Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Chevrolet Cruze Station Wagon

Primer contacto: Chevrolet Cruze Station Wagon

Rotundamente mejor

19.07.2012

La familia de los Cruze tiene un nuevo miembro: tras los modelos de cuatro y cinco puertas, la serie de Chevrolet con más éxito en la actualidad crece con la llegada de una elegante versión familiar. Aparte de mucho espacio, el SW ofrece dos nuevos motores turbo que se caracterizan por unas excelentes prestaciones en términos de dinámica y eficacia. Además, la recién renovada serie incorpora por primera vez la nueva generación de sistemas de información y entretenimiento MyLink que integra de forma inteligente las funciones de los smartphones. Sin lugar a dudas, el Cruze resulta más atractivo que nunca.

Y esto es posible, entre otras cosas, gracias a su mejora estética. Si bien las nuevas entradas de ventilación cromadas situadas en el faldón delantero confieren un aire más masculino a un semblante ya de por sí bastante atractivo, la nueva parrilla, los nuevos grupos ópticos, así como las nuevas llantas de aleación ligera y pinturas aportan un toque de frescura en todas las variantes del Cruze.

Además, el Station Wagon de casi 4,70 metros de longitud es el modelo más imponente de la familia Cruze, además del más vistoso. Con su línea de techo ligeramente descendente hacia la parte trasera, las barras portaequipajes y su zaga achaflanada el familiar irradia un cierto carácter dinámico a pesar de su orientación práctica.

Abundante espacio para el equipaje

Galería: Primer contacto Chevrolet Cruze Station WagonSin embargo, a los clientes de los modelos familiares les preocupan más lo valores internos y estos también son buenos. Al fin y al cabo, el banco trasero ofrece espacio suficiente para que puedan viajar cómodamente ocupantes de gran envergadura o, de forma alternativa y gracias a su respaldo divisible en dos, también permite ampliar el maletero de 500 litros de capacidad hasta casi los 1.500 litros. De esta forma, su compartimento de carga bien revestido ofrece la misma capacidad que el Golf Variant, aunque el Cruze no dispone de de asiento del copiloto con respaldo abatible.

Los huecos portaobjetos adicionales situados debajo del piso del maletero, en los laterales y en un compartimento extraíble algo rebuscado situado entre el respaldo del banco trasero y el cajón de la persiana completan la imagen positiva del conjunto. Sin embargo, el Station Wagon no ofrece ningún sistema de sujeción especial para la carga. En el caso del SW uno busca en vano soluciones inteligentes como el paquete FlexOrganizer o el banco trasero con sistema de desbloqueo a distancia del Opel Astra Sports Tourer.

Soluciones multimedia inteligentes

Galería: Primer contacto Chevrolet Cruze Station WagonUn poco más adelante, en el salpicadero de diseño elegante y moderno, encontramos en cambio una buena innovación que la filial del grupo Opel aún no ofrece: el sistema multimedia bautizado con el nombre de MyLink y que dispone de una gran pantalla táctil a través de la cual podremos controlar multitud de funciones procedentes de nuestro smartphone conectable. Así, el sistema MyLink no cuenta con los requisitos técnicos necesarios para desarrollar una función de navegación propia, pero puede reproducir el mapa de un teléfono con GPS que será el que se encargue en realidad de la navegación.

Si conectamos un smartphone de este tipo al sistema MyLink a través de la conexión Bluetooth o USB también podremos reproducir los archivos de audio, vídeo e imagen almacenados en el teléfono. Incluso la gran red de redes llega al Cruze mediante nuestro smartphone y a través de la superficie del sistema MyLink podremos disfrutar también de la radio por Internet. Además, también cuenta con una instalación manos libres.

Sin embargo, lo que nos ha llamado la atención es su política de suplementos. El futuro propietario solo podrá encargar el sistema MyLink con la línea de equipamiento superior LTZ, que ya dispone de un sistema de navegación multimedia. Por un pequeño suplemento éste se puede sustituir por el sistema MyLink, a pesar de que en lo que respecta al hardware el navegador estándar podría ser en realidad la solución más cara y con el sistema MyLink uno siempre depende de la funcionalidad de un smartphone. Por este motivo, nuestra recomendación es que si el comprador se decanta por la línea de equipamiento superior, entonces es mejor mantener el navegador clásico por muy tentadora que resulte la conectividad con el smartphone.

