Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Primer contacto: Citroën C3

Primer contacto: Citroën C3

‘Acactusado’

07.11.2016

La tercera generación del C3 da un giro de 180º para salir de los convencionalismos de un sector cada vez más monótono. Con una marcada herencia del C4 Cactus, Citroën propone un urbano atrevido y diferente, el cual está ya a la venta desde 11.750 euros. Nosotros ya lo hemos conducido y estas son nuestras impresiones.

“Ser una marca generalista no implica tener que ser como el resto”. Con esta frase comenzó la presentación del nuevo C3 a la prensa, en donde Autoscout 24 estuvo presente. Y no le falta razón. La firma francesa ha demostrado a lo largo de su historia que es capaz de ofrecer, por un lado, productos populares y funcionales y, al mismo tiempo, deleitarnos con auténticas joyas que han quedado para la posteridad. Este es el caso de los míticos 2 CV o Mehari, este último con una reciente modernización, y más recientemente con el C4 Cactus

En efecto, desde que apareció en el mercado hace 2 años, el Cactus ha logrado llegar al corazón de un público que estaba cansado de la monotonía del sector gracias a su llamativo diseño. Pues bien, ese aire fresco y esa diferenciación ahora se traslada al superventas de la marca: el C3.

Síndrome Cactus

El urbano galo carga a sus espaldas con la responsabilidad de ser el vehículo más vendido del fabricante, tal y como atestiguan las 3,5 millones de unidades que se han vendido en todo el mundo desde 2002, o el hecho de que en 2015, uno de cada cinco Citroën que se vendieron fue un C3. Y para que ese éxito siga creciendo, en la marca decidieron hacer un sondeo y preguntar a sus clientes qué aspectos cambiarían del actual modelo.

Seguridad y diferenciación, fue la respuesta de la mayoría de ellos. Dicho y hecho. Con la bombilla todavía encendida en su cabeza a causa del Cactus, los directivos, diseñadores e ingenieros galos, encontraron de forma sencilla la solución: transformar el C3 en un mini Cactus.

Primer contacto Citroën C3

Esa es la impresión que uno tiene al postrarse frente a él en vivo –seguro que a ti te pasa lo mismo al ver las imágenes que acompañan estas líneas-. Y es que el modelo fabricado en Eslovaquia cambia por completo su estética y su filosofía para presentar una tercera generación que rompe con todo lo anterior. Estéticamente, modifica cambia sus formas redondeadas por otras más angulosas y robustas. Unos cambios que han provocado que sus dimensiones aumenten ligeramente, pues el nuevo C3 tiene una longitud de 3,99 metros, una anchura de 1,75 y una altura de 1,45. Es decir que es 5 cm más largo, 5,3 más ancho y 5 más bajo, que el modelo al que sustituye.

El frontal adopta el nuevo ADN de la marca, entremezclando el diseño del C4 Picasso y del propio Cactus, mientras que la zaga ofrece un aspecto mucho más robusto. Por su parte, la línea lateral es una mezcla de deportividad, con un techo más bajo, y solidez, gracias a las protecciones de plástico que recubren toda la parte inferior pero, sobre todo, a los Airbumps. Así es, una de las grandes novedades de este nuevo C3 es la posibilidad de incluirle las protecciones de plástico que tan famoso han hecho al Cactus y que protegen a la carrocería de posibles golpes externos. Ahora bien, a diferencia del SUV, las de nuestro protagonista son más pequeñas y no podrán elegirse en diferentes colores. Un hecho que contrasta con la elevada personalización de la que hace gala esta nueva generación, pues gracias a los nueve colores de carrocería y cuatro de techo disponibles, el urbano contará con 36 combinaciones diferentes.

Documenta tu viaje

A todo ello hay que sumar los cuatro ambientes interiores. Un habitáculo que se transforma igualmente por completo. La herencia del Cactus vuelve a estar patente en elementos como la pantalla central flotante, los asientos al estilo sofá –que bien podrían recoger un poco más-, a los asideros de las puertas en forma de asa de maleta. En lo referente a la calidad, el nuevo C3 se mueve en la línea de sus competidores. En comparación con la anterior generación, nos ha parecido que abusa bastante más de los plásticos duros, pero el ajuste de los mismos está bien logrado, sobre todo en la zona frontal del salpicadero, donde el conductor podrá elegir entre tres molduras diferentes.

