Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Mini John Cooper Works

Primer contacto: Mini John Cooper Works

Casi de competición

12.11.2008

La version más radical del Mini sorprende por el sonido y las prestaciones de su motor 1.6 Turbo de 211 CV. También destaca la rigidez de su chasis deportivo, que entre otras cosas hace posible que, por algo menos de 31.000€, se pueda conducir un automóvil al que le falta muy poco para ser de competición…

En 2009 habrá una nueva copa monomarca en los circuitos españoles. Se trata de la Mini Challenge, un campeonato que ha puesto en marcha la firma del grupo BMW para dar a conocer su lado más deportivo. En este trofeo los participantes se pondrán al volante de un vehículo basado en el Mini John Cooper Works, un modelo caracterizado por una deportividad que pudimos comprobar durante algunas vueltas en el madrileño circuito del Jarama.

211 CV y un sonido especial

Galería: Primer contacto Mini John Cooper WorksDespués de recorrer los primeros metros en un John Cooper Works da la sensación de que se está a los mandos de un vehículo de más de 211 CV de potencia. La culpa no la tienen ni la fuerza con la que su motor turbo empuja tras engranar cada una de las marchas, ni la sorprendente velocidad a la que sube la aguja del tacómetro. Un sonido envolvente digno del mejor ‘Home Cinema’ es el responsable de esta impresión, que se vuelve a dar en varias ocasiones mucho después de que el oído se haya acostumbrado.

Y es que no es habitual contar con un propulsor de esta potencia en un vehículo con un peso cercano a la tonelada y con una longitud que rebaja en casi treinta centímetros los cuatro metros. Se trata de una relación entre peso, potencia y dimensiones que provoca un comportamiento que podría compararse con el de un gran kart con un potente motor y una bonita carrocería.  

Mucha estabilidad

Esta similitud adquiere más fuerza gracias a la destacada estabilidad del John Cooper Works, que cuenta con unos reglajes más firmes para el chasis y la amortiguación que reducen prácticamente a cero el balanceo de la carrocería. También ayuda el tacto del volante deportivo de tres radios, que permite el manejo de una dirección muy directa que compite eficacia con la caja manual de seis velocidades.

Galería: Primer contacto Mini John Cooper WorksEsta transmisión cuenta con una palanca de cambios idónea para llevar a cabo una conducción deportiva gracias a una extraña combinación entre suavidad y precisión. La segunda de estas características se echa en falta, sin embargo, en el pedal que regula el sistema de frenado, que probablemente sea el menos acondicionado para llevar a cabo una conducción muy deportiva. Y es que incluso los discos ventilados de 316 mm que se alojan bajo las llantas de 17 pulgadas del eje delantero, parecen insuficientes cuando se saca todo el partido a la mecánica de este Mini.

20 Nm de regalo

Galería: Primer contacto Mini John Cooper WorksLos 211 CV de potencia del John Cooper Works no es el único dato a tener en cuenta en la ficha técnica de su motor 1.6 Turbo.  También hay que fijarse detenidamente en el par motor máximo, que se sitúa en los 260 Nm en una amplia esfera que va desde las 1.850 rpm hasta las 5.600 rpm. Pero esto no es todo, puesto que el Mini más deportivo incluye una función denominada ‘Overboost’ que añade otros 20 Nm de par en situaciones extremas. Es decir, que con el acelerador pisado a fondo este propulsor proporciona un empuje sensacional, que se refleja perfectamente en los 6,5 segundos que le bastan para alcanzar los 100 km/h desde parado.

Se trata de un dato más para confirmar la extrema deportividad del Mini John Cooper Works, un automóvil con unas prestaciones inalcanzables para el resto de competidores de su segmento. No hay dudas, por tanto, de porqué es el vehículo escogido por el grupo BMW para realizar una copa monomarca en España.

Mini Challenge

La Mini Challenge estará presente en los circuitos de la Península Ibérica durante los tres próximos años, en los que se realizaran seis pruebas puntuables por temporada. Se trata de un campeonato monomarca atípico, ya que está dirigido a equipos con dos pilotos y un coche que compiten en un original formato en el que la carrera determinante es de resistencia. Todas las escuderías competirán en igualdad mecánica con un Mini John Cooper Works al que se le han añadido las preceptivas medidas de seguridad y se le han modificado muy pocos elementos.

Galería: Primer contacto Mini John Cooper Works

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.