Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Honda Civic 1.6 i-DTEC

Primer contacto: Honda Civic 1.6 i-DTEC

Máxima eficiencia

05.02.2018

Honda presentó hace aproximadamente un año un Civic muy mejorado. Un coche más grande, más dinámico, más espacioso y, sobre todo, más eficiente en todos sus motores. Solo faltaba por llegar la única versión diésel con la que contará este compacto, y por fin nos hemos subido a ella. Se trata del mismo motor diésel de la generación anterior, pero muy mejorado a nivel de eficiencia. ¡Lo probamos!

Honda acaba de poner a la venta una nueva motorización diésel para el Honda Civic, un modelo ya en su décima generación y que está a la venta con carrocería de 4 y 5 puertas. El Civic es un modelo que destaca especialmente por sus dimensiones (es de los más grandes del segmento C) y ya contaba con tres motores de gasolina: un 1.0 Turbo con 129 cv que da acceso a la gama, un 1.5 Turbo con 182 cv y una tercera versión 2.0 Turbo con 320 cv que da vida al excelente deportivo Type R.

Misma potencia, pero mucha más eficiencia

Aunque el diésel está cada vez más denostado y su peso específico en el mercado es menor, los fabricantes no pueden renunciar drásticamente a ello. Honda lleva varios años trabajando en la mejora de su motor diésel 1.6 i-DTEC de 120 cv y por fin ha podido presentar el resultado. Este nuevo bloque, montado en la fábrica de Honda en Swindon (UK) presenta varias soluciones sorprendentes, entre las que destacan pistones de acero (no de aluminio), una nueva culata del árbol de levas y un trabajo especial de esmerilado mediante mecanización pulida que reduce el nivel de fricción entre pistones y cilindros. Con estas medidas se consigue, entre otras cosas, mejorar el nivel de emisiones de CO2 y NOx así como mejorar la respuesta deportiva del motor.

Galería: Primer contacto Honda Civic 1.6 i-DTEC

Más allá del bloque, el nuevo 1.6 i-DTEC utiliza también un nuevo proceso de catalización, un filtro de partículas mejorado y un nuevo turbo con un compresor diferente y con otros elementos mecánicos nuevos, como el cigüeñal, que es más fino y ligero.

Honda Civic 5p 1.6 i-DTEC

¿Y en qué se traduce todo esto? Básicamente en una mejora del nivel de emisiones de NOx y una reducción considerable del consumo habiendo conservado intacta la potencia y el par (120 cv y 300 Nm a 2.000 vueltas). Además, Honda puede presumir de cumplir ya con la normativa de transición al Euro 6d (llamada precisamente Euro 6d temp) y de tener uno de los primeros modelos examinados bajo el RDE (Real Driving Emission), un sistema de medición de las emisiones en condiciones reales y que complementa a los ciclos de medición NEDC y WLTP.

Galería: Primer contacto Honda Civic 1.6 i-DTEC

Menos NOx, ¡sin AdBlue!

En la carrocería de cuatro puertas, y asociado a cambio manual, este motor logra unas emisiones de 91 g/km de CO2 y un consumo de tan solo 3,4 litros cada cien kilómetros. En el caso del cinco puertas, el consumo es una décima superior debido a que su carrocería no es tan eficiente en términos aerodinámicos y las emisiones de CO2 son de 93 g/km. Teniendo en cuenta la cantidad de par disponible (300 Nm a partir de 2.000 rpm) y las dimensiones de este coche (4,51 y 4,64 metros), estamos hablando de un nivel de consumo muy bajo con el que existen pocas comparaciones en el mercado.

Galería: Primer contacto Honda Civic 1.6 i-DTEC

Por cierto, una de las mayores ventajas que ha tenido este desarrollo por parte de Honda es que no necesita AdBlue para lograr estas cifras de emisiones de NOx tan bajas y poder superar ya una normativa con la que Europa pretende ponerse seria en favor de la calidad del aire.

Al volante

Durante la presentación de este modelo, celebrada en Roma (Italia), pudimos comprobar de primera mano las mejoras a nivel de sensaciones. Por suerte, durante los más de 150 km que pudimos recorrer no encontramos ningún tipo de ‘penalización’ a nivel dinámico provocada por una búsqueda tan ferviente de la eficiencia.

Galería: Primer contacto Honda Civic 1.6 i-DTEC

Por el contrario, lo que sí notamos durante este primer contacto es que el motor es más suave y más silencioso (quizá también porque el aislamiento es mejor) y que la entrega de potencia es progresiva. El motor cuenta con muy buenos bajos y los saltos entre marcha están muy bien escalonados. El cambio manual, donde se ha mejorado la fricción hasta un 40%, ayuda a que el conjunto se perciba incluso más suave que antes. En este punto es importante saber que Honda lanzará al mercado próximamente una caja automática suministrada por el fabricante ZF. Se trataría de un convertidor de par que, con 9 marchas prefijadas, se convertiría en el primero con estas características en un coche compacto de tracción delantera.

