Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Jaguar XKR-S

Primer contacto: Jaguar XKR-S

Todo un caballero

30.06.2011

Jaguar se ha ido acercando poco a poco a la marca de los 300 km/h. En la presentación del Jaguar XKR los desarrolladores ya anunciaron que, sin lugar a dudas, el Jaguar Coupé más potente alcanzaría esa velocidad. Sin embargo, han tenido que transcurrir cinco años más hasta que el conjunto de chasis, frenos, ruedas y aerodinámica ha estado listo para lograr la hazaña. Ahora todo encaja.

XKR-S serán las siglas que pronunciarán todos los amantes de Jaguar cuando hablen del modelo más rápido, potente, ágil, sonoro y fascinante de la casa Jaguar. Estéticamente, el Jaguar XKR-S no oculta el hecho de que su intención es distanciarse al máximo de sus hermanos XK (385 CV) y XK/R (510 CV), a todos los efectos mucho más mansos que él. No estamos hablando sólo de los nuevos y distintivos colores «Italian Red» y «French Blue», ni de la destacada ausencia en la lista de equipamiento opcional del «British Racing Green», sino sobre todo de las medidas aerodinámicas aplicadas al conjunto.

Estética

Galería: Primer contacto Jaguar XKR-SEl nuevo frontal modificado con spoiler y aeroestabilizadores, las ranuras de refrigeración ampliadas sobre el capó y el alerón trasero que por fin deja de desfigurar la zaga otorgan al Jaguar más rápido de todos los tiempos la presión de contacto necesaria a velocidades elevadas. El chasis tampoco se ha librado de las modificaciones, el R-S se ha rebajado un centímetro más que el R, los índices de elasticidad son aún más agresivos, los amortiguadores de regulación electrónica se han vuelto a ajustar a un estilo más deportivo y la suspensión delantera y la dirección se han dotado de una mayor agilidad y precisión.

Los demás sistemas de regulación electrónica como el ESP y el sistema antideslizamiento también se han recalibrado. Sin embargo, dos son los componentes tecnológicos que ya destacaban en el XKR y que ahora convierten al XKR-S en un compañero increíblemente divertido en el circuito de carreras: el diferencial de bloqueo del eje trasero y el motor V8 sobrealimentado por compresor.

Dinámica

Galería: Primer contacto Jaguar XKR-SSu motor de 5 litros desarrolla 550 CV y un par motor de 680 Nm.  Éste aúna las ventajas tanto de un motor de aspiración como de un turbo: respuesta y par motor. El compresor doble Roots entrega el par motor entre las 2.500 y las 5.500 revoluciones por minuto, con lo que queda resuelta la duda sobre un cambio automático de ocho velocidades más moderno. El XKR-S traslada toda su potencia al eje trasero a través del convincente cambio automático de seis velocidades de ZF.

Sin embargo, una mayor potencia no se traduce siempre de forma automática en una mayor propulsión, por lo que, al igual que en el XKR, en este punto ser recurre a un bloqueo del diferencial de regulación electrónica en el eje trasero. La electrónica se ha recalibrado de nuevo teniendo en cuenta su mayor potencia y su chasis más espontáneo, de forma que el bloqueo armoniza a la perfección con el elevado nivel de agarre de las gomas Pirelli P-Zero. Éste traslada en la zona límite –al acelerar a la salida de la curva– un poco más de potencia a la rueda que traza el interior de la curva, de forma que no sólo se traslada una mayor propulsión a la carretera, sino que el coche llega incluso a introducirse aún más en la curva.

Sensaciones

Galería: Primer contacto Jaguar XKR-SEl XKR-S se desenvuelve tan bien en las zonas límites que a menudo el conductor experto siente la necesidad de conducir sin el ESP. En modo dinámico se muestra algo más tolerante que el XKR, si bien esa ligera de pérdida de adherencia incrementada llegando casi al límite de lo imposible nos incita a repetir una y otra vez, sobre todo en el circuito.

