Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Chevrolet Trax

Primer contacto: Chevrolet Trax

La polivalencia

18.04.2013

Los compradores españoles son muy curiosos: nadie necesita un SUV de estas características y sin embargo son muchos los que adoran una posición de conducción elevada y el carácter aventurero que sugiere una carrocería de aspecto robusto. Los seudo-todocaminos están de moda. Si además son compactos y asequibles, entonces las previsiones de ventas son formidables. El Trax, con el que la marca en expansión Chevrolet pretende dar un nuevo impulso a su política de consolidación en Europa, es especialmente compacto y extraordinariamente asequible. Sin embargo, su atractivo aumenta al tiempo lo que lo hace su precio.

Aunque Chevrolet describe al Trax como un SUV perteneciente al segmento B, en realidad con una longitud de 4,25 metros sus dimensiones son más las de un modelo compacto elevado en altura. Un par de líneas dinámicas, como los pasos de rueda abultados que nos recuerdan al Nissan Juke, y un par de detalles que transmiten su espíritu aventurero (armazón de plástico, protección de bajos, barras portaequipajes) confieren a este tracción integral una estética de coche ideal para el tiempo de ocio. Es cierto que el Trax no posee una belleza clásica, pero se ajusta a la perfección a las preferencias de hoy en día.

Galería: Primer contacto Chevrolet TraxY lo mismo ocurre con su interior. Éste prescinde de un ambiente premium elegante, pero sorprende a los ocupantes con un encanto moderno y refrescante. Así, la vista del conductor irá a parar a un cuadro de instrumentos que cuenta con un cuentarrevoluciones analógico y un anticuado indicador digital monocromo para la velocidad, así como para la indicación de los kilómetros y el nivel de combustible. Un solución que recuerda más al cuadro de las motos deportivas.

Excelente sistema «Mylink» y política de paquetes limitada

El otro gran atractivo es la gran pantalla a color del sistema multimedia «Mylink» situada en la consola central. Conectado a través de USB a un smartphone y tras haber comprado las aplicaciones correspondientes esta gran pantalla táctil incorpora al Trax un excelente sistema de navegación GPS, muchas funciones multimedia e incluso Internet. Sin embargo, esta solución inteligente solo está disponible con el tercer nivel de equipamiento «LT» y, por lo tanto, a partir de 22.790 euros, algo que exige una gran disposición para invertir. En comparación, para el Opel Adam este sistema está disponible como opción extra por un importe de 300 euros.

Galería: Primer contacto Chevrolet TraxSin embargo, Chevrolet pretende posicionar el Trax como una alternativa barata, algo que no refleja un interior ordenado y dotado de abundantes huecos portaobjetos. En este caso se ha utilizado sobre todo plástico duro y el nivel de acabado de las uniones también habla de una cierta optimización de costes, algo que no beneficia en absoluto a la imagen global. Otra cosa que nos sorprendió desde el principio fue que no ofrece la posibilidad de encargar un climatizador.

Variable y espacioso

Gracias a su amplia oferta de espacio este coreano de tintes norteamericanos resulta más convincente. A pesar de que no es ningún milagro de la economía de espacio, en el Trax pueden viajar cuatro adultos de forma relativamente cómoda y, además, sigue habiendo espacio para llevar el equipaje, algo que lo convierte en un modelo apto para familias. Sus 356 litros de maletero se pueden ampliar hasta los 1.370 y, gracias a que el respaldo del asiento del copiloto es abatible, se pueden transportar objetos con una longitud de hasta 2,30 metros.

Galería: Primer contacto Chevrolet TraxSin embargo, el Trax no es tanto una pequeña furgoneta como un automóvil dinámico para disfrutar del tiempo de ocio. Lamentablemente la mayoría de las mecánicas ofertadas apenas si hacen honor a esta pretensión. El gasolina básico (173 km/h, 12,3 segundos) tiene ciertamente suficiente fuerza, pero con una potencia de 115 CV la diversión resulta limitada. Máxime cuando este tracción delantera asociado a un cambio manual de cinco velocidades no responde con muy buenas formas a las demandas de potencia.

