Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Hyundai Kona

Primer contacto: Hyundai Kona

Caballo ganador

23.10.2017

Hyundai se sube al tren de los todocaminos urbanos con un modelo que está llamado a ser uno de los grandes triunfadores del mismo: el Kona. Nosotros ya lo hemos conducido y las sensaciones no han podido ser más satisfactorias. Ya está a la venta por un precio que parte de los 13.990 € con los descuentos aplicados.

Seguramente lo sepas, pero en caso de que no, te recordamos que de aquí a que finalice el año y durante los primeros meses del que viene, se espera un desembarco masivo de modelos pertenecientes al segmento de los B-SUV. En efecto, los todocaminos urbanos están de moda. Un éxito que tiene su razón de ser en vehículos como el que nosotros hemos venido a probar a Barcelona: el Hyundai Kona.

La surcoreana se une así al amplio listado de marcas que contará en su gama con un B-SUV, véase SEAT Arona, Citroën C3 Aircross , Volkswagen T-Roc y T-Cross (este tardará algo más en llegar), KIA Stonic (que también probamos hace unas semanas por Berlín), las cuales se encargarán de engrosar una categoría gobernada con mano de hierro por los Peugeot 2008 o Renault Captur que, a día de hoy, superan las 14.000 unidades con solvencia. Una cifra que ya está en la mente de los responsables de Hyundai España, permitiendo al Kona escalar al tercer puesto de la categoría.

Llama la atención

¿Lo logrará? La respuesta exacta no la tenemos nosotros pero por lo comprobado en la toma de contacto realizada por Barcelona, lo cierto es que no van mal encaminados. Sí, el Kona es otro B-SUV más, pero no es un todocamino cualquiera. Le ves en un semáforo y te paras a verle. Pasa ante ti y giras el cuello para verle. Lo ves aparcado y te preguntas qué coche es. Hyundai ha conseguido un producto llamativo y atrevido “pero sin estridencias” como nos asegura Santiago de la Rocha, jefe de prensa de la marca.

Galería: Primer contacto Hyundai Kona

Puede gustarte o no, pero que un coche genere controversia por su imagen le es beneficioso, porque conseguirá que hablen de él. Sí, tiene soluciones un tanto extravagantes como separar las luces delanteras en tres alturas: las superiores para las diurnas (con una línea casi idéntica a la de los Citroën C4 Picasso o C4 Cactus y del Jeep Cherokee), una intermedia con los grupos ópticos principales y los intermitentes; y la última, abajo del todo, con los antiniebla delanteros. Algo similar a lo que ocurre en su parte trasera. Pero así es el Kona, un rompe tendencias, un vehículo que ha sido diseñado para que se le vea, para que no pase desapercibido.

Galería: Primer contacto Hyundai Kona

Circunstancia a la que también contribuye una paleta de colores formada por 10 colores, donde algunas de ellas se pueden combinar con el techo en negro (salvo las que equipen techo solar) o juegos de llantas que van desde las de acero de 16 pulgadas hasta las de aleación de 16, 17 y 18 pulgadas.

Máxima amplitud

Y todo ello enfrascado en unas dimensiones algo superiores a las de sus principales competidores, sobre todo en lo que a anchura se refiere, ya que los 1,80 metros implican 22 mm más que el Captur, 35 más que el Juke y 61 más que el 2008. Cota que se completa con una longitud de 4,16 metros (también superior a la de sus rivales), con una altura de 1,55 metros (aquí sí la más baja) y sobre todo con una distancia entre ejes de 2,60 metros, de las más grandes de esta terna.

Galería: Primer contacto Hyundai Kona

Cifra que le permite ofrecer un habitáculo amplio y espacioso, con una fila trasera apta para tres adultos (aunque como siempre irán más cómodos dos) hasta de 1,90 metros. En mi caso, con mi 1,78 metros de estatura, en la cabeza me sobraban esos 12 centímetros (habrá que ver las unidades con techo solar) y, sobre todo, dos palmos en el hueco para las piernas. La plaza central, además, destaca por su comodidad. Si bien el respaldo de estos tres asientos resulta rígido, el que ocupe la zona central no irá especialmente incómodo salvo por un túnel central algo voluminoso que le obligará a separar las piernas.

Galería: Primer contacto Hyundai Kona

En cuanto al maletero, los 361 litros disponibles le sitúan en la media de sus competidores: 377 para el Captur y 338 para el 2008, mientras que con la segunda fila abatida, la capacidad aumenta hasta los 1.143. Esta cifra es, por ejemplo, superior a la del i30 gracias a la mayor altura que atesora el Kona.

Correcto

Delante, los asientos recogen excepcionalmente, permitiéndonos incluso viajar en una posición baja gracias al amplio recorrido de la butaca. El puesto de conducción recuerda al de los últimos productos de la firma, con una pantalla de tipo flotante situada en el centro del salpicadero, de 7 u 8 pulgadas con navegador (en la más grande) y conectividad para smartphones (tiene Apple CarPlay y Android Auto), un cuadro de relojes analógico y un volante multifunción algo grande para nuestro gusto.