En esta combinación, la amplia optimización a la que ha sido sometido ha dado lugar a un conjunto muy conseguido que, definitivamente, pone la guinda a ese compromiso –excelentemente conseguido en el XKR– entre confort y deportividad. Pese a toda la precisión de la dirección, los frenos, el chasis y el motor, el Jaguar XKR-S también puede hacer las veces de compañero elegante y sofisticado por las calles de la ciudad o en zonas de velocidad limitada.

La elegancia personificada

Galería: Primer contacto Jaguar XKR-SAparte del rendimiento puro y duro que muestra en la pista de carreras y allí donde la policía no mira, el XKR-S también sabe mostrar un comportamiento sorprendentemente cívico. Si no activamos ninguna de las modificaciones electrónicas, el golpeteo del motor –por debajo de las 4.000 vueltas– tan sólo se percibe como una ligera música de fondo. Los neumáticos de Pirelli (255 cm delante y 295 cm detrás con llantas de 20 pulgadas) todavía ofrecen una cierta comodidad y el chasis no se muestra tan rígido como en conducción en circuito. Lo que sí permanece es la precisión en todas las maniobras, las cuales se pueden realizar con total tranquilidad ya que en este caso el XKR-S no parece incitarnos en todo momento a perder la cabeza. Aunque seguramente sí la perderán los que pasen a nuestro alrededor, dándonos a entender que quieren que les adelantemos, y por supuesto de la forma más ruidosa posible.

La pasta y la competencia

Sólo aquellos que se preocupen por el dinero tendrán dudas sobre si merece la pena invertir en el XKR-S casi 35.000 euros más en comparación con el XKR (regulado a 250 km/h). Además, no nos olvidemos que las cifras de consumo son las mismas. En este sentido, y gracias a distintos paquetes de equipamiento (Black-Pack, Speed-Pack y Dynamic-Pack), a los que no les guste demostrar de forma tan evidente el potencial de su deportivo tienen la posibilidad de incrementar la potencia del XKR hasta los 280 km/h.  Sin embargo, los clientes habituales de Jaguar enamorados de la velocidad no tendrán ese problema. Para ellos los 156.000 euros del XKR-S resultarán adecuados si se paran a pensar que su coche sólo se fabrica bajo pedido.

Galería: Primer contacto Jaguar XKR-SPor supuesto, los futuros compradores querrán saber cuáles son los competidores directos del XKR-S. Estos son, concretamente, el Porsche 911 GTS (408 CV, 304 km/h, 119.000 euros) o el Audi R8 (522 CV, 316 km/h, 161.000 euros). Además, sólo existen dos modelos que podrían igualar al XKR-S en cuanto a la fascinación que suscita: el Aston Martin V12 Vanquish (517 CV, 305 km/h) y el Mercedes SLS AMG (571 CV, 317 km/h).

Conclusión

Quienes busquen un deportivo rápido, a la par que elegante y sofisticado, lo encontrarán sin duda en el Jaguar XKR-S. La configuración del chasis, la estética, la potencia y el rendimiento son algunos de los aspectos que configuran un conjunto muy conseguido.

Galería: Primer contacto Jaguar XKR-SSin embargo, no contentos con que ya esté disponible la séptima variante del XK*, parece ser que Jaguar ya está trabajando, además de en un XKR-S Cabrio, en un XFR-S. A la vista de la futura competencia por parte de los modelos BMW M5 y BMW M6, cualquiera de las dos evoluciones resulta verdaderamente necesaria. Sólo nos queda esperar que la berlina XFR-S también cuente con una versión familiar «Estate». Al menos ésta ya está confirmada para el XF normal.

Los 320 km/h son posibles

Siendo lógicos, en realidad al XKR-S no le quedará más remedio que distanciarse de nuevo del XFR-S, que –llegado el momento– será igual de potente. Y tanto Audi, Mercedes como Porsche continúan siendo la asignatura pendiente en el aspecto de la velocidad máxima. En este sentido, una variante superligera del XKR-S aún más potente y con aproximadamente 150 kilogramos menos de peso vendría como anillo al dedo, y además sería capaz de alcanzar los 320 km/h.

* Además del XK y al XKR se incluyen el Cabrio y el Coupé, así como la versión de 280 km/h con los paquetes«Speed» o «Dynamic».

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.