionan ya al máximo de su eficiencia. Sin embargo, el consumo también se puede reducir de otras formas, por ejemplo a través de una construcción ligera. El reto pasa por mantener intactos el confort y la seguridad.  Y el nuevo Serie 3 de BMW nos muestra cómo es posible.

Galería: Primer contacto BMW Serie 3Si tenemos en cuenta que el peso global de este automóvil es de aproximadamente 1,5 toneladas, no parece que 45 kilos sean mucho y, sin embargo, no resulta nada fácil deshacerse de esos «kilos de más». Pese a todo, eso es exactamente lo que ha perdido la sexta generación del BMW Serie 3, por lo que ahora el peso total de su variante básica es de 1.415 kilogramos. La dieta a la que ha sido sometido ha pasado por la utilización de aceros de alta y máxima resistencia, plásticos y modernos materiales compuestos, así como aluminio.

Al mismo tiempo, el modelo más vendido del fabricante de Múnich también ha crecido en tamaño. Su distancia entre ejes es ahora 9 cm más ancha, mientras que su longitud total alcanza los 4,62 metros. Aunque a simple vista parezca poco, esta plusvalía de 1,3 cm redunda en beneficio de los pasajeros de la parte trasera que, en comparación con su predecesor, disfrutarán de bastante más espacio. Y el maletero también ha aumentado su capacidad en 20 litros hasta un total de 480 litros. Lo mejor de todo es que si se encarga el sistema de acceso sin llave, la tapa del maletero se podrá abrir con un ligero movimiento del pie debajo del paragolpes trasero. O al menos debería hacerlo, aunque en las primeras pruebas el sistema no se mostró siempre dispuesto a funcionar.

Nuevo concepto de iluminación

Galería: Primer contacto BMW Serie 3Como ya hemos dicho, la oferta de espacio en el fondo sigue sin ser demasiado generosa, pero ahora se viaja de forma algo más cómoda sobre un banco trasero relativamente duro. Sin embargo, la fila de asientos delantera es la que proporciona mayor confort y diversión, sobre todo si uno está sentado a la izquierda. El puesto de conducción es el habitual, si bien el cuadro de instrumentos con sus clásicos componentes redondos ha sufrido una ligera modificación.

El nuevo concepto de iluminación se denomina «Black Panel», una tecnología que permite iluminar todos los indicadores del cuadro en el momento en el que el conductor introduce la llave en el encendido. La consola central no presenta ninguna sorpresa. Sigue estando orientada hacia el conductor, en la parte superior destaca la gran pantalla montada al aire y debajo de las salidas de aire se encuentran ubicados los habituales botones de selección rápida y el sistema de aire acondicionado. Sin embargo, el nuevo Serie 3 presenta una novedad que pronto se convertirá en uno de sus principales reclamos. El controlador iDrive situado en el túnel central viene incorporado de serie en todos los modelos y nos permite controlar el completo sistema de navegación y entretenimiento.

Un término medio

Galería: Primer contacto BMW Serie 3Nos ha parecido una buena decisión por parte de BMW respetar en la reedición del Serie 3 los dos portabebidas situados delante de la palanca de cambio. Si bien la tradición norteamericana de llevarse la bebida al coche no es algo que se cultive mucho por estas lindes, los dos soportes ofrecen suficiente espacio de almacenamiento para la cartera y el teléfono móvil. En lugar de una tapa, lo que el Serie 3 ofrece ahora es una cubierta que convierte los portabebidas en un compartimento abierto. Bien es cierto que hoy en día los compartimentos suelen brillar por su ausencia y prueba de ello es que, aparte del ya mencionado portavasos, el nuevo modelo sólo cuenta con huecos en las puertas y un compartimento portaobjetos situado en la consola central.

En lo que a la calidad se refiere, para el nuevo Serie 3 BMW ha decidido tomar un camino intermedio entre los acabados casi perfectos del Serie 7 y los materiales de escasa calidad del X1. En este sentido, se puede decir que el salpicadero del Serie 3 resulta agradable tanto a la vista como al tacto. Sin embargo, no podemos olvidarnos de que en nuestro modelo de preserie sí detectamos algunos puntos débiles, sobre todo en cuanto a la precisión de las uniones allí donde confluyen materiales diferentes o algún que otro borde mal desbarbado.

Cuatro motores para empezar

Galería: Primer contacto BMW Serie 3Para su lanzamiento al mercado en febrero de 2012 BMW tiene previsto equipar al Serie 3 con dos motores de gasolina y dos diésel, todos ellos con turbocompresor y sistema automático de parada y arranque. La mecánica de acceso en el apartado gasolina la constituye el 328i con un cuatro cilindros que moviliza 245 CV, un viejo conocido que por primera vez entra a formar parte de la gama media de la casa bávara. Por encima de él nos encontramos con el potente seis cilindros en línea del 335i que despliega un total de 306 CV.