Nuevo gasolina con reducción de cilindrada

Galería: Primer contacto Chevrolet Cruze Station WagonLos dos nuevos motores turbo con reducción de cilindrada, que ya montan desde hace tiempo algunos modelos de Opel como el Astra, lograron convencernos mucho más. El Cruze tiene a su disposición un gasolina de 1,4 litros y 140 CV, así como un diésel de 1,7 litros y 130 CV. El gasolina con reducción de cilindrada es, en cualquier caso, el propulsor más suave y potente y, asociado a un cambio manual de seis velocidades, impulsa a este tracción delantera de 1,4 toneladas de peso en 9,5 segundos hasta los 100 km/h alcanzando como máximo una velocidad de 201 km/h.

El motor responde de forma directa a las órdenes del acelerador y gracias a sus 200 Nm de par motor ofrece una buena progresión. En lugar de los 5,7 litros de consumo homologado que anuncia el fabricante, a la conclusión de nuestro trayecto de prueba el ordenador de a bordo marcaba 7,4 litros. En comparación con el segundo propulsor de gasolina de 1,8 litros de cilindrada y 141 CV de potencia esta nueva alternativa es un claro avance, ya que el motor turbo más pequeño muestra una progresión mucho mejor con un consumo más reducido y, además, desempeña su trabajo de forma mucho más silenciosa.

Un diésel más pequeño y robusto

El nuevo diésel 1.7 de 130 CV es una buena alternativa al aún disponible 2.0 de 163 CV, incluso en lo que respecta al precio. Dado que ambos diésel están asociados a determinadas líneas de equipamiento, el precio de acceso al nuevo motor diésel menos potente es unos 2.000 euros inferior, aunque a igualdad de equipamiento la ventaja en el precio se reduce a unos cientos de euros. Con un tiempo de aceleración de 10,4 segundos y una velocidad máxima de 203 km/h el Cruze SW 1.7 TD es solo un poco más lento que el propulsor de dos litros.

Y en el apartado del consumo se puede afirmar que con el nuevo diésel es posible ahorrar unos decilitros, si bien los 4,5 litros oficiales se convirtieron en 6,5 litros en la práctica. Un pequeño inconveniente del 1.7 es su marcado efecto turbo, ya que el par motor máximo de 300 Nm no está disponible hasta las 2.000 vueltas. Sin embargo, una vez superado el motor responde bien a las órdenes del conductor y acelera limpiamente hasta alcanzar la velocidad máxima.

Por lo demás, el Cruze Station Wagon no solo se muestra en plena forma en lo que respecta a la dinámica longitudinal, sino que también resulta convincente en curva. Si bien su comportamiento no es el de un BMW Serie 3 y tampoco resulta tan cómodo en marcha como un Mercedes Clase C, el SW se desenvuelve a la perfección en todas las disciplinas y su sólida configuración constituye una buena opción para un uso diario de lo más exigente.

Conclusión

Galería: Primer contacto Chevrolet Cruze Station WagonHasta ahora, el lema del Chevrolet Cruze ha sido «mucho coche por poco dinero», lo que se ha convertido en una receta de éxito tal y como ha quedado demostrado en los últimos tres años. Parece que el Station Wagon no tendrá ningún problema en perpetuar este éxito, ya que ofrece aún más coche por un precio aún por confirmar, pero con una línea igual de baja.

El concepto básico del Chevrolet Cruze tiene su continuidad en la versión familiar, y de forma aún más convincente. El SW ofrece todo lo que ha de tener un familiar moderno, aunque no obstante hemos echado en falta algún detalle que otro. En este sentido, carece de un sistema especial de sujeción para el equipaje, el respaldo del copiloto no se puede plegar y tampoco dispone de un sistema de desbloqueo a distancia para el respaldo del banco trasero. Los que deseen contar con este tipo de extras deberían decantarse por el Opel Astra Sports Tourer, cuya tecnología es además muy similar.

Volviendo al Cruze SW debemos reconocer que lo que sí nos ha gustado mucho son los dos nuevos motores turbo con reducción de cilindrada, aunque el gasolina 1.4 es indudablemente la mejor opción. Cuesta menos, ofrece las mejores prestaciones, su funcionamiento es más suave y su consumo es solo un litro superior al del diésel 1.7.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.