Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Presentación Skoda Scala

Presentación: Skoda Scala

El enemigo en casa

11.12.2018

Skoda acaba de presentar el Scala, o lo que es lo mismo, su gran apuesta para el segmento de los compactos cuyo objetivo es claro: arrebatar ventas a sus primos-hermanos SEAT León y Volkswagen Golf y encumbrarse como una de las opciones más llamativas de un segmento tan disputado.

Era un secreto a voces y tras anunciarnos el nombre definitivo hace unos meses, por fin Skoda ha revelado el que será su nuevo vehículo del segmento C. El Scala llega no solo para sustituir al actual Spaceback, sino para superarle en todos los aspectos.

Galería: Presentación Skoda Scala

Derivado del diseño del Vision RS Concept, el Scala presenta un diseño musculoso y muy dinámico, con nuevos detalles que, probablemente acaben viéndose en los futuros modelos de la firma checa. Manteniendo unas dimensiones compactas, con una longitud de 4,36 metros, una anchura de 1,79 y una altura de 1,47 metros, lo cierto es que a tenor de lo visto en las instantáneas facilitadas por Skoda, el Scala rompe con lo establecido.

De su exterior destaca el frontal afilado, con una nueva parrilla hexagonal más grande que conecta con unos faros más estilizados y con tecnología Full LED. En la zaga destaca el portón partido, con una sección superior completamente acristalada (al estilo del Spaceback) en negro y una inferior tradicional. De esta zona destaca la inclusión del nombre en grandes letras y bien separadas, así como la forma de los grupos ópticos LED, muy afilados.

Más de lo que imaginamos

De puertas para dentro, el Scala sorprende. Primero, por su diseño y segundo porque pese a tratarse de un segmento C, no emplea la plataforma MQB del Octavia, sino su derivado MQB A0 que ya emplean los SEAT Ibiza, Volkswagen Polo… Una decisión que no afecta en absoluto a su modularidad y habitabilidad, pues este Scala es un Skoda de pura cepa.

Galería: Presentación Skoda Scala

Así lo demuestra con una distancia entre ejes de 2,65 metros que se traduce en un interior perfectamente amplio para cinco ocupantes y en un maletero que ofrece nada menos que 467 litros (1.410 con los respaldos abatidos), todo un record en el segmento.

Por su parte, el puesto de conducción destaca por su modernidad. Con un ADN puramente Skoda, el Scala se desmarca con detalles como la pantalla central pseudo flotante, que puede ser hasta de 9,2 pulgadas e incluir función gestual, o el cuadro de instrumentos digital de 10,25 pulgadas. La firma asegura además haber subido varios puntos la calidad general percibida, algo fácil de realizar partiendo del modelo del que veníamos, pues el Spaceback hacía gala, quizá, de demasiados plásticos duros.

Para todos los gustos

La oferta mecánica del Skoda Scala se distribuirá en múltiples opciones, incluyendo el gas natural comprimido (GNC) además de la tradicional gasolina y diésel. En total cinco motores con una clara dominancia de los segundos. No en vano, el Scala se ofrece hasta con tres alternativas, comenzando por el 1.0 TSI de tres cilindros y 95 o 115 CV, así como por el 1.5 TSI Evo con desconexión de cilindros y 150 CV. El representante de gasóleo es el 1.6 TDI de 115 CV, mientras que el de GNC es el conocido 1.0 TGI de 90 CV que ya montan el Ibiza (que ya probamos a fondo) o el Polo.

Galería: Presentación Skoda Scala

En cuanto a las cajas de cambios, tres opciones. Dos manuales de cinco o seis relaciones y una automática DSG de siete marchas que estará disponible con los gasolina de 115 y 150 CV.

A la espera de poder probarlo en profundidad, Skoda nos habla de dos tipos de suspensión. Una normal y otra deportiva que rebaja la altura de la carrocería en 15 mm y permite elegir entre una configuración estándar y otra más dura para enfatizar el carácter picante del exterior. Igualmente, contará con un selector de modos de conducción a elegir entre los modos Eco, Normal, Comfort, Sport e Individual, variando la respuesta del motor, de la dirección y de la caja de cambios (en las automáticas).

Bien asistido

Otro aspecto clave de este nuevo Skoda Scala es el de la seguridad. El compacto checo llega con un amplio listado de asistentes, muchos de ellos conocidos en la marca y otros más nuevos como el Crew Protect Assist que cierra las ventanillas y tensa los cinturones en caso de colisión inminente. También aparece el freno multicolisión que activa los frenos para evitar los golpes en cadena.

Galería: Presentación Skoda Scala

Junto a ellos, como decimos, otros conocidos como el control de velocidad de crucero adaptativo, el sistema de alerta por cambio involuntario de carril con función activa del volante, el control del ángulo muerto (que mejora el haz de visión), el Park Assist, la alerta por tráfico cruzado posterior o los faros Full LED con función matricial.

Por último, pero no por ello menos importante, cabe destacar la carga tecnológica a nivel de entrenamiento que ofrece, con sistemas como la eSIM para establecer conexión LTE, el cargador inalámbrico para móviles o toda la amalgama de funciones aglutinadas en los servicios Skoda Connect.

Con todo, el Skoda Scala ya está listo para su desembarco y las primeras unidades llegarán al mercado durante la primavera del 2019.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.