Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto BMW Serie 5 Touring

Primer contacto: BMW Serie 5 Touring

Enorme versatilidad

18.06.2010

Un 50% hacía tiempo que se encontraba a la espera de esta variante, ya que éste es justo el porcentaje que alcanza el modelo familiar de la Serie 5. Sin embargo, los compradores del nuevo Serie 5 Touring tendrán que seguir esperando, ya que actualmente el plazo de entrega es de tres meses. El motivo es que la demanda ha superado todas las expectativas de BMW, algo que evidentemente resulta muy satisfactorio para la marca.

El nuevo Serie 5 se vende sólo, o al menos eso es lo que aseguran los responsables de BMW en Alemania. En mayo de 2010, sólo en este país se matricularon aproximadamente 4.200 vehículos nuevos superando claramente a su rival directo, el A6 de Audi, cuyo modelo actual dejará de fabricarse dentro de poco. La renovación de la versión familiar es la tercera en la nueva generación de la Serie 5.

Tras el GT y la berlina, ahora el Touring

En la actualidad, el BMW Serie 5 sólo se puede adquirir en versión berlina y GT, aunque éste último no ha resultado ser muy popular. El coupé y el cabrio aún no están disponibles. A partir del 18 de septiembre de 2010 podremos disfrutar del modelo familiar, denominado «Touring» por la casa BMW. De esta forma, el Serie 5 se convertirá en el vehículo de referencia de la clase «business». En 2011 se pondrá a la venta el nuevo A6, por lo que habrá que barajar de nuevo.

BMW Série 5La principal ventaja de un familiar es, lógicamente, el espacio para el equipaje. Con 560 litros, el nuevo Serie 5 tan sólo alcanza el tercer puesto de nuestro trío. El A6 alcanza los 565 litros y el Clase E unos 695 litros. Al plegar el respaldo del banco trasero, el Mercedes se mantiene indiscutiblemente a la cabeza con sus 1.950 litros de capacidad de carga. El BMW pasa a ocupar la segunda posición con 1.670 litros, superando por muy poco al A6.

Sin embargo, según la casa BMW todavía más importante que todo esto es el hecho de cómo se puede cargar el vehículo. En este sentido, los de Munich se sacan un as de la manga al ofrecer una luneta trasera que se abre de forma independiente, algo que puede considerarse una verdadera plusvalía. La luneta se levanta con tan sólo pulsar un botón y, al mismo tiempo, la tapa del maletero se desliza hacia arriba dejando a la vista toda la superficie de carga. Al cerrar manualmente la luneta trasera, la tapa oculta de nuevo el equipaje de forma automática, un toque elegante.

Galería: Primer contacto BMW Serie 5 TouringDetalles elegantes

Igual de elegante es el desbloqueo de los respaldos desde el maletero. Esto es algo que Mazda ya ofrece desde hace tiempo, pero en el Serie 5 Touring resulta igual de práctico. Una peculiaridad del maletero es la división del respaldo de los asientos traseros en la proporción 40:20:40 y no según el esquema F (60:40). Según BMW se trata de la mejor solución, puesto que los asientos exteriores se mantienen intactos en todo momento y la zona intermedia más estrecha es suficiente para ampliar el espacio. Lo que también resulta muy práctico es el ajuste de la inclinación de los respaldos en un ángulo de hasta 11º en total, aunque su posición erguida no resulta muy cómoda. En cambio, en esta posición el maletero cuenta con 30 litros más de capacidad. La casa también ha resuelto de forma satisfactoria los movimientos de retirada y sujeción del conjunto tapa del maletero/red de separación (paquete de maletero). Pulsando tan sólo un botón podrá extraer fácilmente este componente de unos 10 kg de peso sin provocar ningún arañazo.

Los pequeños compartimentos a derecha e izquierda, así como en el piso del maletero sirven para alojar los más diversos cachivaches, un carril de aluminio recorre toda la longitud del maletero y una tapicería resistente reviste toda la zona destinada al equipaje. Una recomendación es el «Paquete de maletero». Éste incluye el reglaje de la inclinación del respaldo del banco trasero mencionado anteriormente, carriles de sujeción con anillas, una cinta elástica de sujeción, ganchos para bolsas, así como una red para el equipaje. BMW ofrece cajas plegables, alfombrillas antideslizantes y otros elementos útiles para el transporte de objetos en su listado de accesorios originales.

