Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto BMW Serie 6 Cabrio

Primer contacto: BMW Serie 6 Cabrio

Todo son virtudes

28.01.2011

El nuevo BMW Serie 6 Cabrio está tan conseguido que incluso aparcado es un placer para todos los sentidos. Sin embargo, al conducirlo por carretera a uno casi le entran ganas de situarse al borde de la carreta para poder observar su elegancia arrolladora y escuchar el sólido murmullo de su motor V8. Nosotros tuvimos la oportunidad de probar a fondo al nuevo rey de la carretera antes de su lanzamiento al mercado. Ya también nos pusimos a su lado para observarlo. Toda una prueba de confianza.

De vez en cuando, los fabricantes de automóviles no nos lo ponen muy fácil a los probadores a la hora de informar sobre sus productos. Ponen a nuestra disposición un coupé descapotable con motor V8 de casi 120.000 euros (extras incluidos) y con una potencia de más de 400 CV a orillas del mar en Ciudad del Cabo con la consigna de explorar durante dos días trayectos como la carretera Chapman's Peak Drive y los puertos de montaña en torno a Franshoek. Y después esperan que escribamos una crítica acerca de su producto. Eso es casi imposible.

Lo más importante

Galería: Primer contacto BMW Serie 6 CabrioPara empezar, queremos dejar claro que verdaderamente no hay mucho que criticar. A decir verdad no hay nada, y cualquier otra cosa sería rizar el rizo. Bueno, en realidad sí que tenemos una pequeña queja, pero ésta la desvelaremos un poco más adelante. Para comenzar diremos que el precio del nuevo 650i Cabrio asciende a 94.000 euros. A quien haya arqueado las cejas le retamos a que intente buscar un descapotable V8 de 400 CV más bonito y por menos dinero.

El nuestro viene equipado con un motor V8 sobrealimentado por partida doble y con un perfecto cambio automático de ocho velocidades. El único extra realmente necesario de la lista de cuatro páginas de equipamiento opcional es el chasis adaptativo que maneja con soltura la inconmensurable fuerza del motor (sinceramente, este abnegado probador no puede decir si tendría sentido ahorrarse los 3.790 euros que cuesta, puesto que no dispusimos de un chasis convencional para compararlo. Sin embargo, dado que el sistema adaptativo ofrece un rendimiento más que convincente, definitivamente no podemos desaconsejarlo).

Diseño

Galería: Primer contacto BMW Serie 6 CabrioEl diseño del nuevo Serie 6 es, según BMW, el principal motivo de compra. Después, la tecnología que alberga sólo tendría que cumplir lo prometido y ofrecer lo mejor de sí misma. En este sentido, no me complico la vida y remito a todo el mundo a la galería fotográfica, no sin antes advertir que al natural el coche es incluso más bonito. En su interior todo está situado en el lugar correcto, su manejo no supone ningún problema para los amantes de BMW y, para todos los demás, resulta fácil de comprender. Tampoco es difícil encontrar una posición de conducción ergonómica gracias a sus cómodos asientos y a un volante con un amplio margen de regulación.

Con este equipamiento, y con la capota retirada, nos disponemos a comenzar nuestra primera toma de contacto. En ciudad el cambio automático de ocho velocidades se mantiene en modo automático y el chasis en modo confort. Así las cosas, el V8 Cabrio rueda de forma extraordinariamente cómoda y desenfadada por las avenidas. Sin embargo, y dado que todavía nos quedan muchos kilómetros por recorrer, rápidamente nos lanzamos por carreteras convencionales y cambiamos a la configuración de chasis y relación de cambio adecuada, es decir, al modo Sport+.

Modo de prueba

Galería: Primer contacto BMW Serie 6 CabrioAhora el chasis se muestra mucho más rígido, el motor reacciona de forma más espontánea a las órdenes del acelerador y los cambios de marcha tienen un carácter deportivo en tres sentidos. En primer lugar, se realizan de forma más directa; en segundo lugar, se llevan a cabo a una compresión evidente que recuerda a los tiempos felices de las cajas SMG y, finalmente, durante el proceso de cambio se puede escuchar un estallido en el escape que, aunque está regulado electrónicamente, a nuestro parecer suena convincente.

La reacción del motor biturbo V8 al acelerador es fantástica. Quizá buscando con lupa podría encontrarse un mínimo efecto turbo, pero para el resto de los mortales resulta imposible notar ningún retardo en la respuesta. El cambio automático de la casa ZF cambia las marchas de forma tan rápida que la pregunta acerca de una alternativa, ya sea un cambio de doble embrague o un cambio manual, resulta realmente innecesaria.

Confort en cualquier situación

Galería: Primer contacto BMW Serie 6 CabrioEl chasis muestra un enorme aplomo y un buen asiento sobre el asfalto y, además, resulta sumamente cómodo en las trazadas más rápidas de las curvas. Su carácter cómodo está tan bien configurado, que en realidad nos encontramos ante un verdadero planeador veloz, ya que incluso a la hora de trazar las curvas a gran velocidad se mantiene igual de cómodo.

Sin embargo, su doble turbocompresor puede cambiar rápidamente esta tranquilidad por una mayor sensación de velocidad, aunque con un consumo medio (según el ordenador de a bordo) de 19-20 litros. BMW prefiere remitirnos a las cifras de consumo homologado estandarizadas: 15,5 litros de consumo urbano, 7,9 litros de consumo interurbano y 10,7 litros de consumo mixto.

Sorpresa

Lo que sorprende en este BMW de enorme calidad no son ni las cifras de consumo ni el elevado precio de partida. Más bien parece incomprensible que precisamente en Serie 6 más potente hasta la fecha se presente sin un sistema stop/start. Según BMW, el motivo es su enorme motor de 8 cilindros que al parecer no se ha logrado desarrollar hasta el punto de conseguir un arranque tan fiable y, sobre todo, igual de rápido que el del seis cilindros. El hecho de que el motor no se detenga al llegar a un semáforo en rojo no nos sorprendería en otras marcas. Sin embargo, en un BMW resulta casi un anacronismo.

Conclusión

Galería: Primer contacto BMW Serie 6 CabrioEl nuevo BMW Serie 6 tiene los mismos competidores que antes. El Mercedes SL y el Jaguar XK son los más importantes, aunque también podría tenerse en cuenta el Maserati Gran Turismo. Sin embargo, el BMW destaca por su cómoda configuración general y parece que además es el único que puede plantarle cara al Jaguar XK en lo que al bastidor se refiere.

El nuevo BMW Serie 6 se muestra, sobre todo en su vista trasera, menos polarizado que antes. Debajo de su zaga de diseño claramente dinámico encontramos un maletero que, según el fabricante, tiene una capacidad de hasta 350 litros y de al menos 300 litros con la capota retirada. Parece que será suficiente para dos bolsas de golf.

Lo que seguro que sí es suficiente son las prestaciones del 650i. La aceleración tiene lugar de forma espontánea e inmediata en cualquier situación imaginable y estamos convencidos de que la mayoría de los clientes no llegará nunca a exigirle toda la potencia que es capaz de desarrollar. Por este motivo, los que tengan unas ambiciones deportivas extremas no deberían dirigir su atención al 650i, sino al próximo M6.

El Serie 6 es más bien un cómodo planeador con una potencia extraordinaria. Y, además, uno que resulta atractivo incluso aparcado.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.