Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Mazda MX-5 2009

Primer contacto: Mazda MX-5 2009

Auténtico roadster a precio de saldo

28.04.2009

El Mazda MX-5 no es uno de los descapotables más populares y vendidos en todo el mundo por casualidad. Sensaciones puras, diversión asegurada y placer de conducción son los ingredientes básicos del envidiable cóctel que ofrece este “juguete” del asfalto, apto para todos los públicos. En 2009 ha experimentado su última renovación con significativas mejoras que afectan al apartado estético y al plano dinámico así como a los motores y las transmisiones. Y todo por un precio de partida de tan sólo 23.400 €…

Apenas han pasado unos meses de, se dice pronto, el vigésimo aniversario de este mítico roadster. Desde que viera la luz allá por 1989 en la feria del motor de Chicago, el MX-5 se ha mantenido fiel a la fórmula de su éxito: precio asequible sin renunciar a la esencia de los descapotables de pura raza. Este año la firma japonesa ha decidido presentar una versión actualizada de la tercera y última generación de este automóvil, la cual tuvimos ocasión de probar brevemente durante la presentación de la gama Mazda 2009. En la misma, también pudimos conocer de primera mano tanto el nuevo Mazda 3 (más…), como el Mazda 6 (más…) y el Mazda 2 (más…), en los que destacan las nuevas y punteras mecánicas diésel CRTD de 2.2 y 1.6 litros respectivamente.

Galería: Primer contacto Mazda MX-5 2009Las principales novedades del Mazda MX-5 2009 se centran en un ligero cambio de imagen que afecta tanto al exterior como al habitáculo y, sobre todo, en la incorporación de una caja de cambios automática de 6 relaciones y la optimización de las mecánicas (las mismas que en el modelo de 2005, pero con una considerable reducción en el consumo). Continuamos teniendo la posibilidad de elegir nuestro MX-5 con techo de lona (versión denominada “Soft-Top”) u optar por el techo duro plegable (“Roadster Coupé”).

Misma filosofía

Galería: Primer contacto Mazda MX-5 2009En el apartado estético se mantiene la inconfundible identidad de diseño compacto y sencillo que ya enamoró antaño en los primeros modelos. Respecto a la tercera generación no encontramos grandes variaciones. En el exterior, una parrilla frontal modificada, nuevos grupos ópticos, estriberas lateras de nueva factura y paragolpes ligeramente retocados componen, junto al nuevo estilo de las llantas de aleación (de 16” o 17”), los cambios más significativos. Por su parte, en el interior, se ha buscado potenciar la sensación de calidad gracias a la utilización de materiales más refinados y la incorporación de pequeños detalles. En este sentido, destacan diversas inserciones de color metálico, el cambio de tonalidad de la moldura del salpicadero, la modificación de las esferas del cuadro de instrumentos (ahora el cuentakilómetros cuenta con una pantalla LCD con la información en color rojo) y los embellecedores plateados de los conocidos mandos del climatizador. El espacio sigue siendo el justo y se echa en falta algún hueco de más para poder depositar un mayor número de objetos.

Galería: Primer contacto Mazda MX-5 2009Las motorizaciones disponibles no varían en esta actualización. Tenemos dos motores de gasolina, un 1.8 de 126 CV y un 2.0 de 160. En el primer caso, lo más señalado es la reducción en el consumo de combustible, ahora un 4% menor (7 litros de media a los 100 Km.). Los cambios más importantes se han llevado a cabo en la mecánica de dos litros; se ha logrado disminuir el gasto de gasolina hasta un 7% y, merced a diversas soluciones técnicas, la potencia máxima se alcanza en esta ocasión a un régimen más elevado, 7.000 vueltas (esto no ocurre con la nueva trasmisión automática denominada “Activematic”). La versión de techo de lona únicamente se puede asociar a la mecánica menos potente y a un cambio manual de 5 relaciones. Por su parte, el propulsor de 160 CV cuenta con una caja manual de 6 velocidades pero, opcionalmente y como novedad principal, puede asociarse a la mencionada transmisión automática “Activematic”, que cuenta con 6 marchas y dispone de levas tras el volante.

Hora de jugar

Apenas tuvimos tiempo de examinar este nuevo cambio automático (recorrí la mayor parte de kilómetros con el motor de 126 CV), si bien las impresiones que pude intercambiar con algunos compañeros que lo probaron más detenidamente fueron positivas. Sea como fuere, lo que resulta indiscutible es que el MX-5 es de esos automóviles con los que se puede disfrutar practicando una conducción viva y ágil en la carretera. Con un ejemplar reparto de pesos del 50/50 para cada eje y una disposición mecánica en el que el motor se encuentra en posición delantera y la tracción se transfiere a las ruedas traseras, la diversión está asegurada.

