Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Dodge Journey

Primer contacto: Dodge Journey

Redondo, práctico y completo

13.06.2008

Es la apuesta más sólida de esta marca por consolidarse definitivamente en el mercado. El Journey es bueno por su bajo consumo, por las posibilidades de su habitáculo y porque cuenta con el tan fiable motor 2.0 TDI de origen Volkswagen. La versión de cinco plazas está disponible por 26.466 euros...

El nuevo Dodge Journey se puede comprar ya en versiones de cinco y siete plazas con un solo motor de origen Vokswagen (el 2.0 TDI de 140 cv). Sin duda el grupo Chrysler eligió esta potencia (frente al mismo motor con 170 cv) para abaratar el precio final del vehículo y también para contener los datos de consumo dentro de las prestaciones. Las cajas de cambios pueden ser manual de seis desarrollos o automática DSG (ambas de origen Volkswagen).   

Galería: Primer contacto Dodge JourneyLos precios oscilan desde los 26.460 que cuesta la única versión de 5 plazas (con el acabado básico SE) hasta los 36.450 del siete plazas con acabado RT y caja de cambios automática. Nos ha parecido un coche bueno por la habitabilidad, por la comodidad de acceso al interior y por su confort de monovolumen. Podría mejorar, sin embargo, en la calidad de los asientos y en el aislamiento sonoro del habitáculo.

Impecable para seis

Galería: Primer contacto Dodge JourneyHemos comprobado las tres filas de asientos del Journey. Sin duda los más cómodos son los de la fila intermedia por el gran espacio disponible para las piernas, siempre y cuando se utilice como una fila para dos personas. También tiene buena altura hasta el techo, numerosos huecos portaobjetos y salidas de ventilación regulables de forma independiente mediante unos mandos en el techo. La única pega que hemos visto (no solo en éstas sino en todas las plazas) es que los asientos son demasiado planos tanto en el respaldo como en la banqueta, por lo que sujetan poco. La mejor configuración para viajar es, a nuestro juicio, con la plaza intermedia plegada a modo de mesa.

Todas y cada una de las plazas son regulables y por tanto, hay 7 configuraciones posibles. Cuando todos los asientos menos el del conductor están plegados se pueden transportar objetos de hasta 3 metros de longitud.

Sitio para todo

Galería: Primer contacto Dodge JourneyEn el Dodge Journey las puertas traseras se abren formando un ángulo de 90 grados, por lo que es muy cómodo para acceder a la tercera fila de asientos aunque una vez dentro el espacio para las piernas no permita viajes de larga duración. Las tres filas de asientos se han diseñado para contar con diferentes alturas, algo que mejora ligeramente la sensación de ir “encerrado” en los dos últimos asientos. En la segunda fila el punto más alto está 40 milímetros por encima del de la primera, mientras que la tercera sobrepasa en otros 17 milímetros a la segunda y en 57 milímetros a los asientos de la primera fila.

Los respaldos la última fila también tienen inclinación de hasta seis grados (algo que no es muy frecuente en los coches de siete plazas). Con esta configuración el volumen del maletero es de 155 litros (incluyendo la rueda de repuesto compacta). Para desplegar la tercera fila de asientos no es necesario mantener pulsado ningún botón ni hacer demasiada fuerza, sino tan sólo tirar de las correas fijadas en el respaldo.

Galería: Primer contacto Dodge JourneyEl asiento del copiloto es abatible, facilita el almacenamiento debajo del asiento y cuenta con una superficie plana (a modo de mesa) cuando está abatido. La banqueta también se desliza hacia adelante para revelar un compartimento de 27 x 22 centímetros (suficiente para un bolso pequeño).  Hay además otros dos compartimentos en el piso de la segunda fila, situados detrás de los asientos delanteros, (diseñados para guardar doce latas de refresco). Los compartimentos están dotados con tapas que pueden retirarse y forros lavables para facilitar su mantenimiento. La guantera es refrigerada y en ella caben hasta dos latas de refresco.  

En carretera

Lo más característico en la conducción del Journey es que se ha preparado casi en su totalidad al confort por encima de las prestaciones mecánicas. La suspensión es demasiado blanda y tiene un balanceo vertical muy amplio, algo que se agradece por confort pero que puede no gustar a todo el mundo.

Galería: Primer contacto Dodge JourneyHemos probado la versión de cambio manual en un viaje con tres personas en el interior (no estaba por tanto a plena carga) y en general es un coche con un tacto agradable, fácil de conducir y respuestas aceptables. Una vez en carretera y al margen del consumo, hay una notable mejora al circular en quinta velocidad y en sexta (en algunos coches la reducción de ruido es inapreciable). Hemos apreciado que el ruido que llega al interior del habitáculo tiene más que ver con la aerodinámica (el coeficiente es de 0,36 cx) que con el aislamiento del motor.

La versión manual puede ahorrar medio litro más de combustible que la automática en circulación por carretera. En la ficha técnica Dodge asegura que el consumo en estas circunstancias es de 5,4 litros a los cien. La media que hicimos nosotros (no era combinada, sino toda en carretera) fue de 6,1 litros.

Una buena terminación

Galería: Primer contacto Dodge JourneyTeniendo en cuenta que toda la gama tiene el mismo motor, el hecho de que exista una diferencia tan grande entre el modelo más asequible y el más caro no debe responder necesariamente a un acabado pobre en el primero de ellos. El tema de la seguridad está bien resuelto porque todas las versiones incluyen control de estabilidad, de tracción y de presión de neumáticos. De serie también son las llantas de acero de 16”, radio CD y MP3 con cargador de 6 cds y 6 altavoces. La versión SE del 7 plazas añade a lo anterior el climatizador de tres zonas, sistema de entrada fácil a la segunda fila y luces delanteras y traseras por LEDs.

El acabado SXT es el siguiente (la versión manual cuesta 31.378 euros) e incluye regulaciones eléctricas del asiento del conductor, controles en el volante, lunas traseras tintadas, llantas de 17” o retrovisores eléctricos plegables.

El RT será el más elevado y caro de la gama. Se distingue por las llantas de 19 pulgadas, asientos calefactados, ordenador de a bordo, tapicería de cuero y sistema manos libres. Nos parece acertada la decisión de no ligar el navegador y el techo solar a ningún equipamiento y ser solamente opciones libres (cuestan 1.710 y 700 euros respectivamente).

El listado oficial de precios es el siguiente:

Dodge Journey 2.0 CRD SE (5p) ………... 26.466 euros

Dodge Journey 2.0 CRD SE (7p) ………... 27.912 euros

Dodge Journey 2.0 CRD SXT manual ..… 31.378 euros

Dodge Journey 2.0 CRD SXT auto ........… 33.264 euros

Dodge Journey 2.0 CRD RT manual ...…. 34.566 euros

Dodge Journey 2.0 CRD RT auto ……….. 36.452 euros

Galería: Primer contacto Dodge Journey

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.