Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Maserati Ghibli S Q4

Primer contacto: Maserati Ghibli S Q4

Inconfundiblemente italiano

05.06.2014

Si nos fijamos en las 34 matriculaciones y 90 pedidos producidos en España en el primer trimestre del año, podríamos decir que lo de Maserati en España es algo más que un fenómeno marginal. Esta es probablemente la razón por la que el Grupo Fiat está aumentando la inversión a largo plazo en la marca del tridente. En el caso del Ghibli S, el último modelo en llegar a la gama y orgulloso portador del sistema de tracción y propulsión Q4, todos los atractivos giran en torno en un inmenso placer de conducción.

Nada más ver las dimensiones del Ghibli – 4,97 metros- algunos podrán pensar que este nuevo Maserati ha llegado al mercado para competir con el Serie 5 de BMW con el Clase E de Mercedes, pero no es del todo así. Aunque estamos ante un formato de sedán clásico de negocios, el Ghibli guarda algunas diferencias importantes con respecto a estas dos berlinas alemanas, sobre todo en lo que se refiere al diseño y también al precio.

Galería: Primer contacto Maserati Ghibli S Q4Este nuevo modelo italiano luce la gran parrilla clásica con el emblema del tridente, los tres pequeños orificios de ventilación en los laterales delanteros y dos salidas de escape dobles con ruedas de generosas dimensiones y frenos deportivos. Por dentro, también puede presumir de un buen espacio para pasajeros y una capacidad más que aceptable en el maletero (500 litros), además de una calidad de materiales “top” en la que las superficies en carbono captan todo el protagonismo. Sólo con ver las grandes levas de aluminio tras el volante, el gran display en el centro de la consola y el cuero de alta calidad en los asientos el cliente quedará eclipsado sin demasiada resistencia.

V6 de 410 cv

Como decimos, una de las cosas que convence del Ghibli es el perfecto orden del interior y el buen aprovechamiento del espacio en el habitáculo. Los materiales y los acabados son de un nivel alto, aunque comparados con otros modelos de la marca se nota que hay una estrategia para minimizar los costes en la medida de lo posible. Si nos fijamos bien, algunos de los componentes del navegador y el equipo multimedia son iguales a los que hay en el Fiat Freemont o en el Lancia Thema y los ajustes del revestimiento en el pilar A podrían haberse rematado un poquito mejor. Sólo detalles, nada grave.

En cuanto al motor, estamos ante un V6 de gasolina que da lugar a la versión S y que nada tiene que ver con el clásico y gordísimo V8 de la marca italiana, cuya sed infinita le convertía en un auténtico pozo sin fondo. Éste seis cilindros, con unos niveles de consumo altos pero razonables, saca a relucir 410 cv y 550 Nm de par con los que garantizan diversión en cualquiera de los niveles de conducción a los que le sometamos.

Galería: Primer contacto Maserati Ghibli S Q4El hecho de contar también con un sistema de tracción total garantiza un nivel dinámico al cual se le puede exigir mucho. El reparto de forma inicial recae por completo sobre el eje posterior, aunque en el caso de máxima necesidad de tracción se pasa un 50 por ciento de la fuerza al eje delantero. Las variaciones entre un punto y otro están gestionadas electrónicamente por un embrague multidisco. A pesar de aportar un peso adicional de 60 kilos, la tracción total permite al Ghibli acelerar en 4,8 segundos, dos décimas más rápido que el modelo con tracción trasera y sin oír un solo chirrido procedente de las ruedas.

A más de 280 km/h

Galería: Primer contacto Maserati Ghibli S Q4Por muy fuerte que sea la demanda de aceleración, todos los movimientos son suaves en el Ghibli. Parte de la culpa de esto la tiene la suavidad del cambio automático de ocho marchas, que puede proporcionar un empuje uniforme sin pérdidas momentáneas de potencia y con “chicha” en cualquier rango de velocidad. La aceleración de 0 a 100 es de 4,8 segundos en las mejores condiciones de agarre, y a partir de ahí, la diversión sólo verá el límite al llegar a los 284 km/h.

En este apartado, a muchos les llamará la atención la puesta a punto tan cómoda y la facilidad de manejo de un coche que no deja de pesar casi dos toneladas. En un escenario de curvas se mueve con mucha soltura y el chasis no muestra apenas puntos de debilidad. Las luces dinámicas con función de curva ayudan a obtener más seguridad en casos de baja luminosidad.

Aún más deportivo

Galería: Primer contacto Maserati Ghibli S Q4Simples pero muy eficaces son las opciones de configuración. En el Ghibli no hay un botón para seleccionar entre diferentes modos de conducción, sino que hay un único conmutador Sport que convierte el motor en un poco más puntiagudo y hace que la amortiguación se endurezca para agilizar el paso por curva y reducir las inercias.

Y además de estas cualidades, el equipo de frenos incluido en el Ghibli S Q4 están suministrados por Brembo y proporcionan una sensación deportiva única. Las pinzas son de seis pistones y ofrecen un control de la frenada seguro y progresivo. En definitiva, muy bueno y sin apenas pérdida de rendimiento en caso de sobreuso.

Por último, el motor V6 tiene su encanto acústicamente debido a los dos turbos que llenan de carácter los decibelios disparados por el escape y no es tan escandaloso ni ”obsceno” como el motor V8. En cuanto al consumo homologado, será habitual asumir entre 15 y 18 litros cuando queramos disfrutar de todas sus posibilidades. En el escenario de conducción más eficiente y con un conductor atento al ordenador de a bordo podremos acercarnos a los diez litros pero en ningún caso bajar de ahí.

El precio a pagar

El Ghibli S con tracción total se perfila como el modelo tope de gama y está disponible para el mercado español a un precio de 97.000 euros. El sobrecoste por equipar la tracción total es de algo más de 3.000 euros, pero en esos niveles de precio resultaría un error no equiparla, ya que el consumo por ejemplo apenas se ve resentido en una décima de litro. En la lista de posibles competidores, un BMW 550i costaría 88.000 euros con más potencia y menos consumo.

Conclusión

Galería: Primer contacto Maserati Ghibli S Q4El segmento de los sedanes de negocios cuenta con muchas opciones tan interesantes como elegantes. El Ghibli es sin duda el modelo que más ha apostado por el diseño y ofrece un carácter y un temperamento realmente deportivo y dinámico frente a la apuesta de las marcas alemanas por crear berlinas potentísimas pero perfectamente válidas para el día a día. Su refinamiento interior, así como la excelente tracción total hacen de este italiano una auténtica joya disponible por debajo de la barrera de los 100.000 euros.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.