Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Primer contacto: Infiniti FX30d GT

Primer contacto: Infiniti FX30d GT

El preludio de la nueva ofensiva

18.06.2012

En la actualidad, Infiniti llevar cierto retraso con sus planes para conquistar el mercado europeo, aunque la filial de lujo de Nissan sigue apostando por la ofensiva puesta en marcha en 2009. La casa tiene previsto multiplicar por seis las cifras de ventas en Europa hasta 2016 gracias a seis series comercializadas y a una estrecha red de concesionarios. Sin embargo, en 2012 la gama de vehículos no sufrirá ninguna modificación, aunque con una excepción: el modelo FX más vendido ha sido sometido a una revisión marginal.

El SUV deportivo ni siquiera hubiera necesitado una revisión, ya que debido a la escasez de unidades que recorren nuestras carreteras todavía no hemos tenido la oportunidad de cansarnos de la imagen de este imponente coloso de líneas tipo coupé. Y eso que estamos hablando de un modelo exótico que llama la atención entre tráfico rodado, aunque sin resultar provocador. Parece que la opinión generalizada acerca de este SUV, diseñado en realidad para paladares norteamericanos, es bastante positiva.

Quizá por este motivo el modelo de 2012 solo ha recibido algunos retoques mínimos: una nueva parrilla con lamas cromadas más anchas y nuevos faros antiniebla integrados en un faldón delantero ligeramente modificado. Nuevas pinturas y unos diseños más modernos para las llantas de aleación ligera completan el catálogo de medidas estéticas aplicadas. En el cuadro de instrumentos podemos observar agujas indicadoras de color blanco, en lugar de rojo, para los instrumentos redondos y la apertura eléctrica del portón trasero está incluida ahora en el equipamiento de serie. Como nueva opción también se puede elegir un sistema de advertencia de cambio del carril.

Los más vendidos, los diésel

Primer contacto Infiniti FX30d GTEn el apartado de las motorizaciones, la elección sigue estando entre dos gasolina y un diésel. Pese a sus propiedades de conducción deportivas y su funcionamiento refinado los propulsores de gasolina V6 y V8 de 320 y 390 CV, respectivamente, desempeñan un papel más bien secundario en Europa, ya que aquí los clientes suelen decantarse en más de un 80% por la mecánica diésel de 238 CV.

Sin embargo, este diésel de marcha algo áspera y bastante ruidoso en situaciones de demanda de potencia no está muy a la altura de las lujosas y refinadas pretensiones de la casa Infiniti.  Con un tiempo de aceleración de 8,3 segundos y una velocidad máxima de 212 km/h, sus prestaciones son buenas, pero no sobresalientes. La comparación surge enseguida con el nuevo Porsche Cayenne Diesel, cuyo motor es sumamente silencioso y, además, hace posible un rendimiento aún mejor.  Pese a una agilidad superior evidente, según la casa Porsche el Cayenne presenta un consumo 1,6 litros inferior al del FX30d para el que Infiniti admite nueve litros.

Un peso pesado muy ágil

Primer contacto Infiniti FX30d GTEn la práctica, el FX30d ha de conformarse en la mayoría de las situaciones con cifras de consumo de dos dígitos, puesto que incluso con mecánica diésel invita a mantener un estilo de conducción deportivo. Ya en la versión GT este tracción integral se muestra sumamente resolutivo en el trazado de las curvas. Una dirección dosificable y algo endurecida y el diámetro pequeño del volante transmiten una sensación de inmediatez y un manejo similares al de un deportivo.  Un escaso balanceo, una distribución equilibrada de la fuerza entre los ejes y sus frenos de grandes dimensiones son algunos de los ingredientes que contribuyen a conseguir un comportamiento dinámico pese a su peso total de 2,2 toneladas.

Sin embargo, dentro del FX el conductor perderá un poco el sentido de la elevada velocidad en curva, aunque el parpadeo del indicador del ESP le recordará enseguida que el sistema antideslizamiento ya se encuentra en funcionamiento.  Si uno se pasa de velocidad a la hora de trazar un radio estrecho, entonces el vehículo se deslizará incluso sobre sus cuatro ruedas y, pese a todas las ayudas a la conducción, no podrá ocultar que se trata de un automóvil muy pesado y una gran altura.

Buen tren de rodaje estándar

Primer contacto Infiniti FX30d GTPese a las ruedas de 20 pulgadas su chasis rígido filtra sorprendentemente bien cualquier irregularidad del piso. Los que prefieran una subestructura más dura deberían decantarse por la versión S, cuyo tren de rodaje con dirección integral y regulación electrónica de los amortiguadores, combinado con unas ruedas de 21 pulgadas, ofrece una configuración aún más dinámica, aunque con algunas concesiones en cuanto al confort. Para el día a día se recomienda el FX GT con tren de rodaje estándar que, además, es algo más barato.

No obstante, ambos modelos son excelentes cruceros para largas distancias.  El FX ofrece mucho espacio, al menos delante, los asientos de cuero son muy cómodos y el ruido del viento es bastante reducido.  Además, el equipamiento de serie nos ofrece una gran variedad de componentes, como el sistema de luces automático, sensor de lluvia, espejo interior antideslumbramiento automático, programador de velocidad, climatizador, techo de cristal deslizante, faros bixenón con luz de curva, ajuste electrónico del asiento o el sistema de manos libres Bluetooth, por mencionar solo algunos de ellos.  Para las versiones GT y S también se puede solicitar el paquete «Premium» que incluye, además, programador de velocidad con regulación de distancia, sistema de alarma de salida del carril, super navegador y sistema de sonido Bose.

Un tributo al diseño

Independientemente de lo elegante y delicado que se presente el Infiniti, el interior del FX no llega a alcanzar el nivel premium de sus competidores alemanes. Si tenemos en cuenta el tamaño del vehículo, la libertad de movimiento a la altura de las rodillas en la parte trasera es solo moderada y la capacidad del maletero (entre 410 y 1.305 litros) también es modesta. Además, sus elegantes líneas coupé, con morro alargado y línea de techo descendente, reducen considerablemente su valor útil.

Buena relación precio/rendimiento

Primer contacto Infiniti FX30d GTSin embargo, el elegante SUV de Infiniti ofrece a cambio grandes ventanas en términos de precios. La versión de acceso del FX30d GT cuesta 63 500 euros, mientras que el FX30d S alcanza los 66 330 euros. El atractivo paquete Premium tiene un precio de 6.360 euros adicionales.

La comparación de precios con el ya mencionado Porsche Cayenne diésel resulta interesante. En el caso del Porsche, la versión básica cuesta unos 2.000 euros menos que el FX30d GT Premium. Sin embargo, si la intención es equiparar el equipamiento del Porsche al del GT Premium, entonces uno pierde pronto el interés, ya que el configurador online de Porsche terminará echando humo y la broma finalizará al alcanzar un importe unos 20.000 euros por encima del precio del FX diésel.  

Conclusión

Revisión aquí o allá, en términos estéticos el Infiniti FX sigue siendo una decisión realmente interesante: igual de lujoso, deportivo y exótico. Sin embargo, una de las principales víctimas de su excelente estética es la aptitud para el día a día.

Su motor diésel V6 es un propulsor imponente que proporciona a este ágil peso pesado un excelente nivel de dinamismo, aunque en el apartado de eficiencia y marcha suave no puede competir con los propulsores diésel similares montados en otros modelos SUV premium alemanes.

Sin embargo, el principal argumento a favor de un Infiniti FX sigue siendo su atractiva relación calidad/rendimiento y, con un equipamiento completo, las ventajas en comparación con sus competidores alemanes son enormes.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.