En el caso de los diésel, en realidad se trata de un único grupo motor, concretamente el 320d de dos litros. Además de la versión estándar de 184 CV, también estará disponible en la variante Efficient Dynamics, más eficiente y de menores prestaciones, que desarrollará 163 CV y contará con otras medidas de ahorro de combustible como ruedas de resistencia optimizada a la rodadura, mejoras aerodinámicas y una configuración del tren de propulsión optimizada a la fricción. Porqué todas estas medidas orientadas a reducir el consumo de combustible no están disponibles para todos los coches es algo que sólo sabrán los del departamento de marketing.

Ocho velocidades

Galería: Primer contacto BMW Serie 3Las primeras pruebas con el nuevo Serie 3 las realizamos a bordo de un 328i con cambio automático. La caja automática de ocho velocidades, a la que por cierto también ha contribuido ZF, presenta un funcionamiento óptimo y se puede solicitar de forma opcional para todas las variantes propulsoras, ya que de serie se monta un cambio manual de seis marchas. Quien quiera también puede invertir 170 euros más y encargar el denominado «cambio automático deportivo».

Éste permite cambiar las marchas manualmente de forma más rápida y, además, no sólo con la habitual palanca de cambios, sino también a través de las levas situadas en el volante. El único requisito para ello es el volante deportivo. Sin embargo, cabe la duda de si la inversión merece la pena, ya que al fin y al cabo el principal motivo para comprarse un cambio automático es no tener que cambiar uno mismo de marcha.

Un ágil gasolina de acceso

Galería: Primer contacto BMW Serie 3Como no podía ser de otra forma, nuestro motor de prueba lo hizo muy bien y logró hacerse un hueco en nuestros corazones. Si este mismo propulsor ya nos gustó en el Serie 5, montado en un modelo más ligero resulta todavía más dinámico. Gracias al turbocompresor, este motor de gasolina de cuatro cilindros ya dispone de sus 350 Nm de par motor a un escaso régimen de 1.250 revoluciones, lo que le permite firmar un tiempo de aceleración de 5,9 segundos.

Las órdenes del conductor se traducen en aceleración sin apenas retardo del turbo, el propulsor aumenta solícito de revoluciones y se mantiene silencioso durante bastante tiempo hasta que, llegados a un régimen de revoluciones alto, comienza a llamar la atención con un sonido profundo. Hasta que en 2012 BMW dé luz verde al 320i, el 328i seguirá siendo en cualquier caso un gasolina de acceso sumamente potente que no tendrá nada que envidiar al seis cilindros en línea.

Ahorrar combustible al mismo precio

Galería: Primer contacto BMW Serie 3En el apartado diésel, la prueba de conducción se desarrolló a bordo de un 320d que gracias a su par motor de 380 newtons/metro proporciona una sólida progresión desde la zona baja de revoluciones, haciendo posible tanto una conducción relajada como potentes aceleraciones en momentos puntuales. En este sentido, parece que tan sólo necesitará 7,5 segundos para alcanzar los 100 km/h. Sin embargo, lo que no pudimos comprobar –por falta de unidades de prueba– fue si realmente estos 20 CV más de potencia frente a la versión Efficient Dynamics resultan perceptibles y necesarios.

La experiencia nos dice que no. Tanto más cuando el ED dispone del mismo par motor y, gracias a un volante de inercia bimasa con péndulo centrífugo, también funciona de forma sumamente silenciosa y refinada en la zona baja de revoluciones y, por lo tanto, de manera eficiente. Por motivos económicos y ecológicos la balanza se inclina en cualquier caso a favor del 320d Efficient Dynamics, ya que ambas variantes diésel serán prácticamente igual de caras.

Excelente compromiso

Galería: Primer contacto BMW Serie 3El chasis del nuevo Serie 3 establece el nexo de unión perfecto entre confort y dinámica. Si bien su predecesor adolecía de un confort limitado, en el nuevo modelo BMW ha logrado satisfacer ambos requisitos con un nuevo eje trasero y el sistema Dynamic Driving Control. El nuevo Serie 3 amortigua de forma extremadamente suave, sin perder por ello su sensación directa o la respuesta precisa a las órdenes del conductor. Además, este tracción trasera se beneficia de una distribución paritaria del peso entre los ejes que le permite llevar a cabo mayores aceleraciones transversales sin desviarse del trazado que marca una dirección tan tensa como precisa.

A través del mencionado sistema Dynamic Driving Control, y de acuerdo con el equipamiento seleccionado, el conductor podrá controlar la línea característica del pedal del acelerador, la respuesta del motor, los controles dinámicos de los amortiguadores, la asistencia a la fuerza direccional (ESP) y el DSC. Los modos «Comfort» y «Sport» no necesitan explicación, pero no está demás mencionar que si seleccionamos el modo «Sport+» se activa además el control de tracción dinámico DTC.

