Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase B

Primer contacto: Mercedes-Benz Clase B

Superior en todos los sentidos

19.10.2011

En su segunda generación, el nuevo Clase B ha dado un salto de gigante y ha crecido en todos los sentidos: en tamaño, en ahorro, en dinámica y también en la obligada puesta a punto tecnológica. Es un modelo totalmente superior con el que Mercedes-Benz  pretende atrapar incluso al público más joven.

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase BEl nuevo Clase B se pondrá a la venta en toda Europa a partir del próximo 19 de Noviembre.  Para entonces, los de Stuttgart ya habrán inaugurado la serie de cuatro nuevos modelos compactos que tienen preparados para el futuro, entre los que debe incluirse el nuevo Clase A, que abandona el concepto de monovolumen para convertirse en un compacto entero y verdadero. Con estos profundos cambios en la gama, y aunque las dimensiones resulten más generosas que en la generación anterior, el Clase B puede considerarse desde hoy mismo el monovolumen más pequeño de la marca. A pesar de sus grandes avances, la versión de acceso está a la venta desde 26.100 euros, es decir, prácticamente lo mismo que la marca pedía por el modelo equivalente en la generación anterior.

Aerodinámica ejemplar

La remodelación practicada por Mercedes-Benz ha sido muy profunda. De hecho, y según el propio Thomas Weber, responsable de desarrollo de la marca, “nunca antes uno de nuestros modelos había recibido tantos y tan profundos cambios en una sola generación”.

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase BA simple vista, la cota de altura es la que presenta un cambio más notable si lo comparamos con la primera generación del Clase B. Hay 15 centímetros de diferencia, que no son pocos, al mismo tiempo que la carrocería se ha acercado otros 5 cm al asfalto. En total son 4,36 metros de largo (+9), 1,78 de ancho y 1,55 de alto, unas dimensiones que han permitido estilizar su bonita silueta hacia el concepto Sports Tourer y aplicar una buena cantidad de mejoras aerodinámicas. Según los propios ingenieros, las más de 1.100 horas invertidas en el túnel de viento se resumen en cuatro puntos: retrovisores con una pequeña lengüeta aerodinámica en la parte inferior, una canalización de aire específica en las ruedas delanteras, un carenado especial en los bajos del vehículo y una persiana regulable en el radiador que impide el paso de aire cuando no es necesario refrigerar el vano motor.

Puede parecer poco, pero el resultado en términos absolutos es espectacular. El Clase B firma un Cx de tan sólo 0,26 que todavía podrá rebajarse hasta los 0,24 si se equipa el paquete adicional ECO, previsto en el equipamiento opcional para dentro de algunos meses y que le situará al mismo nivel que, por ejemplo, un Clase E Coupé.

Más cerca del suelo

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase BLo primero que se nota al subir al Clase B es que el asiento del conductor queda más bajo que en la anterior generación. La banqueta ahora va 86 mm más pegada al suelo, lo que se traduce en una rebaja importante del centro de gravedad y por tanto permite obtener sensaciones más parecidas a las de turismo compacto. Gracias a esto, el acceso al habitáculo es también más cómodo porque no hay que elevar la cintura para apoyarse en la banqueta, simplemente introducir la pierna y deslizar el cuerpo hacia dentro.

No obstante, la atención de los nuevos clientes de la marca recaerá directamente en el nuevo diseño del habitáculo y en la pantalla instalada sobre el salpicadero. Ésta puede elegirse en dos tamaños (14 y 17 pulgadas) y tiene el mismo aspecto que algunos dispositivos tipo “tablet”. Es estrecha y muy fina, aunque no extraíble. En este punto, Mercedes-Benz ha descartado que este tipo de pantallas puedan ser sustituidas en un futuro por un iPad, por ejemplo.   

Nuevos son también los difusores de aire, diseñados en cruz con un aire bastante deportivo, y el cuadro de instrumentación, que además está terminado en una superficie mate que impide la acumulación de suciedad. Además, en esta generación hay más posibilidades para personalizar el interior, donde la moldura central puede ir desde un elegante laminado brillante hasta un acabado en madera de nogal mate o fresno con terminación negro brillante.

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase BA pesar de estas mejoras, donde más se aprecia el salto de calidad es en los elementos opcionales, como la completa regulación eléctrica de los asientos desde el interior de la puerta, el sistema PRE-SAFE que ajusta el cinturón antes de iniciar la marcha, el freno de mano eléctrico, la nueva generación de aire acondicionado Thermotronic (más silencioso y más rápido a la hora de enfriar el habitáculo) o la función Start/Stop, que es de serie en toda la gama.

