Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Mercedes Clase M Facelift

Primer contacto: Mercedes Clase M Facelift

Pequeñas rectificaciones

19.08.2008

Parece que 2008 es el año del cambio para los modelos de Mercedes. Tras la clase SL, SLK, CLS, A, B y G, el fabricante de Stuttgart pone ahora en cintura a la serie 7 con el modelo ML. Esto no quiere decir ni por asomo que el SUV sea historia: la clase M tan solo cuenta con tres años a sus "grandes espaldas” por lo que, transcurrido tan poco tiempo, las novedades que incluye resultan discretas.

El lanzamiento de la remozada clase M tuvo lugar ya en el Salón Internacional del Automóvil de Leipzig en la primavera de 2008. No obstante, los primeros vehículos no llegarán antes de otoño a los clientes alemanes ya que no se dispone del SUV en stock, sino que se produce únicamente bajo pedido. Una vez firmado el pedido, solo se tardan tres meses en construir un ML personal en Tuscaloosa, Alabama. Otros dos meses tarda en llegar a Alemania.

Siempre joven

Galería: Primer contacto Mercedes Clase M FaceliftNo está permitido que el modelo actual parezca "viejo". Con el cambio de imagen, la clase M prevé mantener su atractivo para los próximos años. De lo contrario, los hasta ahora 300.000 compradores se sentirían bastante ofuscados. Encontrar el equilibrio ha sido el cometido del equipo de diseño del que se rodea Marco Schulz.

Así pues, a los creativos no les quedan muchas opciones al "lavado de cara". Si se modifica excesivamente la carrocería, los costes se ponen rápidamente por las nubes. Así pues siguen fieles a los elementos clásicos del faldón delantero, los faros y la vista posterior que son retocados prácticamente en cada puesta a punto. El nuevo modelo 2008 para la clase M viene con unos parachoques más robustos. La parrilla del radiador ha sido ampliada y rebajada; asimismo, una sutil angulación en los faros se encarga de proporcionar un aspecto dinámico. En general y comparando con la versión anterior se acentúan las líneas enérgicas en forma de flecha.

Por detrás, una belleza...

Galería: Primer contacto Mercedes Clase M FaceliftPara que "por detrás" también pueda seguir cautivando en el futuro, un parachoques más recio con reflectores incorporados confiere a la parte trasera una base más ancha. Si así se desea, las luces traseras funcionan mediante tecnología LED, brindando a los conductores que vengan detrás un sugerente diseño luminoso. A esto se añaden retrovisores exteriores de mayor tamaño con más campo de visión, cumpliendo ya con la normativa futura.

Tras el cambio de imagen, los pasajeros ocupan asientos de nuevo diseño que superan si cabe el confort de los antiguos. Los conductores afectados de problemas de espalda verán con buenos ojos el apoyo lumbar ajustable en cuatro posiciones, que ofrece un soporte ideal para dicha zona e incrementa el confort en los trayectos largos.

Un nuevo volante de cuatro radios con aplicaciones de cromo y con levas de cambio de serie, además de elegante cuero, confieren al vehículo una sofisticada terminación. No obstante, la calidad de acabado de los vehículos de la clase M producidos en los EE. UU. no llega a ser por completo la del estándar alemán.

Entretenimiento en grado superlativo

Galería: Primer contacto Mercedes Clase M FaceliftUna capricho para los amantes de la tecnología viene de la mano del nuevo sistema de entretenimiento introducido en la clase M con el cambio de imagen. El manejo tiene lugar de forma análoga al sistema Comand, ya conocido de la clase S y C, cuyo funcionamiento no precisa mayor explicación. Sin embargo, las funciones son seleccionadas en el SUV mediante teclas en lugar de un botón giratorio metálico.

El nuevo sistema incluye de serie, además de un dispositivo manos libres Bluetooth, una entrada auxiliar para equipos audio. A través del Media Interface, disponible a cambio de un suplemento, incluso se puede conectar directamente el iPod o el iPhone y comandarlo a través del sistema de menú o de las teclas situadas en el volante.

