Imprimir artículo   Twitter
 
Imprimir artículo   Twitter
Galería: Primer contacto Opel Astra OPC

Primer contacto: Opel Astra OPC

Un mundo aparte

29.06.2012

Desde el Golf GTI (1976), los compactos de cilindrada ampliada cuentan con una larga tradición, y desde 1999 Opel comercializa en este segmento su modelo especial de Astra conocido por las siglas OPC. Equipado con las novedades más actuales, esta variante dibuja una sonrisa en la cara de los ingenieros de Opel, mientras que sus aficionados intentan disimular su exacerbado entusiasmo.
Y tras nuestra primera salida a carretera nos parece comprensible.

Lo que hace sonreír a los conductores de carácter deportivo son los puros y duros datos de rendimiento (280 CV, 400 Nm y 250 km/h) del Astra OPC. Y, sin embargo, éste es solo de uno de los requisitos necesarios para conseguir la transformación con éxito de un deportivo compacto. El otro es el deporte del motor. Y en éste ámbito es donde los ingenieros de diseño del Opel Performance Center, congregados en torno al ex piloto del campeonato Alemán de Turismos Volker Strycek, se encuentran más a gusto.

Deporte del motor

Galería: Primer contacto Opel Astra OPCDurante la presentación de su último trabajo, el director del Opel Performance Center (OPC) situado en el circuito Nürburgring hace referencia una y otra vez a los componentes procedentes del mundo del motor que han encontrado su camino hasta el Astra. Comenzando por la suspensión delantera «hyperstrut» con configuración modificada e inclinación optimizada, pasando por un sistema de escape de 70 mm de diámetro, una reducción de peso de 250 g por cada una de las nuevas llantas de 20 pulgadas y de casi 8 kg en lo que respecta al nuevo sistema de frenos con tecnología de comodelado de Brembo, la timonería de Watt optimizada del eje trasero, el resonador del sistema de admisión, las válvulas de carga neumáticas para la presión de admisión, la presión de carga de hasta 1,5 bares que no disminuye con el cambio de cargas y el mejor par motor específico de su categoría –de más de 200 Nm por litro de cilindrada– que genera el sistema de sobrealimentación.

Tracción

Realmente, todo esto haría honor al dicho de «mucho ruido y pocas nueces» si el nuevo tracción delantera de Opel no fuera capaz de combinar todos estos dispositivos en una gran propulsión. Y, sin embargo, gracias al bloqueo transversal mecánico, sí puede. Al igual que ocurre en el Corsa OPC Nürburgring Edition, de esta forma se consiguen radios y tiempos en curva sorprendentes; al fin y al cabo, el Astra OPC es capaz de anular esa molesta tendencia de los compactos con motores potentes a subvirar a plena carga. En curvas más rápidas, el hecho de pisar a fondo el acelerador da lugar a un radio más estrecho, un comportamiento que solo muestran modelos de tracción trasera de configuración claramente deportiva.

Fuera de las pistas

Galería: Primer contacto Opel Astra OPCY, sin embargo, ésta no es la única disciplina en la que destaca el Astra OPC. Gracias al control electrónico de la configuración del diagrama característico del acelerador, la ayuda del servo y los amortiguadores, ya en su configuración básica –y a pesar de las llantas de 20 pulgadas (opcionales) y del chasis 10 milímetros más bajo de nuestra unidad de prueba– este veloz compacto resulta sorprendentemente cómodo fuera de los circuitos. Al pulsar el botón «OPC» el Astra se vuelve mucho más directo y sobre todo la dirección se muestra notablemente más rígida. Si pulsamos también el botón del ESP deshabilitaremos el control de tracción, y una segunda pulsación sobre el mismo botón otorgará al ESP un rango de regulación amplio y adecuado al trazado. Solo si dejamos pulsado el botón desactivaremos por completo este sistema de seguridad.

Interior

El interior convence con un volante de tacto agradable y diseño novedoso y, además, los extraordinarios asientos deportivos se pueden regular de forma óptima en combinación con el amplio margen de ajuste del volante. De forma opcional también podremos disfrutar de unos asientos de regulación eléctrica que se ajustan mejor al conductor.

Exterior

En lo que respecta a su imagen externa, la variante OPC derivada del Astra GTC se caracteriza por un agresivo diseño tanto en el frontal como en la zaga, lo que encuentra su continuidad en las numerosas opciones de la línea de equipamiento «OPC»: un imponente alerón de techo (con núcleo de carbono y, por lo tanto, ligero y rígido) y unas taloneras laterales aún más marcadas, entre muchos otros extras.

Conclusión

Galería: Primer contacto Opel Astra OPCCualquier conductor deportivo encontrará en el Opel Astra OPC una máquina de carreras muy conseguida que bien podría dar lugar a una nueva categoría dentro del segmento de los compactos de tracción delantera. Si el conductor quiere, no tendrá problemas en dejar tirada a una competencia compuesta por los modelos R de VW o los ST de Ford.

En tal caso, también tendrán la oportunidad de contemplar uno de los elementos más elegantes y conseguidos del OPC: sus impresionantes tubos de escape. Y cabe mencionar además que no son un mera pantalla, es decir, no intentan ocultar un tubo más estrecho en su interior «como hacen todos los demás» (Strycek dix it).

Fuera efectos, todo real.

 

@AutoScout24ES

Síguenos y entérate de todas las novedades del mundo del motor

Buscar

Marca
Modelo

Facebook

Síguenos en Facebook y entérate de todas las novedades del mundo del motor. ¡Ya somos más de 50.000!

Mundo Servicio

Mundo Seguros

Pregunta de la semana

Evitar fraudes

Protéjase contra el robo de datos (phishing), la falsificación de cheques y las ofertas dudosas. Siga nuestros consejos para navegar con seguridad.