Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Nissan Cube

Primer contacto: Nissan Cube

Muy distinto

21.01.2010

En Nissan están muy confiados. Tanto el éxito histórico del Qashqai como su aumento de cuota de mercado en el durísimo 2009 explican la inminente introducción en el mercado de un modelo como el CUBE, sin duda una apuesta arriesgada. Este monovolumen es duro de aceptar – ya que no es algo a lo que estemos acostumbrados – pero en Japón sus ventas arrasan los concesionarios. De hecho, allí ya van por su tercera generación después de haber vendido un millón de unidades. Este año aterriza en Europa…

Puede parecer nuevo, como recién sacado de un prototipo futurista presentado en el último salón del automóvil, pero lo cierto es que Nissan ya lleva desde 1999 comercializando este peculiar modelo que ahora se encuentra en su tercera generación. El CUBE, que ha sido construido según la plataforma B de la alianza Renault-Nissan, toma como base muchos de los elementos del Nissan Note que se encuentra en el mercado. Su precio inicial es de 16.950 euros y a cambio todas las versiones vienen dotadas de un equipamiento generoso. Es peculiar y arriesgado, pero sin duda auténtico.

Galería: Primer contacto Nissan CubeAspecto

En el CUBE no hay aerodinámica que valga. Aquí no existen parrillas delanteras cerradas, retrovisores afilados al milímetro o mecanismos para conducir el flujo de aire a través de la carrocería. El coeficiente aerodinámico de este nuevo monovolumen (Cx 0,35) explica en pocas líneas que el sentido de este coche es meramente práctico y que sus diseñadores han roto con “aquello que siempre se busca en un coche”. ¿Por qué?. Sencillamente porque es lo que se demandará en el futuro: urbanos, distinguidos y prácticos. Y si puede ser, diferentes.

A lo largo de la carrocería del CUBE (3,98 metros de longitud, 1,69 de ancho y 1,70 de alto) no existe prácticamente ningún corte brusco de la chapa, todo está redondeado. Sin embargo, todos son ángulos rectos. Quizá el más llamativo es el del parabrisas, cuya disposición con respecto al capó llama la atención por su total verticalidad y da pistas de que una de las maniobras más repetidas será la de aparcar. Por esa razón, además, se creó la luneta trasera asimétrica, que al dejar un pilar C casi invisible permite ver con mayor facilidad en los aparcamientos con la acera en la parte derecha.

Galería: Primer contacto Nissan CubeCon respecto al portón trasero, Nissan ha optado por la apertura lateral, que en Europa se realizará de izquierda a derecha. Tiene la gran ventaja de que no debemos preocuparnos por el techo o por el peso del portón, pero el inconveniente de que necesitamos casi un metro de espacio libre por detrás  para poder abrirlo totalmente.  Según el tipo de garaje que tengamos será una solución o más bien un problema.    

Interior

Aunque nuestros comentarios puedan parecer pesimistas, hay que decir que el CUBE tiene también bastantes argumentos positivos, casi todos en lo que respecta al interior. Por ejemplo, su gran superficie acristalada, con la que se pretende generar un original aspecto de limusina, incide en una mayor luminosidad y visibilidad para los ocupantes del habitáculo. Según el diseñador del coche, el CUBE se ha realizado partiendo de la idea de un jacuzzi, de ahí que existan acabados y adornos simulando una gota de agua al caer, como la protección del techo solar o los acabados de los huecos portaobjetos.

Galería: Primer contacto Nissan CubeLa calidad interior es muy aceptable, aunque por el precio que pide Nissan debería ser muy buena (como la de un Mini o un Fiat 500, por ejemplo). Hay detalles originales como las gomas en los tiradores de las puertas para sujetar objetos pequeños como un móvil o un paquete de tabaco. El volante no tiene ajuste en profundidad y la relación entre éste, el asiento y los pedales es muy típica de otros monovolúmenes (hay que pisarlos, no empujarlos). Lo más significativo una vez sentado dentro es la buena visibilidad que da una altura semi-elevada y un parabrisas tan vertical. Para el conductor, a propósito, se ha instalado una pantalla en la consola central pequeña pero en una posición elevada, lo cual no desvía la atención de la carretera. El cuadro de la instrumentación es original y tiene pequeños adornos como el cuentavueltas en color blanco (que simboliza la luna) y el velocímetro es azul (que simboliza el planeta Tierra).

Galería: Primer contacto Nissan CubeEn general, el coche es cómodo para dos personas (por ejemplo un conductor de 1,85 todavía tiene unos centímetros disponibles sobre su cabeza). Detrás, los asientos tienen un mullido excelente, pero con muchos vaivenes en una conducción rápida la sujeción es prácticamente nula. Lo mejor de todo es el acceso al coche y la visibilidad. Lo peor, la iluminación del habitáculo, que es insuficiente por la noche. Las luces de cortesía no permiten ver lo que hay en los huecos portaobjetos centrales porque la consola central sobresale mucho del salpicadero.

