Imprimir artículo   Twitter
[Global Handler onURLNotFound] Line 15: Error: LoadById: Wrong type. Please specify numeric argument.
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Dacia Sandero

Primer contacto: Dacia Sandero

Preciso y económico

02.10.2008

Seamos sinceros: los coches están sobrecargados de lujo. Ajuste eléctrico de los asientos, volante calefactado, radio digital y recepción de señal de televisión. ¿Dónde estamos sentados en realidad? ¿En un coche? ¿O en nuestro segundo salón? Antiguamente nos contentábamos con llegar de A a B, hoy en día nos quejamos si se tiene que conducir a 27 grados de temperatura sin aire acondicionado. El Dacia Sandero pone fin a la historia. Un alegato a favor de la renuncia.

Al ser humano no le gusta renunciar a nada. Ropa elegante, comida cara, coches sofisticados: la industria publicitaria nos presenta todo lo que podemos tener. ¿Y luego tenemos que recortarnos por libre decisión?  ¿Comprar un coche que en la versión básica no dispone siquiera de dirección asistida?

Por lo que cuesta un freno

Galería: Primer contacto Dacia Sandero¡Por qué no! Con el nuevo Sandero, la filial rumana de Renault Dacia lanza al mercado justamente lo que en su día era un coche: cuatro ruedas, cuatro puertas y un motor razonable. Con eso basta, el resto es un lujo caro. En una nueva campaña publicitaria, Dacia muestra lo que se puede obtener de otros fabricantes por el precio de un Sandero: en Porsche, ni siquiera el sistema de frenos.

El concepto Dacia, construir vehículos rentables para "personas con un vínculo sensato a los coches", parece dar sus frutos. El pasado año se vendieron 17.000 unidades del Logan en Alemania. Ya se dispone de más de 5.000 pedidos para el Sandero, que acaba de llegar a los concesionarios.

Concentrarse en lo esencial

Galería: Primer contacto Dacia SanderoQuien no encargue ningún extra obtiene este utilitario rumano de aspecto remodelado por 7.700 euros. El equipamiento base es humilde, no se dispone a bordo ni de dirección asistida ni de cierre centralizado. Los espejos se ajustan manualmente como se hacía antes y el volante no presenta posibilidad alguna de regulación. No obstante, incluso los conductores grandes pueden sentarse de forma cómoda. El asiento posee un agradable y firme acolchado; ahora bien, la estabilidad lateral le es ajena.

Los pasajeros de los asientos traseros deben renunciar a más cosas. El espacio para las piernas no es precisamente abundante y el de la cabeza tampoco. No hay más vuelta de hoja en un coche de algo más de cuatro metros. En cambio, resultan generosos los 320 litros del maletero, si bien su borde elevado molesta al cargar. Si se abate la banqueta trasera se obtienen incluso 1.200 litros.

Galería: Primer contacto Dacia SanderoEl aspecto del salpicadero es más bien tipo "Lidl" que "Harrod´s". Práctico, funcional y claro. Sin boato ni gloria: plástico duro del bueno. El acabado es pasable, no hay nada que chirríe o grazne. Y con un sinfín de compartimentos, el Sandero hace sombra a algunos modelos "Premium".

Aceleración cero

En su versión básica, un motor gasolina de cuatro cilindros y 1,4 litros se encarga de la propulsión que cumple correctamente con su cometido. Los 75 CV son suficientes para alcanzar una velocidad de 100 en 13 segundos con el Sandero de tan solo 1.111 kilogramos. Como la mayoría de los pequeños motores de gasolina, esta máquina solo conoce de oídas el término "potencia de aceleración". Lo que no es de extrañar, contando tan solo con un par motor de 112 Nm. Y que se alcanzan a 3.000 revoluciones, ya que por debajo no hay mucho que hacer. Quien sepa cambiar con agilidad las cinco marchas del cambio, un tanto blando y mantener las revoluciones del motor en su sitio, avanzará rápido.

Galería: Primer contacto Dacia SanderoQuien quiera invertir 800 euros más, obtendrá el equipamiento Ambiance, de mayor calidad. En él se incluye dirección asistida y cierre centralizado, al igual que cinturones regulables en altura para los asientos delanteros. Además existe la opción de otros extras de confort, como pueden ser llantas de aleación por 340 euros, una radio con CD y MP3 por 365 euros, el sistema de aire acondicionado de 968 euros o el paquete eléctrico incluido cierre centralizado y elevalunas eléctricos por 252 euros.

Para trayectos largos

El mayor de los dos motores ofertados se suministra en los acabados Laureate y Ambiance, y se puede acceder a él a partir de 9.300 euros. Si bien el motor de 1.6 resulta un tanto más dinámico que el inicial, su potencia es apenas superior con 87 CV y 128 Nm. Según el fabricante, tarda 11,5 segundos en cubrir el sprint estándar y con 174 km/h circula algo más rápido que la versión 1.4 con 161 km/h.

Galería: Primer contacto Dacia SanderoQuien suela recorrer largos trayectos en la autopista se alegrará de la mayor velocidad final. Por el contrario, la diferencia al circular por tráfico urbano es escasa. Por lo demás, con 7,2 frente a 7,0 litros de gasolina por cada 100 kilómetros mantiene controlado su consumo. Sin embargo, hay que ser sinceros: con todo, estos valores, de por sí nada bajos, no los va alcanzar ninguno de los motores en la práctica. Lo que queda patente en su sed de altas revoluciones.

Al equipamiento Laureate se añaden de serie faros antiniebla y el paquete eléctrico; por los demás extras sigue siendo necesario desembolsar dinero. La lista de opciones se completa con elevalunas eléctrico en la parte trasera a cambio de 107 euros y radio con CD y MP3 por 365 euros.

Sin ESP

A partir del año 2009, Dacia ofrece adicionalmente un diesel de 1,5 litros con dos niveles de potencia: 68 y 86 CV. En cambio no se ofrece un programa de control de estabilidad. En la versión básica, tan solo el ABS y dos airbags delanteros sirven de protección para los pasajeros y el vehículo. En el equipamiento Lauréate existen adicionalmente airbags laterales para el conductor y el acompañante.

Galería: Primer contacto Dacia SanderoPor contra, el Sandero dispone de un chasis razonable que, a pesar de la adaptación blanda en las curvas, ofrece la suficiente estabilidad. Si el conductor se pasa, el Dacia lo pone en su lugar mediante un subviraje óptimamente controlable. Asimismo, el confortable diseño no se ha conseguido por casualidad. El mercado de venta por excelencia para el Dacia es Europa del Este, donde las carreteras suelen estar machacadas. Probablemente no le moleste allí a nadie que la dirección no trabaje con la precisión de un reloj suizo.

En resumen

¡Renuncie de una vez! A los asientos-masaje y a los sensores de aparcamiento, a la tapa del maletero de cierre eléctrico y a los sistemas de acceso sin llave. Por supuesto que son gratas comodidades con las que los coches modernos hacen la vida más cómoda. Pero necesarios no son. Con el Sandero se vuelve atrás en el tiempo, a una época en la que los coches eran simplemente medios de transporte. Este sobrio modelo rumano ofrece todo lo que hace falta. El único extra realmente importante es la dirección asistida. Justo para circular por la ciudad se debería uno dar el capricho de un lujo semejante. A todo lo demás se puede renunciar.

Galería: Primer contacto Dacia Sandero

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.