Galería: Primer contacto BMW Serie 5 TouringLa zona de los ocupantes es, en comparación con el de la berlina, casi igual en la parte trasera y exacta en la parte delantera. Sin embargo, a pesar de contar con la distancia entre ejes más grande de su segmento y una longitud total de 4,91 metros, el espacio para las rodillas en la parte posterior no es especialmente amplio. Los pasajeros de la parte delantera se sentirán especialmente cómodos en los asientos «Comfort» disponibles de forma opcional. Aunque los asientos de serie son suficientemente buenos, ya que ofrecen un buen apoyo y una sujeción lateral aceptable. De forma alternativa también se pueden encargar los asientos deportivos. El acabado del interior es excelente, los materiales cumplen nuestras elevadas expectativas y el manejo de los instrumentos es muy intuitivo. Se puede decir que el Serie 5 Touring se encuentra entre los vehículos más atractivos, tanto por dentro como por fuera. Hasta la columna B, éste modelo es exactamente igual a la berlina. La zaga del Touring tiene el aspecto dinámico, potente y típico de la marca.

El consumo homologado más reducido

Galería: Primer contacto BMW Serie 5 TouringIgual de típico de la casa BMW es un consumo homologado bajo. El motor básico, que en nuestra opinión será el que más adeptos encuentre (hasta ahora lo fue el 525d), es el diésel de dos litros y 184 CV. Éste impulsa al 520d con fuerza y sin apenas ruido,  su transmisión es limpia y, en combinación con la caja de cambios manual, tiene un consumo de 5,1 litros de combustible diésel a los 100 km. Se trata de 0,7 litros menos que su predecesor y, evidentemente, se encuentra por debajo de las cifras que marca la competencia. Por ejemplo, el Mercedes E 220 CDI Kombi registra un consumo de 5,7 litros, mientras que el Audi A6 2.0 TDIe Avant, con una potencia de 136 CV, precisa 5,3 litros. No obstante, que quede claro que todo esto es más bien en teoría. Con el Serie 5 en movimiento, su conductor debería calcular un consumo algo superior a los siete litros.

A cambio, el 520d ofrece un rendimiento que hace años hubiera resultado impensable en el segmento de los diésel. En vacío y sin equipamiento, algo que ya le hace pesar 1.715 kg, el Serie 5 Touring acelera de 0 a 100 km/h en 8,3 segundos y su velocidad máxima alcanza, al igual que su predecesor, los 220 km/h aproximadamente. En lo que respecta al peso debemos decir que BMW lo ha aumentado, al igual que hiciera ya con la berlina, y esto a pesar de que puertas, capó y aletas están fabricados en aluminio. En total, el nuevo Serie 5 Touring pesa unos 100 kg más y este gran peso se nota al conducir. El Touring tiene un comportamiento sumamente estable y, al mismo tiempo, nos sorprende por su gran manejabilidad. Nuestro vehículo de prueba, un 520d, disponía, una vez más, del sistema de amortiguación adaptativa, algo que no se ve mucho en la versión básica. Con él, el conductor puede elegir entre los modos de conducción «Comfort», «Normal» y «Sport». El cambio del reglaje es perceptible, aunque ninguna configuración reacciona de forma realmente perfecta, tal y como cabría esperar de los chasis estándar de BMW.

Por este motivo, sólo nos queda confiar y suponer que el chasis estándar con suspensión neumática y regulación del nivel en el eje trasero es lo mejor que la casa tiene que ofrecer, puesto que, por mucha deportividad que le hayan querido insuflar, el Serie 5 Touring no es ni de lejos un coche de carreras. La idea es que traslade tranquilamente a hombres y mujeres de negocio desde el punto A hasta el punto B y que permita llevar a la familia de vacaciones de la forma más cómoda posible.

BMW Série 5El precio más asequible es el del 520d, es decir 44.420 euros, aproximadamente 3.000 euros más que la berlina. Por este precio dispondremos del que probablemente sea el mejor motor diésel de cuatro cilindros, así como de un equipamiento básico suficiente. Éste incluye, junto con los habituales elementos de seguridad, una radio CD, luces de conducción diurna, asientos calefactables parcialmente eléctricos, volante de cuero, climatizador, sensor de luz y lluvia, Tempomat y llantas de aluminio de 17". Nuestra recomendación en cuanto a los extras es el cambio automático de ocho velocidades, incluso si (de momento) debemos renunciar a la función Stop-Start y el consumo aumenta 0,2 litros. Y, para terminar, algo que resulta imprescindible en el modelo familiar es el «Paquete de maletero», aunque esto debería estar incluido en el equipamiento de serie.

Conclusión

BMW Série 5Quien necesite un familiar no tiene porqué decantarse necesariamente por un Serie 5 Touring, puesto que existen otros que ofrecen más espacio y, en la mayoría de los casos, por menos dinero. En cambio, quien desee tener un BMW Serie 5 debería recurrir al Touring y no al GT, ya que la gama de motorizaciones empieza con el 530d y, además, es más caro. El Touring cuesta unos 3.000 euros más que la berlina, pero ofrece una zona de carga claramente más amplia y variable y, además, es bonito. En el aspecto de la motorización no hay lugar a dudas. El diésel de dos litros es rápido, económico y ni siquiera se aprecia esa renuncia al prestigio que suponen los dos cilindros (en comparación con los modelos 525d y 530d).

BMW Série 5

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.