Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Primer contacto: Mini Cooper S 2018

Primer contacto: Mini Cooper S 2018

Ahora con doble embrague

02.04.2018

MINI acaba de actualizar ligeramente sus carrocerías de tres y cinco puertas así como la versión Cabrio. Están disponibles desde este mismo mes de abril y contarán a partir de ahora con nuevos equipamientos pero, sobre todo, con un cambio automático de doble embrague que funciona como la seda. Ya nos hemos subido a él…

MINI siempre ha sido considerada una auténtica referencia entre el segmento de los compactos premium. Desde la marca ya nos avisaron las pasadas navidades de que habría novedades antes de primavera y por fin hemos podido probarlas. Estamos ante un escueto lavado de cara con el que no se rompe con el diseño tradicional y en el que las sorpresas apenas llegan con unos nuevos pilotos traseros (con diseño ‘Union Jack’) que, aún siendo muy atractivos, no cambian demasiado el aspecto del conjunto. El resto de los cambios son unos faros LED matriciales, nuevas llantas, unos cuantos colores nuevos en el catálogo y un pack ‘Piano Black’ exterior, el cual aporta bordes cromados en los faros, pilotos y rejilla delantera.

De puertas hacia dentro, las novedades de equipamiento se centran en el volante multifunción, que es totalmente nuevo, así como la radio con pantalla a color de 6,5 pulgadas, el sistema de radio y navegación opcional con pantalla táctil, la carga inalámbrica de smartphones, la proyección del logotipo de MINI desde el retrovisor exterior en el lado del conductor o la llama de Emergencia Inteligente de Serie.

Primer contacto Mini Cooper S 2018

Por otro lado, a nivel técnico, las innovaciones también se cuentan con los dedos de una mano. Si optamos por la transmisión manual de seis marchas, el comportamiento sigue siendo divertidísimo y está en la línea del ‘go-kart feeling’ que siempre le ha caracterizado. Pero la situación cambia si buscamos un coche adaptable a la ciudad. MINI tenía hasta ahora un único cambio automático disponible, el cual, aunque contaba con 8 velocidades, no era precisamente un alarde de comodidad. El nuevo cambio de doble embrague y siete relaciones (que cuesta en torno a 2.500 euros) está disponible con las carrocerías descapotable, de tres y de cinco puertas, y puede equipar de manera opcional unas pequeñas levas tras el volante, con las que enlazar curvas puede convertirse en algo realmente adictivo.

Cómodo de verdad

Esta transmisión, que como decimos cuenta con siete marchas, no es solo una buenísima opción para sacar el lado más deportivo del Mini. También ofrece un lado realmente cómodo y suave, justo lo que se necesita en un atasco un lunes por la mañana. Las transiciones son casi imperceptibles si se pisa el acelerador con suavidad y no hay vacíos en la aceleración ni pausas incómodas al subir de una marcha a otra. Además, la versión Cooper S tiene dos modos de conducción, Mid y Green, que ofrece un modo de conducción ‘a vela’ y también puede basarse en la información procedente de la cámara frontal para decidir si se utiliza o no el sistema start/stop.

Primer contacto Mini Cooper S 2018

Quien quiera ahorrarse algunos euros puede dar de lado las levas tras el volante y utilizar el selector de marchas de la palanca en la consola central. Aquí, Mini marca la diferencia con respecto a otras marcas, ya que utiliza el mismo modo que en competición: si se tira de la palanca, sube, mientras que si se pulsa, se baja. En cualquier caso, creemos que este modo de cambio apenas será utilizado y, si no se cuenta con levas, al final lo más normal será dejar que el coche decida por ti el mejor momento para realizar el cambio de marcha.

Fiel a su dinámica

Más allá de los cambios, estéticos y mecánicos, el Cooper S sigue teniendo un equilibrio fantástico a nivel de chasis, con una nota excelente tanto de suspensión como de dirección. El motor, con 141 kW / 192 cv es capaz de hacerse a todas las situaciones que se le presenten, y en salidas desde parado parece que tiene más potencia de la que realmente ofrece. Además, el Cooper S ofrece un interior lleno de buenos detalles, como el sistema de infoentretenimiento ‘iDrive’ o la excelente posición del asiento, que permite un control excepcional incluso a las personas muy altas. En cuanto al sonido, el escape proporciona un sonido muy bonito, pero quizá la intervención del silenciador es demasiado acusada y se pierde parte del encanto de un coche con filosofía deportiva de verdad.

Primer contacto Mini Cooper S 2018

¿Son todo ventajas, entonces? Puede ser. Al fin y al cabo, MINI siempre ha ofrecido un producto excelente y ahora no iba a ser menos. Lo que ocurre es que esa diferenciación frente a sus rivales se ve reflejada en la factura. El precio base para un Cooper S con cambio de doble embrague es de 32.450 euros, y si añadimos algunas cosas nuevas como los faros LED o el control de crucero, la factura puede subir rápidamente hasta los 35.000 euros. Una cantidad de dinero por la que ya tenemos opciones de ‘hot-hatch’ con casi 300 cv. No obstante, ninguno de ellos está construido con tanto cariño como el Mini Cooper S.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.