Espacio

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase BSi lo comparamos con el modelo anterior, el Clase B ofrece de serie algunos litros menos de volumen de maletero, reduciendo la cifra anterior desde los 544 litros hasta los 488.  Ahora bien, el nuevo modelo puede equiparse con el sistema EASY-VARIO-PLUS, que permite regular la inclinación de los respaldos traseros o desplazar la banqueta longitudinalmente hasta 14 centímetros. De esta forma se llega hasta los 666 litros de capacidad, eso sí, a costa de eliminar el buen espacio inicial para las piernas. En este aspecto, este modelo también ha mejorado la cota de anchura en el maletero (40 mm) y la altura de la boca de carga, que desciende otros 5 milímetros con la nueva carrocería y facilita un poco la tarea para introducir objetos muy pesados.  

Lamentablemente, el Clase B no puede llevar rueda de repuesto, con lo que hay que recurrir a un kit reparapinchazos que puede esconderse bajo el suelo del maletero (donde hay 72 litros extra) o equipar de forma opcional unas ruedas runflat a las que Mercedes llama MOE (Mercedes Original Extended) y que permiten recorrer unos 30 kilómetros sin presión alguna.

Cuatro motores y una caja nueva

Mercedes-Benz ha desarrollado “in-house” los cuatro motores con los que estará disponible el Clase B inicialmente. Todos ellos cuentan con la denominación BLUE EFFICIENCY, llevan de serie el sistema ECO (start/stop) y, por lo general, consumen muy poco a pesar de ofrecer un nivel alto de potencia y par motor.

Empezando por los de gasolina, denominados internamente M270, lo más notable es que han adquirido el sistema de inyección directa de los últimos V6 y V8 de la marca siendo motores de tan sólo cuatro cilindros. Partiendo de un mismo bloque 1.6, estos motores ofrecen 122 cv (B 180) o 156 cv (B 200), y entregan el par motor máximo (200 y 250 Nm respectivamente) a un régimen sorprendentemente bajo (1.250 rpm) lo que hace que incluso la versión más básica ofrezca una aceleración francamente satisfactoria en cualquier zona del cuentavueltas. El consumo de gasolina prometido es de 5,9 litros en ambas versiones, es decir, medio litro menos que en la generación anterior.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Mercedes-Benz Clase B   Mercedes-Benz Clase B
Versión   B 180 BlueEFFICIENCY   B 200 BlueEFFICIENCY
Especificaciones        
Longitud/anchura/altura (mm)   4359 / 1786 / 1557   4359 / 1786 / 1557
Distancia entre ejes  (mm)   2.699   2.699
Diámetro de giro (m)   11   11
Peso (kg)   1.395   1.395
Volumen del maletero (l)        
Neumáticos de serie   195 / 65 R15   205 / 55 R16
Motor        
Cilindrada (cc)   1595 / 4 en línea   1596 / 4 en línea
Potencia (cv)   122 a 5.000 rpm   156 a 5.300 rpm
Par máximo (Nm/rpm)   200 a 1.250 rpm   250 a 1.250 rpm
Tracción   Delantera   Delantera
Transmisión   Manual, 6 velocidades   7G-DCT
Consumo        
Combustible   Gasolina   Gasolina
Combinado (l/100km)   5,9   6,2
Emisiones CO2 (gr/km)   137   144
Consumo durante test (l/100km)   N.D.   N.D.
Características        
Aceleración 0-100 km/h (s)   10,4   8,6
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª        
Capacidad depósito (l)   50   50
Velocidad máxima   190   220
Precio (sin extras ni descuentos)        
Euros   26.900   30.750
Equipamientos extras disponibles        
 
Más datos
Menos datos
 

Con respecto a los diesel, montados de forma transversal, la cilindrada ha pasado a ser de 1.800 cc y deja dos versiones, un CDI 180 de 109 cv y un CDI 200 de 136 cv, cuyo par máximo (250 y 300 Nm) se alcanza a 1.400 y 1.600 vueltas respectivamente. Tanto en uno como en otro el valor de consumo es de 4,4 litros, lo que presenta una diferencia todavía más amplia (0,9 litros) que en los de gasolina  con respecto a la generación anterior.

