Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Lexus IS 250C

Primer contacto: Lexus IS 250C

El éxtasis del silencio

30.07.2009

Quien conduce a cielo abierto quiere sentir los elementos, el sol en la piel y el viento en los oídos, y el IS 250C nos sirve esas sensaciones en distinguida bandeja de plata: en lugar de turbulentos remolinos, una suave brisa mima a los ocupantes. En una excursión por la Costa Azul nos lanzamos en pos del éxtasis del silencio...

A principios de 2004 Lexus nos dio con su estudio LF-C un adelanto de la berlina de gama media IS. Lo especial de aquel prototipo era el techo escamoteable. Desde entonces, el sector automovilístico llevaba esperando la correspondiente versión descapotable de la familia IS, iniciada a finales de 2005, y hasta este verano de 2009 no hemos sido testigos de ello, si bien sus proporciones no son tan ideales como prometía el LF-C.

Como casi todos los descapotables del segmento, el IS 250C también adolece de una trasera algo rechoncha, ya que el maletero debe poder albergar un techo de tres secciones de aluminio y su complejo mecanismo. Esto, unido a la necesidad de espacio de almacenamiento, hacen que la línea trasera resulte voluminosa y pesada. Por lo demás, el IS Cabrio es una grata creación que brilla por su nobleza y discreción –sobre todo, con la capota plegada–.

Plegado seguro

Galería: Primer contacto Lexus IS 250CPara abrir el techo basta con pulsar un botón y en 20 segundos quedará plegado y guardado en el maletero, aunque, por cuestiones de seguridad, este proceso sólo puede realizarse en parado. Como medida de seguridad adicional, el coche está dotado de unos sensores que vigilan el espacio trasero para que la tapa del maletero no choque con nada al abrirse hacia atrás y, en caso de detectar cualquier impedimento, detienen el proceso.

Galería: Primer contacto Lexus IS 250CTras esto, el espacio del maletero de 420 litros queda reducido a 165 litros para equipaje, una cifra por debajo de la media. Si queremos llevar más bultos conduciendo a cielo abierto, no quedará otra que dejarlos en los asientos traseros, que también pueden estar ocupados opcionalmente por otros dos pasajeros. Con el techo cerrado, y si no miden más de 1,80 m, los pasajeros podrán viajar medianamente cómodos en la parte de atrás.

Refinado

Galería: Primer contacto Lexus IS 250CDonde se va mucho más cómodo es en los asientos delanteros, de cuero y con múltiples ajustes. En ellos podremos disfrutar relajadamente del alto nivel de confort del IS. Además de una correcta distribución espacial, el IS abierto triunfa por sus materiales elegantes y sus impecables acabados. Cierto es que el revestimiento de imitación mármol de la consola central y el ochentero reloj digital no son el último grito, pero por lo demás el habitáculo del conductor es moderno y acogedor.

El motor de gasolina de 6 cilindros y 2,5 litros se arranca pulsando un botón, y no lo hace con un brioso sonido deportivo, sino con una mesura acústica digna de mención. Ningún otro motor del segmento es tan refinado y silencioso. Aunque esta discreción se hace notar también en las prestaciones, ya que, para ser un motor de 200 cv, la propulsión no es nada del otro mundo, incluso seleccionando el modo Sport.

A la zaga

Galería: Primer contacto Lexus IS 250CSiempre con suavidad y sin hacer ruido, el IS va a la zaga de sus competidores. Pero no es sólo una impresión nuestra, lo confirman los datos proporcionados por el propio fabricante: acelera de 0 a 100 km/h en 9,3 segundos y alcanza una velocidad máxima de 210 km/h. Comparados con los del BMW descapotable 325i con cambio automático, los valores del IS son claramente peores. El BMW realiza la misma aceleración en un segundo menos y supera al IS en velocidad máxima con 243 km/h. Y la variante del 325i con cambio manual es aún más veloz, opción que no está disponible para el Lexus.