En cuanto al maletero, éste no es especialmente grande. Su capacidad original es de 255 litros, aunque como es habitual se puede ganar espacio abatiendo los asientos traseros. De esta forma se llega hasta más de 1.500 litros de capacidad.  Uno de los coches más parecidos por tamaño y por diseño, el Toyota Urban Cruiser, tiene una capacidad original de 314 litros, lo mismo que un KIA Venga.   

Galería: Primer contacto Nissan CubeDinámica

Nissan ofrece el CUBE con dos motores, un gasolina 1.6 de 110 cv y un 1.5 dCi de 106, éste último de origen Renault y ambos utilizados en el Qashqai. De los dos, el que nos parece más recomendable es el diesel porque el sonido del motor es relativamente agradable y, aunque no es un prodigio en potencia, se podría decir que su comportamiento es refinado gracias a que es un unidad con sistema common-rail. Es más recomendable en mi opinión que el gasolina porque no hay que revolucionarlo mucho para salir rápidamente en caso de necesidad, la diferencia de consumo es notable y lleva asociada una transmisión de seis velocidades. El problema es que hay que aportar otros 1.600 euros a la factura final a igualdad de equipamiento con respecto a la versión de gasolina. El consumo que hemos podido registrar con el motor diesel, en un recorrido de unos 40 kilómetros casi todo por ciudad, ha oscilado entre los 5,5 y 6,5 litros de media, lo cual es un dato moderado.

Datos técnicos
 
Marca y modelo   Nissan Cube   Nissan Cube
Motor   1.6 110 cv   1.5 dCi 106
Especificaciones        
Longitud/anchura/altura (mm)   3980 /1695 / 1670   3980 /1695 / 1670
Distancia entre ejes  (mm)   2.530   2.530
Diámetro de giro (m)   10,2   10,2
Peso (kg)   1.265   1.325
Volumen del maletero (l)   255   255
Neumáticos   195 / 60 R15   195 / 60 R15
Motor        
Cilindrada (cc)   1.598 / 4 en línea   1.465 / 4 en línea
Potencia (cv)   110   106
Par máximo (Nm/rpm)   153 / 4400   240 / 1750
Tracción   Delantera   Delantera
Transmisión   Manual, 5 velocidades   Manual, 6 velocidades
Consumo        
Combustible   Gasolina   Gasóleo
Urbano/Carretera/Combinado (l/100km)   8,3 / 5,6 / 6,6   6 / 4,7 / 5,2
Emisiones CO2 (gr/km)   151   135
Consumo durante test (l/100km)   N.D   5,9
Características        
Aceleración 0-100 km/h (s)   11,3   11,9
Recuperación 80-100 km/h (s) en 4ª        
Capacidad depósito (l)   52   52
Velocidad máxima   175   175
Precio (sin extras)        
Euros (equipamiento básico)   16.950 (Tekna)   18.550 (Tekna)
Equipamiento extra        
 
Más datos
Menos datos
 

Las características técnicas de este motor, equipado siempre con filtro de partículas, son un par motor de 240 Nm a 1.750 rpm, unas emisiones de 135 gramos de CO2 por kilómetro y un consumo medio homologado de 5,2 litros. La versión diesel puede acelerar además igual de rápido que la de gasolina (11, 3 segundos frente a 11,7) y alcanza la misma velocidad máxima, 175 km/h.

Equipamiento

eVote

 

El CUBE se ofrece con tres niveles de equipamiento y dos motores, aunque el diesel no comenzará a venderse hasta la primavera de este año. La versión más básica (1.6 110 cv Tekna) cuesta 16.950 euros y en ella se incluyen elementos poco habituales en versiones de acceso como el ESP, faros antiniebla, techo acristalado, ordenador de a bordo, bluetooth y entradas auxiliares para equipos de sonido externos. De ahí en adelante, el CUBE puede llegar a costar más de 22.000 euros en su versión Premium combinada con el 1.5 dCi. Aquí se incluye el climatizador, sensores de luz y lluvia, las lunas traseras oscurecidas, el navegador Nissan Conect o la cámara de visión trasera. Todos los modelos sin excepción van equipados con seis airbags de serie.

Resumen

El público objetivo del CUBE todavía no está demasiado claro, pero su vocación es obligadamente urbana. Este atrevido proyecto, que en Japón se ha convertido en un auténtico vehículo de culto (de hecho ya va por la tercera generación), intentará ser introducido por Nissan poco a poco en los mercados europeo y estadounidense. Llegará con un precio base de casi 17.000 euros y una oferta bastante escasa de motores. Lo mejor es el acabado interior y el generoso equipamiento de serie. Lo peor, su escaso maletero y su alto precio si lo comparamos con la competencia.

Galería: Primer contacto Nissan Cube

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.