Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase S

Primer contacto: Mercedes-Benz Clase S

Confianza ciega

11.07.2013

Según Mercedes-Benz, estamos sin ninguna duda ante el mejor coche del mundo. Los de Suttgart están tremendamente orgullosos de su nuevo sedán de lujo, una verdad joya que durante este mes de julio sale a la venta con toda una revolución de diseño, tecnología incorporada y consumos. Ya lo hemos probado…

Thomas Weber, director de tecnología de Daimler, ha asegurado antes de la presentación del Clase S que ya existen alrededor de 20.000 pedidos. Se trata de un número para estar orgulloso, ya que después de todo, son veinte mil pedidos de vehículos carísimos que han sido realizados totalmente “a ciegas”. Sin embargo, el Dr. Weber tampoco quiso caer en la fanfarronería, y fue muy honesto al decir que no esperaban esta cantidad de encargos por parte del cliente.

Lo mejor o nada

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase SAsí, la confianza depositada en este Clase S ha hecho inmensamente felices a sus creadores, ya que últimamente han estado preocupados en otros asuntos internos, como los malos resultados en las pruebas de choque del Citan, la renovación del contrato de su CEO Dieter Zetsche o la extensión de su negocio en China. Aún así, con tantos frentes abiertos dentro de su universo empresarial, los de Stuttgart siguen fieles a su compromiso de marca: “the best or nothing”. Lo mejor o nada.

Sabor

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase SLa nueva Clase S parece querer explicar desde un principio por qué su propietario debe permitirse un coche tan grande y tan costoso. El diseño, por una parte, es capaz de identificar  el status de su dueño mientras se muestra bastante tranquilo, armonioso y exitoso en sus proporciones exteriores. Los más criticones verán en los grupos ópticos traseros un poco de la marca Bentley, pero deben admitir que la vista lateral consigue mucha expresividad con muchas menos líneas que utiliza, por ejemplo, el CLS.

A pesar de todo, el diseño es siempre una cuestión de gustos. Sin embargo, los alemanes deben tener claro que los sabores son completamente diferentes en los mercados para los que irá destinado este Clase S, sobre todo si nos referimos a los clientes de EE.UU. y de China. Para el mercado europeo se ofrecerá con una distancia entre ejes corta, de la que sus responsables estiman que su cuota se reducirá a poco más del 20 por ciento del total. En el resto del mundo, el Clase S medirá unos impresionantes 5,25 metros de largo.

Mundial

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase SLos motores ofrecidos para el inicio de su venta reflejan el posicionamiento global que la marca toma con este modelo. El clásico motor de gasolina V8 del S 500 es uno de los extremos del espectro, con 455 cv y una aceleración inferior a los cinco segundos, mientras que la  versión S 350 diesel figura como opción de acceso. Su consumo es de tan sólo 5,5 litros en ciclo mixto.

Entre medias existirán los modernos híbridos S 300 BLUETEC HYBRID (231 cv) y S 400 HYBRID (333 cv). Con el primero de ellos se puede  rebajar el consumo de combustible teórico hasta los 4,4 litros, un dato casi inimaginable teniendo en cuenta el segmento de vehículos del que estamos hablando. Pero aquí no acaba la cosa: en 2014 está prevista la aparición de un quinto modelo, el S 500 Plug-In Hybrid, que rizará el rizo y logrará bajar de los cuatro litros ofreciendo 442 cv de potencia.

Sensores

El nuevo S-Class ha recibido infinidad de dispositivos y gadgets tecnológicos, desde sensores de radar en cada dirección, cámaras 3D, visión nocturna a través de infrarrojos y sensores de ultrasonidos para ayudar a aparcar con seguridad, el mantenimiento de la distancia, un asistente de aparcamiento automático y asistente de frenada de emergencia. Además, no han construido ni un solo foco de luz, sino que absolutamente todo funciona a través de LEDs: luces de cruce, luz de carretera, las luces de circulación diurna, luz de freno, luz intermitente, iluminación interior, pantallas... puedes entretenerte contando todos los LED a lo largo de un Clase S, pero te aseguramos que te llevará un buen rato. Hay muchos, pero lo más importante es que trabajan más que las bombillas incandescentes y consumen mucha menos energía.

Comodidad

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase SUna de las revoluciones que trae consigo esta nueva generación es algo que pasa inadvertido al principio, al menos no puede adivinarse desde el exterior y sólo se siente cuando se conduce. El nuevo Clase S es capaz de detectar pequeños baches e irregularidades en el asfalto y antes de que el coche pase por encima adapta el chasis con amortiguación neumática de forma electrónica para asegurar el máximo confort a sus ocupantes. Esta maravilla de la técnica se denomina Road Surface Scan.

Detalles

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz Clase SEl conductor de la clase S, sea propietario o no, estará también rodeado de un sinfín de detalles y de un habitáculo cómodo, elegante y totalmente entregado a los matices. El tablero de instrumentos está dominado por dos grandes pantallas, la primera con información habitual de velocidad, revoluciones del motor, etc, mientras que la pantalla central recoge toda la información relacionada con el sonido de alta fidelidad, la navegación, el climatizador, así como las ​opciones de configuración de apertura del portón trasero, las funciones de masaje, la iluminación interior… y algunas docenas de opciones más.

Por otra parte, el cuero es maravillosamente suave y se encuentra, además de en los asientos, el volante o el revestimiento de las puertas, en la parte superior del salpicadero con un elegante acolchado de dos tonos. Los reposacabezas del banco traseros son comodísimos y regulables, mientras que los reposabrazos son calefactables. Por último, la consola central lleva el clásico mando giratorio y tiene los botones del menú más importantes integrados en la parte superior. Todo encaja de forma elegante y armoniosa.

Algún punto débil

Sin embargo, hay una cosa en la que el nuevo Clase S no es tan bueno como su predecesor, y es en lo que respecta al maletero. Durante la presentación, un periodista ha insistido amablemente para conseguir un número concreto: “el mejor coche del mundo” tiene unos 30  litros menos de espacio de carga que antes. Eso es aproximadamente lo que ocupa una caja de cerveza o, siendo más precisos con el tipo de cliente, una caja de vino.

Conclusión

¿Estamos realmente ante el mejor coche del mundo?. Lo cierto es que la Clase S logra la excelencia, incluso sin muchos de sus últimos trucos técnicos. El diseño de interiores y las calidades se complementan entre sí en un nivel que pone de los nervios a los diseñadores de Audi. La suspensión funciona además de forma excelente y los motores convencen en términos de rendimiento, capacidad de respuesta y suavidad.

El precio del nuevo clase S será de al menos 91.900 euros (S 300 BlueTEC Hybrid) y un máximo de 127.000 euros (S 500), a los que habrá que añadir probablemente alguna decena de miles de euros en equipamiento adicional.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.