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase BEn lugar del cambio manual de seis velocidades ofrecido de serie, aquellos que necesiten un automático ya tienen disponible el 7G-DCT (2.300 euros) en combinación con cualquiera de los cuatro motores. Es el mismo doble embrague que estrenó en el SLS AMG y que, por el momento, no se ha montado todavía en ningún otro modelo de la casa. En los modelos que pudimos probar (B 180 y B 200 CDI), la transición de marcha es prácticamente imperceptible si se acelera de forma contundente, pero hay un cierto retardo desde que se pulsa la leva tras el volante hasta que se produce el cambio de marcha. La mejor parte es que en ninguno de los cuatro motores disponibles existe una penalización de consumo apreciable por elegir este tipo de transmisión.

Cambios en el chasis y un pack deportivo

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase BAdemás del centro de gravedad rebajado, hay otros factores que afectan notablemente a la conducción en esta segunda generación del Clase B. Por ejemplo, el eje trasero ha pasado a ser de cuatro brazos (tres transversales y uno longitudinal) y se han reducido las masas no suspendidas gracias a la introducción de algunos elementos en aluminio. Además, Mercedes-Benz ha introducido en la programación del ESP un sistema de reparto de par que permite desplazar la fuerza hacia las ruedas exteriores para corregir el subviraje típico de los vehículos con tracción delantera.

Por otra parte, hay que destacar la introducción del asistente de arranque en pendiente y el nuevo esquema de dirección electromecánica, cuyo motor va alojado en el engranaje y sólo requiere energía cuando se gira el volante.

A disposición del cliente y por poco más de 1.000 euros existe además un pack deportivo que reduce la altura libre de la carrocería en 15 mm, ofrece unos amortiguadores notablemente más rígidos y una dirección más precisa y directa. En este pack se incluyen llantas de 17 pulgadas para neumáticos 225/45, más anchos y con menos perfil que los de serie (205/55 R16), algunos detalles de decoración exterior e interior y pedales deportivos.

Este paquete resta bastante comodidad a la suspensión, que es una de las más cómodas del segmento, sobre todo en asfalto en mal estado. Sin embargo, y al combinarse con un centro de gravedad más bajo, hace que las reacciones en una conducción más dinámica sean similares a la de un vehículo compacto.

Prevención de colisiones de serie

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase BLo que seguro agradecerán los clientes del nuevo Clase B a nivel de seguridad es que la marca incluya en el precio más básico de serie (26.100 euros) el nuevo asistente de prevención de colisiones, un radar que detecta la distancia con respecto al vehículo que circula por delante y que puede emitir diferentes señales (sonoras y visuales) al conductor en función de la proximidad mientras prepara el servofreno de emergencia si existe riesgo inminente de colisión. Funciona en combinación con el Distronic (también de serie) y a cualquier velocidad, no sólo en circunstancias de tráfico urbano o atascos.

Además de esto, el propietario puede ampliar el paquete de seguridad con otras opciones bastante lujosas, como el control de carril y ángulo muerto (970 euros), airbags laterales en las plazas traseras (480 euros) o la cámara de ayuda al aparcamiento (340 euros). No habrá que pagar por los faros de xenón, pero sí por el sistema que permite variar el haz de luz en curva (720 euros).

En cuanto al resto de equipamiento, Mercedes ofrece cuatro paquetes diferentes para decorar el interior y el exterior del vehículo (cromado, deportivo, exclusivo y noche), así como otros elementos opcionales como el sistema PRE-SAFE (430 euros), regulación eléctrica con memoria para los asientos delanteros (800 euros), un completo disco duro y navegador con acceso a internet y pantalla de 17 pulgadas (4.270 euros) o un excelente sistema de sonido con 7 altavoces firmados por Harman/Kardon (780 euros). Las llantas más grandes que pueden elegirse son de 18” y cuestan casi 2.000 euros, ya que obliga a decantarse por el paquete deportivo.

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase BResumen

Éste es un profundo cambio para la segunda generación de un modelo que ya ha vendido nada menos que 700.000 unidades y que, desde el 19 de noviembre (fecha de lanzamiento), será el monovolumen de cinco plazas más dinámico del mercado. Su nueva configuración mecánica, así como los eficientes motores o la posibilidad de elegir un tren de rodaje deportivo harán que este monovolumen resulte ser el más tentador entre la competencia. ¿La parte mala?. Que su precio inicial, como era de esperar, superará los 30.000 euros a poco que incluyamos los últimos equipamientos de la marca, lo que hará que muchos sigan contemplando alternativas más asequibles en el mercado, como un Volkswagen Touran o un Ford C-Max.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.