Es importante tener en cuenta que la puesta a punto del Civic es muy buena si buscamos un coche de reacciones directas y rápidas, si queremos un chasis que balancee muy poco al enlazar giros rápidos y si no nos importa renunciar a ese ‘plus’ de comodidad para ganarlo en deportividad. El motor diésel presenta prácticamente la misma configuración a nivel de reglaje y tarado de suspensiones, por lo que podemos encontrar la misma efectividad que en las versiones de gasolina.

Galería: Primer contacto Honda Civic 1.6 i-DTEC

Durante nuestra breve prueba, el ordenador de a bordo reflejó un consumo medio de 4,9 litros, lo cual es una cifra excelente si tenemos en cuenta que tardamos más de 30 minutos en abandonar el denso tráfico de la ciudad de Roma. Solo fue el 10% del recorrido total, pero esperábamos una penalización mucho mayor al finalizar el día. El resto de la prueba la realizamos a velocidades siempre legales por carreteras secundarias.

Amplio y muy cómodo

Como ya pudimos comprobar cuando se lanzó el nuevo Civic, uno de los puntos fuertes de este coche es la amplitud interior que proporciona su nueva plataforma, bastante más ancha y más larga que en la anterior generación. Esto afecta tanto al espacio disponible para los pasajeros (donde destaca sobre todo el destinado a las piernas y a los hombros) como en el maletero, con capacidades más propias del segmento de las berlinas. El Civic de cuatro puertas ofrece 519 litros de volumen inicial, mientras que el hatchback parte de los 478 litros y ofrece un suelo de carga totalmente plano. Para hacernos una idea, un competidor directo como el Volkswagen Golf ofrece ‘solo’ 380 litros.

Galería: Primer contacto Honda Civic 1.6 i-DTEC

Buena calidad general

Una de las señas de identidad que ha caracterizado al Civic a lo largo de sus últimas generaciones ha sido la de contar con un diseño bastante futurista y ofrecer un habitáculo casi de inspiración aeronáutica. En esta última generación se ha rebajado un poco el listón en este aspecto y se ha construido un producto con un aspecto más acorde a todos los gustos, aunque, no nos engañemos, sigue siendo un coche de aspecto muy deportivo orientado a un target de compradores jóvenes.

Galería: Primer contacto Honda Civic 1.6 i-DTEC

En el interior encontramos una calidad de acabados bastante sólida. Hay elementos que no nos acaban de convencer, como los mandos de las ventanillas, la forma de regulación del volumen desde el volante o el piano black de la consola central, pero en general, es un coche bien acabado y rematado, sin plásticos de mal aspecto y con una cantidad de huecos portaobjetos más que decente.

Desde 23.550 euros

Si queremos disfrutar de este nuevo motor diésel de Honda, el Civic será la única oportunidad, ya que la marca japonesa no tiene planes para implantarlo en otros modelos de la gama. Las apuestas de este fabricante, al igual que la de sus competidores, pasa por un plan de electrificación e hibridación de su gama, por lo que podríamos estar ante los últimos reductos del diésel en la historia de Honda.

Galería: Primer contacto Honda Civic 1.6 i-DTEC

Y por último, los precios. El Honda Civic diésel está disponible desde 23.550 euros y hay tres niveles de equipamiento básicos disponibles. El de acceso, Comfort, incluye de serie asientos calefactables, sistema de audio de 8 altavoces, llantas de 16 pulgadas y climatizador. En el nivel intermedio Elegance Navi se añade la cámara de visión trasera, climatizador dual, sensores de parking y llantas de 17”. En el acabado Executive se incluyen el sistema de audio premium con 11 altavoces, el sistema de suspensión adaptativa, techo solar practicable y el Honda Connect con pantalla de 7 pulgadas y navegador incorporado, además de algunos sistemas de seguridad activa como el avisador de ángulo muerto con sistema de alerta de tráfico cruzado.  Por último, hay dos niveles de refuerzo, uno para el acabado de acceso (Comfort Navi, en el que se añade el navegador) y otro para el Executive (Executive Premium) donde se añade la terminación en piel para los asientos, asientos traseros calefactables y carga inalámbrica del teléfono móvil.

Galería: Primer contacto Honda Civic 1.6 i-DTEC

El Civic estará disponible a partir del mes de marzo desde 23.550 euros con carrocería de cinco puertas, 1.300 euros más si optamos por la versión sedán, que a su vez estará disponible a partir de junio. La caja automática de 9 marchas no estará disponible hasta el mes de septiembre y, por el momento, desconocemos su precio.  

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.