A pesar tener rendimientos más bajos, el japonés también va por detrás del BMW en cuanto a consumos. Lexus asegura un consumo medio de 9,3 litros para sus 1,7 toneladas, mientras que el 325i descapotable con cambio automático consume, según el fabricante, 7,8 litros.

Suavidad ante todo

Galería: Primer contacto Lexus IS 250CLas posibles capacidades dinámicas del motor quedan suprimidas, entre otras cosas, por la suavidad de cambio de su caja automática tipo confort que, cuando se le exige cierto rendimiento, sus progresiones de cambio resultan a veces de una calma enervante. A la vista de esta lentitud, no acabamos de ver claro el sentido de las levas para manejar el cambio de forma manual tras el volante.

Motor y caja de cambios armonizan perfectamente con la configuración, también confortable, del tren de rodaje, cuya cuidada arquitectura de tracción trasera ofrece una buena base para que el IS 250C tome las curvas a toda velocidad, si no fuera porque Lexus ha optimizado su chasis para que se deslice suavemente. Si a eso añadimos el elevado peso, la típica vibración de los cabrio y los poco perfilados asientos, se desvanece cualquier ambición de agilidad en tramos con curvas. Para compensar, sería justo decir que los pasajeros no notarán la mayoría de las irregularidades de la calzada.

Precio premium

Galería: Primer contacto Lexus IS 250CPor todo ello, el IS 250C se recomienda como confortable coche de paseo, lo cual también es válido en modo abierto gracias a su refinado diseño aerodinámico. Se puede circular incluso por autopista con el techo plegado y las ventanillas bajadas sin necesidad de un deflector antiviento y sin que ello signifique verse incomodado por irritantes turbulencias. En cuanto haga un poco de buen tiempo, podremos dejar tranquilamente el gorro y la bufanda en la guantera.

Lo que no es nada bueno es el precio, que a más de uno de los interesados les caerá como un jarro de agua fría: el IS 250C se puede adquirir a partir de 53.970 euros. Muchos competidores ofrecen precios iniciales claramente inferiores, aunque también es cierto que la versión básica del Lexus cuenta con un equipamiento muy amplio que relativiza esta diferencia de precio. Si quisiéramos un 325i con el mismo nivel de equipamiento que el IS cabrio, el descapotable de BMW nos saldría por unos 2.000 € más aproximadamente. Pero vamos, que el Lexus IS 250C no es precisamente una opción barata.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Lexus  IS 250C
Acabado   Luxury
Especificaciones    
Longitud/anchura/altura (mm)   4.635 / 1.800 / 1.415
Distancia entre ejes  (mm)   2.730
Diámetro de giro (m)   10,2
Peso (kg)   1.730
Volumen del maletero (l)   420
Neumáticos   del. 225/40 R18 tras. 255/40 R18
Motor    
Cilindrada (cc)   2.500
Potencia (cv)   208
Par máximo (Nm/rpm)   252 / 4.800
Tracción   Trasera
Transmisión   Automática, seis velocidades
Consumo    
Combustible   Gasolina
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   13,1 / 7,9 / 9,3
Emisiones CO2 (gr/km)   219
Consumo durante test (l/100km)   N.D.
Características    
Aceleración 0-100 km/h (s)   9
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª   N.D.
Capacidad depósito (l)   65
Velocidad máxima   210
Precio (sin extras)    
Euros   53.970
Equipamiento extra   Navegador con disco duro de 10 GB  (3050 €)
 
Más datos
Menos datos
 

Conclusión

El IS 250C está destinado a aquellos que quieran conducir un descapotable con un alto nivel de confort. Ningún otro coupé cabrio del segmento proporciona una conducción tan suave, relajada y silenciosa. Seguramente por ello este Lexus gozará de un éxito total en EE. UU, aunque en Europa probablemente quede marginado, ya que, en cuanto a dinamismo, el Lexus va a la zaga de sus competidores.

Sin embargo, poco le importará este hecho a quien haya nacido para disfrutar del sol y los elementos, pues con el IS 250C disfrutarán del placer de conducir un descapotable con el más alto nivel de confort.

Galería: Primer contacto Lexus IS 250C

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.