Galería: Primer contacto Mazda MX-5 2009Sus reacciones son nobles en cualquier circunstancia, muestra un gran aplomo en los cambios de apoyo y se inscribe con facilidad en los giros. La dirección es precisa y el accionamiento de la palanca de marchas no desmerece en absoluto al conjunto. Si queremos deleitarnos con él podemos hacerlo sin miedo porque no nos sorprenderá con movimientos violentos o inesperados. Los conductores más atrevidos podrán gozar buscando los límites e intentar llevarlo de costado, puesto que algunas ocasiones su comportamiento puede recordarnos, salvando las grandes distancias, al de un kart. Por su parte, el funcionamiento de la capota no presenta cambios. Mazda asegura que se ha llevado a cabo una importante reducción del ruido aerodinámico sobre todo en los modelos con techo duro retráctil, pero sigue siendo un automóvil que no destaca en este aspecto (aunque el interior está bien aislado, se perciben con mucha más claridad que en otros descapotables sonidos procedentes del exterior). Respecto al motor, he de decir que la versión de 1.8 litros puede resultar algo escasa de potencia para un automóvil de estas características, si bien es un propulsor que responde con solvencia a las exigencias de nuestro pie derecho sobre todo a partir de las 2.700 vueltas. En este modelo 2009, además de perfeccionar la suspensión delantera, los japoneses afirman haber mejorado notablemente la aerodinámica del vehículo.

Versiones y precios

La variante más básica del Mazda MX-5, esto es, con techo de lona y motor 1.8 de 126 CV, tiene un precio de 23.400 €. Acelera de 0 a 100 en 9,9 segundos y alcanza una velocidad máxima de 194 Km/h. Por su parte, la versión “Roadster Coupé” (con techo duro retráctil) cuesta 25.350 € (mismo tiempo en el “sprint” y 4 kilómetros más de velocidad punta). Si nos vamos a la mecánica de 2 litros y 160 CV, deberemos desembolsar 32.840 € y, si queremos incorporar el cambio automático, tendremos que abonar 1.800 € más (34.640 € en total). Con este propulsor, el MX-5 tiene una velocidad máxima de 218 Km/h (194 con la transmisión automática), parando el crono en 7,9 segundos en el 0 a 100 (con la caja “Activematic” es un segundo más lento).

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Mazda MX-5   Mazda MX-5
Acabado   Active + (Soft Top)   Sportive (Roadster Coupé Aut.)
Especificaciones        
Longitud/anchura/altura (mm)   4.020 / 1.720 / 1.245   4.020 / 1.720 / 1.245
Distancia entre ejes  (mm)   2.330   2.330
Diámetro de giro (m)        
Peso (kg)   1.150   1.175
Volumen del maletero (l)   150   150
Neumáticos   205/50 R16   205/45 R17
Motor        
Cilindrada (cc)   1.768   1.999
Potencia (cv)   126   160
Par máximo (Nm/rpm)   167 / 4.500   188 / 5.000
Tracción   Trasera   Trasera
Transmisión   Manual 5 velocidades   Automática 6 velocidades
Consumo        
Combustible   Gasolina   Gasolina
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   9,5 / 5,5 / 7   10,9 / 6,1 / 7,9
Emisiones CO2 (gr/km)   167   188
Consumo durante test (l/100km)   N.D.   N.D.
Características        
Aceleración 0-100 km/h (s)   9,9   8,9
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª   N.D.   N.D.
Capacidad depósito (l)   50   50
Velocidad máxima   194   194
Precio (sin extras)        
Euros   23.400   34.640
Equipamiento extra   Pintura metalizada (380 €)   Pintura metalizada (380 €)
 
Más datos
Menos datos
 

Galería: Primer contacto Mazda MX-5 2009En cuanto al equipamiento, hay que decir que ahora todos los modelos tienen de serie control de estabilidad (“DSC”) y el control de tracción (“TCS”). El acabado más completo, bautizado como “Sportive” y sólo disponible con el propulsor más potente, añade, entre otros elementos, un diferencial autoblocante, faros de xenón, asientos con calefacción, el control de crucero o un equipo de sonido BOSE con 7 altavoces.

Desde su lanzamiento en 1989 se han vendido en todo el mundo más de 850.000 unidades del MX-5, 254.000 en Europa. No cabe duda de que la sabia receta que utiliza este roadster ha funcionado durante 20 años y visto lo visto, no hay nada que nos haga dudar sobre la continuidad de su éxito en el futuro.

Galería: Primer contacto Mazda MX-5 2009

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.