Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Mercedes-Benz CLS Facelift

Primer contacto: Mercedes-Benz CLS Facelift

Ahora más accesible

07.07.2014

El CLS posee un atractivo difícil de describir. La lujosa berlina con líneas coupé procedente de Stuttgart ha sido actualizada, confirmando que todo puede mejorarse aunque parezca una tarea casi imposible. El nuevo CLS estrena motores, una caja automática de nueve velocidades, un interior renovado, un sistema de iluminación por LED y nuevas funciones en materia de conectividad. Este modelo sigue siendo muy ambicioso tanto en estilo como en alta tecnología…

Estirado, más plano y lleno de carácter gracias a sus bordes definidos. El CLS es un coche con unas proporciones mágicas que capta la atención de cualquier espectador independientemente de su gusto y sus conocimientos sobre automóviles. Si alguna pega se le podía poner a este coche antes de subirnos a él era su escasa capacidad para almacenar equipaje, algo que desde 2012 se solucionó gracias a la versión de carrocería familiar, que ofrece desde 590 hasta 1550 litros y que en algunos aspectos resulta incluso más elegante que el sedán.

Tres versiones atractivas

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz CLS FaceliftDurante la primera toma de contacto nos llamaron la atención poderosamente tres versiones, el clásico 500, los 585 cv del 63 AMG S y el nuevo 220 BlueTEC con 170 cv. Sin embargo, antes de arrancar, quisimos deleitarnos con la apertura eléctrica del portón trasero y con un suelo opcional para el maletero hecho en madera. Aunque no entendemos muy bien la utilidad que tiene este material en un espacio como el maletero, el caso es que la impresión óptica es muy buena. ¿Lo malo? Que un capricho como éste suma casi 5.000 euros en el apartado de opcionales de nuestra factura.

En cualquier caso, el equipaje se puede almacenar de forma cómoda y elegante, por lo que nos disponemos a entrar por fin en el nuevo CLS, un coche más grande y con más espacio de lo que parece por fuera. Incluso en cuanto a espacio disponible para la cabeza, la versión familiar resulta unos centímetros más generosa que el modelo sedán.

Primeras preguntas

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz CLS FaceliftSin embargo, con lo que el CLS puede impresionar de verdad es con el nivel de calidad de su interior. Nuestro coche de prueba traía además algunas opciones extra, como cuero de alta calidad, asientos multi-contorno y una gran pantalla en el salpicadero. En este punto hay que decir que el marco es más grande que la propia pantalla, lo que da un aspecto algo raro y carece de mucho sentido.

Donde más confortables nos sentimos es sin duda en la versión AMG, un auténtico vaivén de sensaciones en el que podemos viajar con total orientación hacia la comodidad o bien sacando a relucir todo el potencial dinámico. Con la tracción total, la versión Shooting Brake 63 AMG S es capaz de propulsar sus dos toneladas de peso en tan solo 3,7 segundos. Sencillamente tremendo.

500 y 220 BlueTEC

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz CLS FaceliftNo tan brutal, pero sí flexible y elegante, sigue siendo la versión 500, cuyo motor V8 desarrolla 408 cv de potencia y resulta especialmente favorable para largos viajes. Con este propulsor, y a pesar ser un “peso pesado” de cinco metros de carrocería, se puede salir desde parado con una agilidad pasmosa al igual que las recuperaciones son un coser y cantar en cualquier circunstancia.  Concretamente, el sprint puede realizarse en 4,9 segundos mientras la velocidad máxima se limita como es habitual a 250 km/h. El cambio automático de siete marchas sigue siendo un ejemplo de suavidad en el que los cambios son imperceptibles, mientras que la variante de nueve marchas puede relajar aún más el motor en velocidades de crucero y permite reducir de 9,2 a 8,8 litros la media de consumo.

El que quiera ahorrar de verdad debe optar sin duda alguna por el nuevo motor de 2,1 litros y cuatro cilindros de la versión 220 BlueTEC, cuyos 170 cv y 400 Nm de par consiguen sacar las mejores prestaciones en cuanto a eficiencia. Este motor diesel resulta además bastante silencioso y puede acelerar hasta los cien en 8,3 segundos o alcanzar una velocidad tope de 226 km/h. Sin embargo, su verdadero atractivo reside en su consumo: 4,6 litros cuando va asociado al cambio automático de nueve velocidades.

Mejor precio de entrada

Gracias a la introducción de esta variante BlueTEC, Mercedes ha conseguido rebajar también el precio de salida del CLS. En España todavía no hay precios definidos, pero en Alemania han conseguido bajar desde los 62.000 euros que cuesta la versión de 204 cv hasta los 54.000 del BlueTEC con 170.

En lo que respecta al equipamiento, los nuevos faros incluyen de serie LEDs en todas las funciones de iluminación, aunque se podrá optar por los faros Multibeam Led, los cuales están compuestos por 24 LEDs que se controlan a través de una centralita y que pueden variar la intensidad y el patrón de luz hasta un centenar de veces por segundo.

Siempre conectado

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz CLS FaceliftIgual que nos ocurría con el CLS anterior, en esta generación la visibilidad sigue siendo uno de los puntos débiles de este modelo, siendo la vista por encima del hombro la peor de todas. Por este motivo, en el CLS es recomendable utilizar tecnologías que refuercen la orientación de nuestro coche con respecto al entorno (asistente de aparcamiento, detector de ángulo muerto, etc). Por otro lado, es especialmente novedosa la incorporación del Connect Me, un servicio que requiere la integración de un módulo de comunicación y que permite, entre otras cosas, disfrutar de servicios de gestión de mantenimiento, averías, acceder de forma remota a la información del vehículo y a sus funciones (como consultar el estado del depósito o conectar la calefacción antes de subirnos a él). Esto puede gestionarse a través de una aplicación para el teléfono, iPad o PC.

Conclusión

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz CLS FaceliftLa segunda generación del CLS, cuya comercialización comenzó en 2010, ha entregado un total de 120.000 unidades. Para este nuevo facelift, el CLS se beneficiará de todo el arsenal tecnológico estrenado en el último Clase E y conseguirá hacerse con más público gracias al abaratamiento del precio de acceso a la gama. El 220 BlueTEC se perfila ahora como la versión más demandada, tanto por su atractivo precio como por su bajo consumo de combustible. Aún así, aquellos que no tengan problemas en invertir grandes cantidades de dinero podrán optar por el CLS Shooting Brake 500, un modelo redondo en cuanto a prestaciones y muy recomendado para cubrir largas distancias, o bien por la versión 63 AMG S (más de 120.000 euros), la cual puede saciar el hambre de deportividad de casi cualquier piloto experimentado.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.