Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Primer contacto: Lancia Voyager

Primer contacto: Lancia Voyager

La salvación italiana

17.11.2011

En 1984 y al son de la batuta de su director italo-norteamericano Lee Iacooca, Chrysler lanzó al mercado su primer Voyager, el modelo que serviría para salvar a la empresa de la quiebra. Un cuarto de siglo después son los italianos los que han de sacar al fabricante de automóviles norteamericano del apuro. Y, una vez más, el Voyager se convierte en el elemento estelar.

Primer contacto Lancia VoyagerA finales de 2008, Chrysler estaba al borde de la bancarrota y la primera ayuda proporcionada por el gobierno norteamericano por valor de 4.000 millones de dólares no logró rescatar al grupo, por lo que las cadenas de montaje dejaron de funcionar el 29 de abril de 2009. No fue hasta dos meses después, y tras la resolución de un pleito, cuando llegó por fin el momento de suscribir el contrato con Fiat que sacaría al consorcio de la delicada situación en la que se encontraba. Como contraprestación por el traspaso de tecnología los italianos recibieron una participación del 20%, y el director de Fiat, Sergio Marchionne, se convirtió en el nuevo jefe de Chrysler.

Una parte del plan de rescate ideado por Marchionne pasaba por aunar las marcas Chrysler y Lancia. Chrysler distribuye los automóviles en los mercados de lengua inglesa y del resto se hace cargo Lancia. Uno de los principales modelos de esta cartera es el Chrysler Voyager, perdón, el Lancia Voyager. Y por fin ha sido presentado al público.

Pocas novedades

Primer contacto Lancia VoyagerSin embargo, el apartado de novedades es bastante escaso. En el fondo, lo único que han hecho los italianos ha sido cambiar la parrilla en el exterior y colocar un reloj analógico de aspecto algo anticuado en el interior. Lo que sí ha mantenido este enorme monovolumen de 5,20 metros de longitud es su idoneidad para un uso cotidiano y, por desgracia, también su mezcla de materiales compuesta por piel, madera sintética y plástico duro, así como unos acabados algo descuidados.

El diésel de cuatro cilindros y 2,8 litros de cilindrada que moviliza 163 CV y genera un par motor máximo de 360 Nm tampoco es nuevo. Aunque parece una buena potencia, hay que tener en cuenta que debe desplazar 2,2 toneladas de peso en vacío, y hasta 2,8 toneladas cuando está cargado, unas cifras con las que tiene algún que otro problemilla.

Confort

Primer contacto Lancia VoyagerEl cambio automático de seis velocidades montado de serie se ve obligado a realizar un enorme esfuerzo de cambio, sobre todo cuesta arriba, pero lo hace de forma suave y casi imperceptible. Según datos oficiales de la casa, el tiempo de aceleración es de 11,9 segundos y la velocidad máxima de 185 km/h. Además de la mecánica diésel, también hay disponible un gasolina V6 de 286 CV que, sin embargo, no ocupa un lugar muy destacado en los mercados europeos.

El chasis de marcado carácter y reglaje norteamericano encaja a la perfección con unas prestaciones relativamente buenas. En línea recta el Voyager rueda de forma ejemplar, aunque la inclinación lateral en curva es considerable. A cambio camufla a las mil maravillas las irregularidades del asfalto, algo que resulta bastante importante en un vehículo concebido para cubrir largas distancias. Pese a todo, algo más de precisión y una dirección más directa no habrían estado mal.

Bien equipado

En cambio, su equipamiento de serie no da lugar a críticas. En España la versión diesel, disponible por 42.800 euros, ofrece a su propietario llantas de aleación, climatizador trizona, puertas correderas eléctricas a ambos lados y portón trasero eléctrico, asientos calefactables, elevalunas eléctricos en todas las ventanillas, programador de velocidad, sensores de aparcamiento, pedalería regulable, así como un sistema de audio y mucho más.

La lista de opciones no contiene mucho extras, aunque en este caso los más recomendables son el techo de cristal deslizante (1.500 euros), los faros de xenón (500 euros) y, sobre todo si se viaja con niños, el sistema de DVD con dos pantallas en la parte trasera (2.00 euros). Este último está disponible además en combinación con la unidad GPS y de entretenimiento por la que hay que sumar otros 2.500 euros.

Primer contacto Lancia VoyagerConclusión

Con el Voyager Lancia cuenta con un modelo familiar para todos los días que sabe convencer con soluciones muy inteligentes. Los asientos escamoteables en el suelo son igual de prácticos que las dos puertas correderas eléctricas o los innumerables compartimentos portaobjetos. Y el equipamiento de serie es ejemplar.

En este sentido, no queda más remedio que perdonar el hecho de que los acabados sigan siendo muy «americanos». Un motor diésel más potente y un chasis más adaptado al estilo europeo serían de agradecer.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.