Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Ford Focus ST

Primer contacto: Ford Focus ST

Ahora también con motor diésel

27.01.2015

El nuevo Focus ST es un coche rápido y atlético, y si realizáramos un símil con el atletismo, sería un coche perfecto para competir en la prueba reina de velocidad, los cien metros lisos. Pero aunque su capacidad de sprint es sorprendentemente alta, este coche encaja más en una concepción parecida al pentatlón, donde varias modalidades han de manejarse con la misma precisión para poder tener opciones de vencer. En este sentido, el Focus ST con el motor de 250 cv de gasolina es una máquina casi perfecta en estabilidad, precisión, eficiencia, fuerza y respuesta del motor. Ahora también se ofrecerá con un motor diesel de 185 cv y con carrocerías station-wagon.

Dinámica

Galería: Primer contacto Ford Focus STLa nota de prensa resume en una escueta frase lo que nos vamos a encontrar al volante del Focus ST: “una conducción directa, precisa y equilibrada”.  Para ello, las carreteras de los alrededores de Barcelona parecen perfectas por sus constantes zigzags, sus zonas reviradas en su paso por Montserrat y por sus constantes cambios de altitud. Aquí, el nuevo ST es capaz de demostrar que pertenece al Ford Team RS, el equipo europea que a su vez se incluye dentro de la marca deportiva global Ford Performance.

Los especialistas de Ford, que todavía no han podido desvelar cómo será su nueva máquina de más de 300 cv (el Focus RS), han depositado todas sus esperanzas y deseos en este RS. Lo primero es que este facelift cuenta con nuevos melees en los ejes delantero y trasero así como una nueva configuración de los amortiguadores que deja una suspensión más firme. La dirección también ha sido recalibrada y es ahora más directa, aunque tiene la pega de que su capacidad de giro es ahora un poco peor.

Motores

Galería: Primer contacto Ford Focus STEl nuevo ST está disponible con dos motorizaciones, un motor 2.0 de gasolina Ecoboost de 250 cv que consume un seis por ciento menos de combustible que el anterior propulsor. De media, está previsto que el consumo mínimo sea de 6,8 litros con un par motor de 350 Nm entregado en un rango muy amplio que va desde las 2.000 vueltas hasta las 4.500. Este motor es tremendamente explosivo, tanto por capacidad dinámica como por su sonido deportivo. Puede alcanzar una velocidad máxima de 248 km/h y realizar el cero a cien en 6,5 segundos.  

En el otro lado está el motor diesel de dos litros TDCI con el que disfrutamos de mucho más par motor (400 Nm entre 2.000 y 2.700 vueltas), lo cual se traduce en una capacidad de recuperación asombrosa y en una forma exquisita de devorar kilómetros en autopistas consumiendo muy poco combustible. En este sentido, el ST diesel puede esprintar en 8,1 segundos, llegar a 217 km/h de velocidad máxima y consumir unos 4,2 litros cada cien kilómetros.

Tanto si elegimos el motor diesel o el gasolina, el Enhanced Torque Vectoring Control permite mejorar el paso por curva en el Focus ST y conseguir diferentes matices en la conducción. El control de estabilidad, además, ofrece tres modos diferentes de intervención incluyendo la desconexión total, lo cual permite su utilización en circuito cerrado con la máxima garantía de diversión.

El diseño

Galería: Primer contacto Ford Focus STLas versiones ST del Focus se diferencian del resto de la gama por tener unos faros más estrechos, paragolpes específicos, una parrilla diferente así como faldones laterales, un alerón en la zaga y  también un escape hexagonal doble en el centro del paragolpes trasero. Por dentro, lo más importante son los asientos deportivos firmados por Recaro, así como algunos detalles de competición como el indicador de presión del turbo o temperatura del aceite. En cuanto al equipamiento, la pantalla táctil de 8 pulgadas es ahora más fácil de usar y el volante deportivo está achatado por la parte inferior, lo cual no sirve de mucho pero es muy pero que muy atractivo.

Desde 31.575 euros

Galería: Primer contacto Ford Focus STEl precio de partida para el ST con el motor de gasolina es de 31.575 euros, mientras que el diesel cuesta 32.000 euros, una diferencia muy estrecha que hará seguramente que las ventas del diesel sean mayores de lo esperado. En este sentido, el jefe de Ford Performance Tyrone Johnson, quiso defender el rol del diesel dentro del catálogo, y quiso destacar sus cualidades como corredor de fondo, mostrando un equilibrio dinámico y de prestaciones (sobre todo por el bajo consumo) que encaja a la perfección con lo que busca el cliente del Focus. De hecho, tanto le gusta el motor diesel que ya ha hecho un pedido de una unidad para su familia.

Dentro del acabado ST se incluyen de serie equipamientos interesantes por su utilidad y por su calidad, como el sistema multimedia SYNC 2, el sistema de frenado automático en ciudad, las llantas de 18 pulgadas o el asistente de cambio involuntario de carril.

Conclusión

Ford ha dado respuesta a la creciente competencia entre los coches deportivos compactos y ha querido situar a su Focus ST en lo más alto del camino. Optar por el motor diesel y con carrocería familiar no es la opción más deportiva pero sin duda es una decisión acertada si lo que queremos es viajar a tope de carga por vías rápidas consumiendo el menor combustible posible. Adelantar en autopista será un coser y cantar y los 400 Nm de par no verán límite alguno.  SI por el contrario queremos disfrutar de la verdadera esencia ST, el modelo de gasolina con carrocería hatchback hará nuestras delicias tanto dentro del circuito como en nuestro día a día.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Garantía Sellada

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.