Un diésel muy ruidoso

En el caso del 1.7 diésel de 130 CV este comportamiento resulta aún más evidente. Ya en parado el nivel de ruido de este cuatro cilindros capaz de generar un gran par motor resulta algo más que penetrante y en muchas situaciones termina resultando casi insoportable. Además, debido a la tracción integral sus 300 Nm tampoco resultan realmente decisivos en el aspecto de la dinámica longitudinal. Sin embargo, sobre el papel se trata de la motorización del Trax más potente en el arranque, capaz de impulsar la tonelada y media de peso de este SUV en 9,4 segundos hasta los 100 km/h y de alcanzar una velocidad máxima de 188 km/h. El argumento de mayor peso a favor de este diésel es, sin embargo, su consumo, que durante nuestra prueba de conducción por vías interurbanas croatas rondó los 6 litros.

En cambio, la variante más potente y convincente de todas, un gasolina turboalimentado de 1,4 litros de cilindrada, 140 CV de potencia y un par motor de 200 Nm, resulta mucho menos eficiente. Sin embargo, este refinado propulsor gira libremente y aumenta de revoluciones sin complejos. El único problema de esto es que su consumo homologado de 6,4 litros puede llegar a superar la barrera de los dos dígitos sin ningún tipo de problema.

Siempre duro

Galería: Primer contacto Chevrolet TraxCon las tres variantes de propulsión el chasis se muestra siempre duro, aunque solo en ocasiones transmite a los ocupantes información acerca del estado de la calzada. Para tratarse de un SUV elevado en altura la configuración del Trax permite disfrutar bastante al volante. En este sentido, no tiende a inclinarse de forma exagerada al trazar curvas a velocidad elevada ni tampoco destaca por una dirección imprecisa. Todo lo contrario, este todocamino se mantiene bien asentado en la carretera y permite maniobrar de forma sumamente precisa. Y si además dispone de la tracción integral, entonces tampoco habrá que preocuparse por los problemas de tracción.

Una política de precios difícil de entender

Este SUV, prácticamente idéntico al Opel Mokka en su construcción, pretende atraer a los clientes con su precio, ya que los 17.000 euros de la versión básica resultan bastante atractivos. Por menos dinero tan solo están disponibles SUV más pequeños y menos potentes pertenecientes al segmento B como el Nissan Juke o el Suzuki SX4. En cambio, el Trax básico tiene mucho que ofrecer. Además de un completo equipamiento de seguridad, a bordo encontraremos elevalunas, un programador de velocidad, un sistema de parada y arranque y una radio CD.

Galería: Primer contacto Chevrolet TraxSin embargo, la versión básica no nos permite personalizar el vehículo más allá y todo el equipamiento adicional que deseemos añadir tendrá que ser a base de paquetes –que en el caso de la versión inmediatamente superior incrementan el precio hasta los 21.790 euros. Al menos en este caso disfrutaremos del atractivo 1.4 turbo con tracción integral. Y si además queremos disfrutar del sistema Mylink, entonces tendremos que irnos al equipamiento superior «LT» y pagar 1.000 más. La cara amable de la política de paquetes es que el Trax no llega a alcanzar niveles desorbitados aún con un equipamiento completo. Éste está incluido en la línea de equipamiento LT+ por 24.000 euros en combinación con el potente 1.4T, una línea que como mucho llega a costar 26.000 euros con el 1.7D. Si tenemos en cuenta todo lo que nos ofrece, no podemos negar que se trata de precios bastante atractivos.

Conclusión

La versión básica llama la atención con un precio especialmente atractivo, aunque su paquete de equipamiento carece del tipo de detalles que le harían realmente apetecible. Por este motivo, la decisión final tendría que ser el 1.4 T AWD con el equipamiento LT o, mejor aún, el LT+. En ambos hay que rascarse bastante más el bolsillo, pero a cambio obtendremos una buena relación precio/rendimiento.

En lo que respecta a la propulsión, el 1.4T es la opción más divertida y funcional. Este pequeño gasolina turbo impulsa al Trax con suficiente fuerza y la tracción integral –de serie en esta versión– proporciona una propulsión limpia y uniforme. Sin embargo, es evidente para esta mecánica la eficiencia no es lo más importante.

Aparte de todo, el Trax ofrece una buena variabilidad interior, así como una excelente oferta de espacio. Una solución inteligente, y un complemento indispensable para todo aquel que posea un smartphone, es el sistema multimedia Multilink que ofrece multitud de funciones atractivas como una que permite viajar con navegación GPS, una opción por la que otros fabricantes obligan a pagar varios miles de euros.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.