Galería: Primer contacto Hyundai Kona

El toque diferenciador lo dan las molduras en color que pueden ser amarillas, rojas o negras. Eso sí, algo que nos ha parecido mejorable la presencia de algunos materiales Si bien el interior del Kona está bien rematado, abundan los plásticos duros restando calidad al conjunto, mientras que el tacto de algunos comandos, como el de los elevalunas, es algo pobre.

Dos para empezar

De inicio, ya está disponible en los concesionarios de Hyundai, el Kona se ofertará con dos motores de gasolina. Sí, la tendencia hacia este combustible es imparable y dentro del segmento B-SUV el mix de ventas ya es favorable a éste, representando un 47% de las matriculaciones. Quizá por ello, el Kona solo se podrá elegir con el 1.0 T-GDI de 120 CV y el 1.6 T-GDI de 177 CV, propulsores que pudimos probar durante la toma de contacto en Barcelona.

Galería: Primer contacto Hyundai Kona

El primero, tricilíndrico y acoplado a una caja de cambios manual de seis relaciones, no deja de sorprendernos cada vez que lo cogemos en un modelo del Grupo Hyundai-KIA. Es un bloque progresivo, con un régimen medio de actuación amplísimo que nos permite rodar en marchas largas sin problemas ofreciendo un empuje progresivo desde las 1.000 vueltas. En cuanto al consumo, los 5,2 l/100 km que homologa son algo complicados de lograr, pues el ordenador de a bordo registró 7,1 l/100 km. Por su parte, el segundo, tetracilíndrico y asociado en exclusiva a la caja automática de doble embrague y siete relaciones DCT (echamos de menos unas levas tras el volante que no se ofertan ni en opción), es más poderoso, sube con más contundencia pero también es más ruidoso. Además, el gasto medio ‘real’ se dispara hasta los 8,7 litros cuando el homologado se queda en 6,7 l/100 km. No obstante, hay que tener en cuenta que este motor se acopla, además, con el sistema de tracción integral AWD, lo que repercute en un mayor peso (1.492 kilos frene a los 1.233 del 1.0 T-GDi)

Una solución poco vista en este segmento pero que nos brinda un plus de seguridad a la hora de querer afrontar una zona no asfaltada sin demasiadas complicaciones o con el pavimento deslizante. Y no solo eso, sino que además cuenta con un bloqueo mecánico del diferencial central, permitiendo un reparto de par equitativo.

En 2018, los diésel y ¡los eléctricos!

En primavera del año que viene la gama aumentará con la llegada de los dos bloques diésel de cuatro cilindros y 1.6 litros de cilindrada, disponible en dos escalones de potencia: 116 y 136 CV, pudiendo combinarse con ambas cajas y con la tracción integral (probablemente solo para el más potente).

Galería: Primer contacto Hyundai Kona

No obstante, la gran novedad llegará poco antes del verano, ya que el Kona será el primero de su categoría en ofrecer no solo una, sino dos variantes eléctricas. Y es que gracias al desarrollo de la plataforma que lo erige, que además es exclusiva para el modelo dentro del Grupo Hyundai-KIA, el todocamino urbano podrá eliminar el motor de combustión y sustituirlo por uno eléctrico que se alimente de una batería que, a priori, tendrá dos capacidades, pues desde Hyundai informan de dos tipos de autonomía: 350 y 500 kilómetros.

Un ganador

Durante la toma de contacto realizada por la Ciudad Condal y sus afueras, el Kona se mostró como un coche estable y muy equilibrado. Prima la comodidad por encima de todo, ya que la suspensiones (con esquema multibrazo la trasera en las versiones 4x4) tienen un tarado más bien blando y el selector de modos, de serie en los acabados más altos, no varía en exceso la respuesta del coche (aunque con el Sport sí notamos algo más de ‘patada’ en las aceleraciones). Incluso por campo, la variante AWD es divertida de conducir aunque la ausencia de unos neumáticos off road reduce sus prestaciones.

Galería: Primer contacto Hyundai Kona

Pero más allá de por su comportamiento, el Kona es todo un ganador. Cualidad que viene determinada por un equipamiento de serie de lo más completo que, obviamente, va mejorando según subimos de nivel (hay cuatro acabados: Essence, Klass, Tecno y Style) incluyendo elementos como el Head-up display, los faros delanteros LED, la regulación eléctrica, la calefacción o la ventilación de los asientos… El único pero que encontramos es la no inclusión de serie en todo el 1.0 T-GDI ni en los dos 1.6 T-GDI Tecno del asistente de frenada de emergencia en ciudad, el cual tiene un precio de 350 €.

Todo ello, además, aderezado con unos precios de lo más competitivos que parten de los 18.990 € para el 1.0 T-GDI Essence y de los 28.290 € para el 1.6 T-GDI Tecno; aunque gracias a los descuentos aplicados por la marca, dichos valores se reducen hasta los 13.990 € y los 23.790 €, respectivamente.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.