Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Mazda CX-7

Primer contacto: Mazda CX-7

El mejor cruce de conceptos

19.07.2007

Cada vez que Mazda entra en un sector nuevo del automóvil consigue sin esfuerzo unos resultados espectaculares. Ya lo comprobó con el RX-8, se reafirmaron con la BT-50 y ahora esperan hacer lo mismo con éste nuevo modelo. El Mazda CX-7 es un SUV con apariencia y rasgos de crossover que monta un motor deportivo ya conocido en el universo Mazda. Hasta el momento solo se fabricará con el motor DISI 2.3, el mismo que montan los Mazda 3 y 6 en sus versiones MPS. La configuración en el CX-7 es la misma, con 260 cv y un par motor de 380 Nm a 3.000 revoluciones. Es el mas competitivo de los SUV por relación de precio y prestaciones. Es espacioso, estable y desde luego, muy atractivo.

Galería: Primer contacto Mazda CX-7Los competidores directos de este modelo son los Nissan Murano, Bmw X3, Honda CR-V y Land Rover Freelander. Todos ellos tienen precios claramente superiores a igualdad de equipamiento, por lo que en Mazda cuentan con una clara ventaja competitiva.

La japonesa ha obtenido en el último ejercicio el mejor resultado de sus últimos 15 años. Un éxito que atribuyen directamente a las increíbles ventas del Mx-5, de la BT-50 y de toda la gama del Mazda 3. Ahora, el nuevo CX-7 pretende dar un impulso a la marca dentro de uno de los segmentos con mayor proyección a corto plazo, el de los Sport Utility Vehicle, que crece a un ritmo vertiginoso.

Diseño reforzado, una aerodinámica inmejorable

El nombre CX-7 hace referencia a su concepción Crossover (C), al cruce de conceptos deportivos (X) y al número de modelo en la saga familiar (el séptimo en el mercado). En Mazda tienen claro que han diseñado un coche diferente al resto de sus competidores porque, al compartir diferentes conceptos, podría interpretarse como un Station Wagon, un GT o también como un Sport Car.

El coeficiente aerodinámico se ha conseguido rebajar hasta el 0,34 y la carrocería se ha reforzado para mejorar la rigidez y la seguridad, tanto de los viajeros como de los peatones.

Galería: Primer contacto Mazda CX-7En el interior, el puesto de conducción es de la misma concepción que el RX-8. Cuenta con un volante de 3 radios y una palanca de cambios de recorridos cortos y precisos, situada a una altura inmejorable y con un tacto suave muy agradable. La única pega que hemos encontrado es el reposabrazos no extensible que no permite espacio suficiente para manejar las marchas 2, 4 y 6.

El asiento del piloto se regula de forma eléctrica aunque no lleva memorias. Están forrados en cuero (de momento será de color negro para los modelos españoles) y poseen buen agarre lateral. En las plazas traseras hay muy buena habitabilidad, espacio para las piernas de sobra y, como opción, se pueden añadir como extra los anclajes ISOFIX.

Motor MPS de sensación deportiva, muy controlable

De momento sólo se va a comercializar el CX-7 en Europa con el motor MZR DISI 2.3 de 260 cv. Mazda tiene previsto sacar un motor diesel aunque no ha fijado una fecha concreta. Será aproximadamente dentro de 12 o 14 meses pero aún no se sabe que características tendrá.

Galería: Primer contacto Mazda CX-7En la comparativa con el resto de modelos del segmento, el DISI 2.3 ocupa el tercer puesto en número de caballos y el primero en competitividad del precio. La diferencia con los dos rivales superiores (el Touareg 3.6 V6 y X3 3.0si V6) es de 20.000 euros. A pesar de que éste no lleva seis cilindros, sino cuatro, la diferencia de caballos con respecto a ellos no es significativa.

El par motor sin embargo es inmejorable porque maneja la escalofriante cifra de 380 Nm a 3.000 revoluciones. Hemos notado durante la prueba de conducción que la entrega es muy uniforme y que la respuesta nace a partir de las 2.300 vueltas. Esto hace que la conducción no requiera cambios excesivos de desarrollo y que la sexta marcha no pierda apenas fuerza.

El sensor del ABS es el encargado de controlar la distribución del par motor, repartida de forma 100-0 al eje delantero y 50-50 en casos de falta extrema de adherencia. Debido a que el recorrido ha sido íntegramente en carretera, ha sido difícil comprobar su funcionamiento a pleno rendimiento. El TCS es desconectable mediante un interruptor bajo el volante.

La estabilidad es mucho mejor que la de un Mazda 6 Mps, ya que su batalla es 8 centímetros mas larga y pesa 30 kilos más. Los apoyos delanteros son más que satisfactorios en curva, va muy bien agarrado a la carretera y las inercias no comprometen la conducción porque los pesos están muy bien repartidos.  

Conclusión: uno de los más competitivos.

Galería: Primer contacto Mazda CX-7El CX-7 nació a partir del concepto Mx-Crossport presentado en el Salón Internacional del Automóvil de Detroit en 2005. Se lanzó en Norteamérica en primavera de 2006 y desde entonces se han vendido 45.000 unidades.

En Europa sólo se hará, como hemos explicado, una versión de éste CX-7. Por el momento, llevará un único acabado “Sportive”, en el que se incluyen la mayoría de las opciones de serie. Tan sólo podremos añadirle algunos accesorios como el sensor de aparcamiento, el portabicicletas, adaptador de i-Pod y navegador portátil con Bluetooth.

Mazda fabricará 550 unidades de las cuales hay reservadas alrededor de 35. El precio de salida será de 37.500 euros y estará disponible en Agosto. Ésta fecha podría adelantarse a ésta misma semana ya que las primeras unidades están llegando a los concesionarios.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.