Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto BMW Z4 sDrive35i

Primer contacto: BMW Z4 sDrive35i

Un regalo para la vista

02.04.2009

La máxima de que los descapotables con capota textil son más bonitos ha quedado desterrada. O al menos BMW demuestra con su nuevo Z4 que la capota plegable de metal queda incluso mejor. El nuevo diseño de este deportivo descapotable ofrece más estilo, más confort, más deportividad y nuevas exquisiteces tecnológicas. Nuestro ejemplar de prueba, con 306 CV y transmisión de doble embrague, tenía de todo y en abundancia...

Para una primera toma de contacto con el nuevo Z4, BMW invitó a la prensa a Alicante. Temperatura primaveral y cielo azul radiante: en cuanto nos montamos en el descapotable, el dedo se dispara al botón de la consola central para abrir la capota. Al pulsar el botón, ambas partes de la capota se pliegan rápida y elegantemente de forma horizontal en el maletero, aunque no durante la marcha. El varillaje de la capota podría competir en cuanto a complejidad con el acelerador de partículas del CERN.

Galería: Primer contacto BMW Z4 sDrive35iEn cualquier caso, el equipo de BMW ha realizado una labor excelente en lo que se refiere a la funcionalidad y el diseño de la capota, que no sólo se ajusta armónicamente a la forma plana y dinámica del Z4, sino que además sólo pesa 80 modestos kilos. De este modo, las 1,6 toneladas de este biplaza constituyen un peso total aceptable que, con una distribución equitativa sobre ambos ejes, promete una conducción dinámica al más alto nivel.   

Potente y veloz

Galería: Primer contacto BMW Z4 sDrive35iDe cumplir esta promesa se encarga principalmente el motor del sDrive35i. Bajo el casi interminable capó, se oculta el motor de seis cilindros y tres litros conocido ya de otras series de BMW, que genera 300 CV gracias al doble turbo. Los 400 Nm de par están disponibles a partir de las 1.300 vueltas. Esta fuerza empieza a disminuir una vez que se superan las 5.000 vueltas. Cuando se le pide potencia, el motor responde alegremente con un bramido demostrativo. Esta potencia, disponible en una amplia gama de revoluciones, permite un arranque fulminante sin retraso en la respuesta del turbo. El sprint hasta los 100 km/h dura 5,1 segundos y la velocidad máxima se eleva a los 250 km/h.

A su excelente conducción contribuye además la transmisión de doble embrague de siete relaciones, que cambia de marcha suave pero velozmente y sin tirones. La transmisión también es responsable de la conducción altamente eficiente del Z4. BMW estima unos modestos nueve litros de consumo. En el trazado especialmente sinuoso de nuestra ruta de prueba, sin embargo, donde el pie del acelerador apenas descansó, el ordenador de a bordo marcó un consumo de 16 litros.

Un tipo duro

Galería: Primer contacto BMW Z4 sDrive35iEn un deportivo descapotable tan ágil, resulta difícil contenerse, puesto que la diversión en las curvas es enorme. La abundante potencia se transmite con una tracción perfecta al eje trasero. La dirección responde con gran precisión, sin influencia de ningún tipo de la tracción. La rígida carrocería, por su parte, también permite una maniobrabilidad óptima. La estabilidad dinámica transversal unida a un alto nivel de seguridad se aprecia sobre todo en el modo deportivo. Aquí el ESP es más tolerante, mientras que la dirección, la aceleración y el chasis se ajustan a una conducción más deportiva. Esta posibilidad de elección la ofrece el Z4 sólo en combinación con el chasis deportivo adaptativo, que hace llegar las grandes irregularidades del terreno con cierta dureza a los ocupantes.

A los ocupantes también les llegan con cierta brusquedad las turbulencias del viento, que a pesar del paraviento trasero despeinan bastante. Con todo, es bueno notar algo en este deportivo tan confortable, ya que, sin el contacto con los elementos, la experiencia al volante de un descapotable sería un tanto insípida.

Noble y práctico

Galería: Primer contacto BMW Z4 sDrive35iCon la capota cerrada, los ocupantes disfrutan de un confort casi sin ruidos. Junto a la gran superficie acristalada, también destaca el revestimiento interior claro y acogedor del techo. Sentados en los cómodos asientos con contornos deportivos, los pasajeros del Z4 tienen ante sí un elegante interior: adornos en madera, aplicaciones de aluminio y tapicería en cuero y alcántara que se unen al atractivo diseño, el perfecto acabado y la estética noble a la vez que deportiva.

El nuevo Z4 también ha mejorado bastante en ciertos aspectos prácticos: la visibilidad, el espacio para la cabeza y el acceso son ejemplares, al menos para un deportivo biplaza descapotable. En el maletero caben más de 300 litros (con la capota plegada, 180). Además, dispone de hueco de acceso al maletero, portabebidas y diversos compartimentos. Entre los extras está el sistema de navegación con tecnología High-End y disco duro, pantalla de gran tamaño, conexión para Bluetooth y USB y acceso a Internet.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   BMW Z4 sDrive35i
Acabado   Sport-Automático
Especificaciones    
Longitud/anchura/altura (mm)   4.239/ 1.790/ 1.291
Distancia entre ejes  (mm)   2.496
Diámetro de giro (m)   10,9
Peso (kg)   1.600
Volumen del maletero (l)   180 - 310
Neumáticos   225/45 R17 / 225/40 R17
Motor    
Cilindrada (cc)   2.979 / 6 en línea
Potencia (cv)   306
Par máximo (Nm/rpm)   400/ 1.300
Tracción   Tracción trasera
Transmisión   Automático, 7 velocidades
Combustible   Gasolina
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   13,5 / 7 / 9,4
Emisiones CO2 (gr/km)   210
Consumo durante test (l/100km)   N.D.
Características    
Aceleración 0-100 km/h (s)   5,1
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª   N.D.
Capacidad depósito (l)   55
Velocidad máxima   250
Precio (sin extras)    
Euros   51.800
Equipamiento extra   Asientos deportivos (778 euros)
 
Más datos
Menos datos
 

Precio no apto para todos los públicos

Por nuestro ejemplar de prueba con equipamiento prácticamente completo, BMW pide un precio nada despreciable. Mientras que la versión básica con motor de seis cilindros y 204 CV de potencia está disponible a partir de los 39.900€, el precio de nuestro sDrive35i supera los 51.800€. Quien le añada además chasis deportivo, transmisión de doble embrague y algunos detalles de confort, llegará a los 55.000€, si bien a cambio recibirá un descapotable biplaza de pura raza al más alto nivel de confort y deportividad.

Conclusión

Ópticamente, el nuevo Z4 es un regalo para la vista por dentro y por fuera. Su elegante capota en dos partes de aluminio proporciona mayor confort y funcionalidad. En el modo descubierto, este deportivo ofrece grandes dosis de disfrute al aire libre. Con chasis deportivo adaptativo y motor biturbo con 306 CV, su comportamiento dinámico no dará motivo alguno de queja.

Galería: Primer contacto BMW Z4 sDrive35i

Traducción: María Dolores Lozano

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.