El sonido surround procedente tanto de un equipo Harman Kardon de 610 vatios de potencia como de dos pantallas de ocho pulgadas situadas en la parte trasera, incluido el reproductor DVD, viene a completar el "cine móvil". Y para que papá y mamá no tengan que tragarse la sesión de Teletubbies de los peques que van sentados atrás, también se dispone de dos auriculares inalámbricos.

Mayor comodidad de conducción

Los ingenieros no vieron ninguna necesidad de mejora en lo que respecta a las cualidades de conducción: no se puso un dedo ni en el chasis ni en la dirección. Tampoco era obligatorio, al fin y al cabo, la clase M llega hasta sus clientes en una primerísima calidad. Quien realice el pedido con suspensión neumática opcional, puede regular el sistema de amortiguación en tres niveles yendo de "confort" a "sport".

Galería: Primer contacto Mercedes Clase M FaceliftSobre firmes alquitranados, el ML se caracteriza por un elevado confort, una sólida estabilidad en carretera y una dirección de transmisión no tan inmediata, tan típica en los vehículos Mercedes y en los SUV en general. Quien tenga previsto cubrir trayectos más largos, debería marcar con una crucecita el paquete de equipamiento Offroad. Con bloqueos 100% de diferencial central y del eje trasero, desmultiplicación para todo terreno, barra protectora trasera en acero inoxidable y suspensión neumática dotada de mayor distancia con respecto al suelo (30 milímetros más, frente al sistema convencional Airmatic), el ML da la talla en los terrenos difíciles.

Algo más ahorrativo

Como viene siendo habitual, la gama de motores comprende tres diesel y dos gasolina que oscilan entre los 190 y los 388 CV. Los motores han sido ligeramente optimizados en cuanto a consumo para que ahora gasten hasta 0,4 litros menos por cada 100 kilómetros. Los diesel oscilan entre nueve y once; los de gasolina, entre once y doce litros por término medio.

Galería: Primer contacto Mercedes Clase M FaceliftParticularmente potente: el modelo autoignición V8 con 306 CV y unos respetables 700 Nm. Todos los motores vienen de fábrica con una caja automática de siete marchas. El precio de lanzamiento para el diesel V6 de 190 CV es de 55.100 euros; el modelo básico de gasolina con 272 CV parte de 59.700 euros.

Asimismo, Mercedes tiene preparado el modelo ML 63 AMG para los incondicionales de la potencia. Con un precio de 114.600 euros se adquiere un ocho cilindros de 510 CV y capacidad de 6,2 litros, además de un par motor de 630 Nm, líneas deportivas inclusive. Teniendo en cuenta la tara de más de 2,3 toneladas, los cinco segundos que tarda en pasar de una velocidad cero a 100 resultan sensacionales. Por el contrario, más de 16 litros de gasolina para un trayecto de 100 kilómetros no es precisamente "moverse con los tiempos".

A partir del otoño de 2009, también se dispondrá en los EE. UU. de la variante ecológica BlueTEC Diesel. En los gases de escape diesel, la inyección de una solución de urea permite reducir casi al completo el elevado contenido en partículas de óxido de nitrógeno condicionadas por el principio de funcionamiento. De este modo, los modelos autoignición permiten cumplir además las exigentes disposiciones de los EE. UU.

En resumen

La clase M no precisaba ningún tratamiento de belleza, si bien no le ha sentado nada mal. Los ingenieros han logrado remozar con éxito el SUV sin hacer parecer desfasado a su predecesor. El nuevo frontal confiere al ML una mayor seguridad en sí mismo, sin resultar aparatoso. Los conductores de largos recorridos recibirán de buen grado los asientos sumamente confortables; con el nuevo sistema de entretenimiento, la sensación de comodidad será total.

Galería: Primer contacto Mercedes Clase M Facelift

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.