Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Jeep Renegade

Primer contacto: Jeep Renegade

A pequeña escala

25.09.2014

Con una longitud de 4,25 metros y un ancho de aproximadamente 1,80, el Renegade es uno más dentro de la imparable categoría de SUV compactos. La marca americana, ahora controlada por el grupo Fiat, no quiere perder terreno frente a otros fabricantes y ha diseñado una alianza transatlántica para fabricar el Renegade. Este nombre por cierto trae muchos recuerdos a los fans más radicales de la marca, ya que fue utilizado en una versión V8 del clásico Wrangler.

Mientras que el diseño y el tren de rodaje han sido desarrollados al otro lado del charco, en Estados Unidos, la mano de los italianos en el Renegade se ha puesto en la tecnología de suspensiones. La plataforma pertenece nada menos que al Fiat 500 L, aunque el eje trasero ha sido completamente rediseñado para poder acoger las versiones de tracción a las cuatro ruedas. El ensamblaje final del Renegade se produce en Melfi (Italia), la misma fábrica desde donde el Punto sale al mercado.

A pesar de sus reducidas dimensiones, el Renegade es perfectamente reconocible como un Jeep familiar. La parrilla de siete líneas en el frontal se distinguiría entre un millón y las luces redondeadas recuerdan a numerosos modelos del pasado de Jeep. El diseño, por tanto, hereda toda la tradición de la marca americana pero está ejecutado a pequeña escala. En el interior ocurre más o menos lo mismo: al menos eligiendo el acabado más alto el habitáculo es acogedor y la calidad de los materiales es elevada.

Cómodo para cuatro adultos altos

Galería: Primer contacto Jeep RenegadeSin embargo, la pega principal reside en cuanto a cantidad de espacio, aunque cuatro ocupantes altos caben bien porque hay buena distancia libre al techo. El conductor, por su parte, se encontrará en un puesto de conducción calcado al del Cherokee y encontrará en el panel de instrumentación una pantalla de 7 pulgadas desde la que se puede controlar la navegación, la radio o los datos del ordenador de a bordo. El maletero, por último, tiene 351 litros de capacidad inicial y el espacio de carga es plano tanto en los lados como en el suelo, lo que facilita el aprovechamiento del espacio.

En Europa, el Renegade se puede elegir con seis motores diferentes. Con 168 cv, el motor 1.4 figura como la opción más potente de todas. Luego hay una versión de 140 cv que parte del mismo bloque y otra de 110 cv de 1.6 litros. En el lado del diesel, un 2.0 turbo se ofrecerá con potencias de 140 y 170 cv, mientras que habrá un bloque inferior 1.6 con 120 cv que se perfilará como el acceso a la gama diesel.

Muchas opciones en 4x4

Galería: Primer contacto Jeep RenegadeEl Renegade ofrece un comportamiento bastante bueno y divertido. Gracias a un buen trabajo en materia de aislamiento, el ruido que se percibe dentro del habitáculo nunca llega a ser desagradable. Con un peso de 1,5 toneladas, este SUV compacto con el motor diesel básico se mueve con mucha soltura por caminos rurales sin apenas dificultad. El chasis responde sin problemas y, gracias a una elevada posición de conducción, la visibilidad es perfecta y además aporta bastante seguridad y confianza al volante. En caso de complicarse el terreno, la suspensión devuelve reacciones suaves y la tracción total permite salir airoso de donde un Fiat 500 L empezaría a sufrir (dado que en éste no se puede equipar tracción integral). Además, por primera vez en este segmento se puede disfrutar de una transmisión de nueve velocidades.

Jeep ofrece el Renegade con cuatro niveles de equipamiento, siendo común en todos ellos el aire acondicionado, el freno de mano eléctrico, el bluetooth o el control de presión en los neumáticos. Las versiones de tracción en las cuatro ruedas cuentan con 3 cm más de altura libre al suelo (de 17 pasa a 20 cm) y pueden utilizare con varios modos de conducción: Auto, Snow, Sand, Mud y Rock, ésta última únicamente disponible en la versión Trailhawk.

Desde 18.500 euros

El Renegade está disponible desde 18.507 euros, precio que corresponde al motor 1.6 de 110 cv con acabado Sport y tracción delantera. El primer diesel, el de 120 cv, cuesta un mínimo de 20.550 euros, mientras que la primera versión de tracción total supone al menos 25.435 euros. No es, por tanto, un coche barato, ya que hay opciones en el mercado que pueden resultar más asequibles, como un Nissan Juke o un Skoda Yeti.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.