Primer contacto Citroën C3

No obstante, el mayor salto que se percibe es el de su dotación tecnológica. Además de la comentada pantalla táctil de 7 pulgadas que ha eliminado casi todos los botones de la consola –incluidos los de la climatización-, el elemento más destacado es la denominada ConnectedCAM. En esencia se trata de una cámara integrada tras el espejo retrovisor, que ofrece un objetivo gran angular de 120º y una tarjeta de memoria de 16 Gb, para fotografiar o grabar vídeos de los lugares en los que nos encontremos. Todos esos documentos se mandan al teléfono móvil a través de una aplicación gratuita que nos da la opción de compartirlo en las redes sociales. Además, en caso de accidente, grabará automáticamente los 30 segundos anteriores y los 60 posteriores. De momento sólo estará disponible con el acabado más alto de la gama, el Shine.

En lo que a habitabilidad se refiere, pese a haber acortado su altura, el hueco para la cabeza en las plazas traseras es notable, el cual en combinación con una distancia entre ejes 8 centímetros más larga, hasta los 2,54 metros, permite que dos adultos de 1,80 metros se acomoden sin problemas. El agarre de los asientos vuelve a dejarnos fríos, todo lo contrario que la capacidad de su maletero, que crece hasta los 300 litros.

Cotores para todos

A nivel mecánico, el C3 echará mano de las dos familias de propulsores de la marca: PureTech en gasolina, y BlueHDi en diésel. Del primero habrá tres opciones, todos tricilíndricos y que arrancarán con el nuevo 1.0 PureTech de 68 CV al que acompañará el 1.2 PureTech disponible con 82 y 110 CV. Los diésel se dividirán en dos: un 75 y un 100 CV. Las cajas de cambios serán manuales, de cinco velocidades, aunque el gasolina más potente podrá asociarse con una automática de seis relaciones, una combinación que no llegará hasta finales del mes de marzo.

Primer contacto Citroën C3

Durante la toma de contacto realizada por las calles y carreteras de Barcelona, únicamente se nos brindó la posibilidad de probar los dos 1.2 PureTech. Nuestra primera elección fue el de 110 CV asociado al cambio automático con convertidor de par, EAT6, de seis relaciones. Dejando atrás todas las bonanzas de este motor, lo cierto es que tras probar ambas potencias, nos queda claro que la opción más recomendada será la segunda. ¿Cómo es posible? Muy sencillo, porque no apreciamos esos 30 CV de diferencia que hay entre uno y otro. Puede que fuera por la transmisión, pero el de 82 CV nos pareció un coche mejor ajustado, más vivo y, increíblemente, más silencioso. El tacto de la caja manual es suave y rápido, mientras que el de la EAT6 es algo perezosa y brusca en las tres primeras relaciones.

Ahora bien, en lo que a comportamiento se refiere, no hay variaciones entre ambos. El nuevo C3 es una oda al confort gracias a un tarado de la suspensión cómodo que, no obstante, nos ha parecido excesivamente blanda. Algo similar al tacto de la dirección, demasiado asistida y con tres vueltas entre topes. Características estás que le sirven para desenvolverse con soltura por escenarios urbanos pero que al afrontar carreteras reviradas se convierten en un hándicap. En sucesiones de curvas u horquillas cerradas, la carrocería balancea en exceso y la dirección no transmite ninguna información.

Más allá de este pequeño punto, el nuevo C3 es un soplo de aire fresco para un segmento que premia la distinción. La pena, que la marca haya decidido combinar las principales novedades, Airbumps o ConnectedCAM, con los acabados más altos y, en algunas ocasiones, colocándolas como opciones aparte. Pese a ello, la oferta del urbano resulta más que apetecible ya que la gama arranca en los 11.750 euros para los gasolina, y en los 14.000 para los diésel.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Garantía Sellada

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.