Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Mercedes-Benz GLE y GLE Coupé

Primer contacto: Mercedes-Benz GLE y GLE Coupé

Híbrido, Coupé y con nuevo nombre

02.07.2015

Estamos ante algo más que un lavado de cara. Según Daimler, este remodelado ML es un cambio de concepto dentro de la marca y cuenta con cambios en todos lados, incluido el nombre. Como era de esperar, la marca de la estrella ha querido mejorar cada característica del antiguo Clase M para conseguir, como bien dice su eslogan, “lo mejor en cada terreo”. Ya hemos podido darnos una vuelta en él…

Como ya hemos comentado en otras ocasiones, el tema del cambio de nombres en Mercedes-Benz puede desconcertar un poco, pero al final es sencillo. La marca quiere unificar toda la gama y que el tamaño sea el criterio de progresión en el abecedario, A, C, E y S dentro de las berlinas y la letra G anteponiéndose a estas letras como indicador de carrocería offroad GLA, GLC, GLE y en un futuro también GLS.

Dicho esto, vamos a comentar las nuevas cualidades estéticas del GLE, el cual ha sido adaptado al nuevo diseño de la marca con nuevas luces LED con iluminación diurna, una nueva consola central con display y el control COMAND revisado. Este último, por cierto, es capaz de reconocer gestos por parte del conductor.

Desde 60.125 euros

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz GLE y GLE CoupéBajo la carrocería, en este nuevo modelo encontraremos una nueva caja automática de nueve velocidades reservada inicialmente para los dos motores diésel. El más pequeño tiene una cilindrada de 2.1 litros y cuatro cilindros con los que consigue 204 cv y sirve de base para la versión GLE 250 d (60.125 euros). Por encima de él está el motor de seis cilindros y 258 cv correspondiente a la versión GLE350 d (68.425 euros). Aunque en algunos mercados se puede montar tracción exclusivamente trasera en algunos modelos, el 4MATIC es de serie en toda la gama aquí en España de momento.

En el apartado de motores de gasolina, los clientes pueden elegir entre propulsores de seis y ocho cilindros que dan lugar a las versiones GLE 400 y GLE 500, las cuales desarrollan 333 y 435 cv de potencia respectivamente. La más potente de ellas consigue enviar al cigüeñal una cifra de par motor realmente imponente, 700 Nm, algo a lo que ni siquiera el motor diésel más potente puede acercarse (620 Nm). Después de las pruebas de velocidad pertinentes, y para hacernos una idea de las capacidades de este motor, comprobamos como se pueden mover casi 2,3 toneladas de peso hasta los 100 km/h en tan sólo 5,3 segundos. La ficha técnica, por cierto, promete un consumo de 11,5 litros, mientras que el diésel menos potente consume entre 5,5 y 6,5 ofreciendo prestaciones muy decentes (210 km/h de máxima y 8,6 segundos en el 0 a 100).

Pero además de estos cuatro propulsores, Mercedes-Benz ofrece dos variantes más, dos ases en la manga sobre los que recae la imagen más deportiva de este modelo y que son el AMG GLE 63, con 557 cv de potencia y 700 Nm o el AMG GL G3 S de 760 Nm de par y 585 cv de potencia. Con este último la aceleración está a la altura de muchos deportivos (4,2 segundos) y el consumo no bajará de los veinte litros en casi ninguna circunstancia. Su precio arranca en los 141.100 euros.

Híbrido con motor V8

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz GLE y GLE CoupéMucho más económico, al menos sobre el papel, es la nueva versión de propulsión híbrida que, por cierto, no existía en el Clase M. Aunque no suena muy ecológico en un modelo con esta presencia y tamaño, lo cierto es que Mercedes ha conseguido partir de un GLE 500 y conseguir un consumo de combustible muy interesante. Con un sistema que da una salida de 442 cv de potencia (el V6 de 333 cv más otro eléctrico de 116 cv) y 650 Nm de par totales, el GLE 500 e 4MATIC consigue homologar 3,3 litros de consumo en ciclo mixto. Su rango de autonomía en modo eléctrico es de 30 km siempre que se circule a menos de 130 km/h, lo cual está más o menos en la línea de lo que ofrece por ejemplo el Porsche Cayenne S E-Hybrid. Este GLE híbrido cuesta al menos 77.875 euros.

¿Mucho ahorro?

Como decimos, el rango de autonomía en modo eléctrico es exactamente de 31 km siempre que no se supere una velocidad máxima y que las condiciones sean lo más favorables posible. Con el sistema E-mode, el sistema prioriza en todo momento el consumo eléctrico mientras que con el modo CHARGE se permite cargar la batería con el motor de combustión.

A pesar de todo, volvemos a cuestionar el método para calcular estos consumos de combustible promedios que homologan los híbridos, ya que solo tienen en cuenta los primeros 100 km y dan por sentado que la carga de las baterías es la máxima, con lo cual, no se corresponde con el día a día de los muchos usuarios que acabarán conduciendo este vehículo.

El diésel parece la mejor opción

Para nosotros, la mejor opción es elegir cualquiera de los motores diésel, tanto por el consumo como por las prestaciones que devuelven. El ahorro en peso es de casi media tonelada con respecto al híbrido y su chasis está bien puesto a punto, con reacciones suaves y un tarado de lo más agradable para devorar cientos de kilómetros.

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz GLE y GLE CoupéY para aquellos que vean al GLE como un modelo aburrido, también hay una opción para hacerlo más dinámico, y se llama GLE Coupé. Sí, todos hemos pensado lo mismo, ¿cuánto se parece a un modelo salido de la competencia en Múnich, verdad?

Comparado con el GLE “normal”, el Coupé ofrece algo menos de posibilidades en términos de motorización, ya que en el apartado diésel solo se ofrece el 350 d, mientras que en gasolina tenemos el GLE 400 y el GLE 450 (este último un V6 con 367 cv). Ni que decir tiene que en esta carrocería también están disponibles las variantes V8 AMG.  

Dependiendo de la motorización elegida, la diferencia de precio entre un GLE y un GLE Coupé ronda los 10.000 euros. El coupé más accesible cuesta un mínimo de 78.700 euros.

Conclusión

Galería: Primer contacto Mercedes-Benz GLE y GLE CoupéDa igual que usemos las siglas GLE o que sigamos llamándole Clase M. Lo más importante es que Mercedes-Benz ha dado un auténtico cambio de rumbo a este SUV regalándole una segunda vida. Sus novedades residen en una carrocería actualizada y en sintonía con el nuevo cambio en la marca de la estrella, un interior más moderno y una versión híbrida que puede convencer a todo el que busque ahorro por encima de cualquier otra cosa. Para rematar la jugada, Mercedes-Benz ofrecerá también una carrocería Coupé con una silueta más dinámica y deportiva con la que por fin ha creado un rival para el BMW X6.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.