Ahorro de kilómetros

Galería: Primer contacto BMW Serie 3A primera vista, el modo «Eco Pro» nos genera ciertas dudas. Una vez seleccionado este modo, además de una respuesta algo más lenta a las órdenes del acelerador lo que notaremos es que algunos sistemas como el aire acondicionado, la calefacción de los asientos o los espejos exteriores calefactados no funcionan a pleno rendimiento. Aparte, el conductor recibe algunos consejos para lograr un modo de conducción más eficiente, por ejemplo cuándo debe levantar el pie del acelerador.

Lo que resulta interesante es el indicador de la autonomía. Al seleccionar el Eco Pro, sobre la pantalla de tecnología Black Panel aparecerá un valor adicional que nos indica cuántos «kilómetros adicionales» hemos «economizado» con respecto a la autonomía original. Según el fabricante, este modo hace posible una reducción del 20% en el consumo medio, y sin sentirse un obstáculo para el resto de los usuarios de la vía.

Siempre eficiente

Y hablando de consumos podemos afirmar sin lugar a dudas que los consumos homologados calculados en el banco de pruebas resultan ejemplares. El 328i registra un consumo de 6,4 litros, mientras que el 335i alcanza los 7,9 litros. En el apartado de los diésel las cifras son de 4,6 y 4,1 litros. En combinación con el cambio automático, ambas cifras se mantienen igual o incluso descienden un poco. En el caso del 335i, incluso 0,7 litros. Si bien en la práctica estas cifras aumentarán un poco, queda demostrado que las medidas de ahorro de combustible aplicadas por BMW, por ejemplo la recuperación de la energía o la dirección asistida eléctrica, han dado sus frutos.

Tres líneas

Galería: Primer contacto BMW Serie 3Además del modelo básico, por primera vez el Serie 3 se puede adquirir en tres líneas de equipamiento (Modern, Sport y Luxury) que traen consigo alguna que otra diferencia, sobre todo estética. La línea deportiva presenta una parrilla de ocho lamas en color negro, espejos exteriores en el mismo color, así como inserciones en aluminio y asientos deportivos en su interior. Para la línea «Luxury» están previstas once lamas cromadas en la parrilla, así como madera noble en el habitáculo. La versión «Modern» tan sólo cuenta con lamas en aluminio satinado y elementos decorativos en este mismo material.

Sin embargo, el hecho de que existan tres líneas diferentes no quita para que haya que pagar aparte por la mayoría de los componentes de confort. Al menos nos queda el consuelo de que la lista de extras cumplirá prácticamente cualquier deseo. Además de algunos componentes estándar como puede ser el techo corredizo, los asientos calefactados, el sistema de navegación  o la recepción digital de la radio encontraremos algunas virguerías habituales en este segmento.

Sobre todo el Head-Up Display y el sistema de cámaras «Surround View»  que muestra el vehículo y su entorno a vista de pájaro y ha demostrado ser de mucha ayuda a la hora de aparcar. Y, por supuesto, también tendremos acceso a todo un arsenal de sistemas de ayuda a la conducción entre los que se encuentran el sistema de detección del límite de velocidad, el sistema de advertencia de cambio de carril, el sistema de ayuda al aparcamiento autodireccionado. Sin embargo, gracias a los montantes estrechos y a la buena visibilidad que estos proporcionan, el Park Assistant no parece muy necesario. Y con el paquete deportivo M, el chasis M y los frenos deportivos M los amantes de la velocidad también verán cumplidas sus expectativas.

Conclusión

Galería: Primer contacto BMW Serie 3El Serie 3 es el modelo más importante de la gama de vehículos de BMW y garantiza la mayor parte del volumen de negocios. La sexta generación debe continuar siéndolo y, por suerte, parte con las mejores condiciones para conseguirlo. Aparte de algunas pequeñas deficiencias en los acabados, la reedición del BMW Serie 3 constituye un conjunto óptimo que entusiasmará tanto a los conductores orientados al confort como a aquellos que prefieran un carácter más deportivo.

A esto cabe añadir motores eficientes, alguna que otra virguería, como el sistema Dynamic Driving Control y pequeñas exquisiteces técnicas, como el sistema de proyección en el parabrisas o la apertura del maletero con el pie, complementos que no se suelen ver en su categoría. Por un lado, todo esto llevará a más de uno a decantarse definitivamente por BMW y, por otro, hará que más de un cliente habitual de la casa se plantee si verdaderamente necesita un Serie 5.

*A fecha de publicación de este artículo, los precios y equipamientos no están todavía definidos para el mercado español.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Garantía Sellada

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.